Cultura

 alt

La Audiencia Nacional, que dictaminó el pasado diciembre que el Estado pague de forma cautelar 492.874 euros para la rehabilitación de la muralla almohade de Marchena, ha desestimado el recurso presentado por la abogacía del Estado contra dicha resolución. En el auto, la Audiencia va más allá y califica el informe técnico del Ayuntamiento de Marchena como "riguroso, técnico, exhaustivo, claro y determinante". Por tanto, este auto, que además condena al Estado a pagar costas judiciales, confirma que, a falta de sentencia que resuelva el fondo de la cuestión, el dinero ha de llegar a Marchena ya. Además, el Ayuntamiento iniciará aparte una demanda por los daños y perjuicios que se le está causando a Marchena con una rehabilitación que se aprobó en 2011 y que nunca se inició por la falta de financiación y posterior retractación del Gobierno iniciando otro concurso nuevo para este tipo de actuaciones de interés cultural.


En este país donde sólo puede ocurrir que asuntos de menor, mediano y mayor calado tarden años en resolverse y todo prosigue su curso como si no pasara nada, el tema de la rehabilitación de la muralla almohade vuelve a ocupar un nuevo capítulo en nuestras páginas.

alt

Sigue en fase de decisiones cautelares, aunque en esta ocasión el auto supone un nuevo paso favorable al Ayuntamiento de Marchena por cuanto desestima el recurso de reposición del Estado al propio auto que en diciembre del pasado año, hace apenas dos meses, instaba ya al Ministerio a pagar los 492.874 euros correspondientes a la inclusión de la rehabilitación conforme al 1% Cultural en 2011.

El Ministerio ha recurrido y la Audiencia Nacional ha vuelto a decirle que pague (debe hacerlo en cinco días hábiles consignándolo ante la Audiencia Nacional o ingresándolo en el Ayuntamiento), en base al estudio de los informes y argumentos de una y otra parte. 

La Sala de lo Contencioso Administrativo, sección 8, de la Audiencia Nacional estima que el informe técnico del Ayuntamiento de Marchena, al que acompañan fotografías es "riguroso, por lo demás técnico, exhaustivo, claro y determinante" en la defensa de la rehabilitación del patrimonio histórico, añadiendo respecto a los argumentos del Estado de "legalidad y validez de la actuación administrativa que se impugna", que "nada se aporta por la representación de la Administración que permita llegar a diferente conclusión".

alt

Además, la Audiencia Nacional obliga al pago de las costas a la parte recurrente y es tajante por cuanto afirma que el auto de 26 de diciembre de 2013 que obliga a pagar cautelarmente los 492.874 euros "se confirma en todos los extremos" y "expone con claridad y precisión las razones, todas ellas de peso, que llevaron a la adopción de la medida".

alt

alt

Ante este auto de la Audiencia Nacional, el alcalde de Marchena, Juan Antonio Zambrano, ha declarado que el Ministerio de Fomento "no para de poner piedras en el camino a una subvención que nos fue concedida en 2011, que eliminó de los Presupuestos Generales del Estado y que recurre de forma caprichosa y sectaria".

"Lo único que pedimos es que se ingrese de una vez por todas para que podamos reparar nuestro patrimonio", declaró Zambrano, que acusó al Ministerio de "buscar el enfrentamiento con un Ayuntamiento que no tiene el mismo color político" que el Gobierno central.

Asimismo, el alcalde anunció que el Ayuntamiento iniciará, aparte, una demanda por daños y perjuicios ya que "han pasado varios años, arreglar la muralla va a costar más que lo presupuestado entonces por la degradación que está sufriendo y una inversión de este tipo puede generar 50 puestos de trabajo".

El alcalde señaló que se sacará a concurso la restauración de la muralla "de forma inmediata nada más que recibamos los 492.874 euros" a los que la Audiencia obliga de forma cautelar, y espera que la sentencia posterior que se produzca sea en el mismo sentido, ya que "los argumentos del auto son rotundos y felicito por ello al servicio técnico y al jurídico municipal, que han hecho un gran trabajo contra toda la maquinaria de la abogacía del Estado", estimando que el auto "da un completo repaso" a los postulados del Ministerio.

El auto, que también estima la urgencia de la reparación del mirador como pone de manifiesto otro informe de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, afirma que con él no se adelanta la decisión del fondo del litigio como planteaba en el recurso de reposición la abogacía del Estado, a la que advierte que el Ayuntamiento de Marchena basa su defensa en el acuerdo de la Comisión Mixta de 21 de octubre de 2011, que aprobó la restauración del mirador almohade, como se publicaría posteriormente en la web del propio Ministerio, y no en otra Comisión de 15 de octubre de 2013, "muy posterior" y sobre la que el Estado afirma que los acuerdos tomados en ella tenían el carácter de "meras propuestas".

alt

El mirador almohade de Marchena data del siglo XIII y se encuentra en tal situación de deterioro que los informes del Ayuntamiento de nuestra localidad insisten en que una resolución tardía respecto a esta cuestión "podría hacer perder definitivamente un Bien de Interés Cultural".

 

Suscríbete al canal de Youtube