Cultura

La Asociación Castillo de la Mota ha denunciado ante el Defensor del Pueblo, que recibió este martes al director, José Miguel Troncoso, la "intromisión sibilina del Ayuntamiento en el honor y reputación de nuestra asociación" mediante un informe del equipo de Gobierno en el que "deja entrever que la subvención solicitada en febrero de 2006 para la creación de una Banda Joven pudo ser gastada en un viaje a la Costa del Sol", además de considerar "falso" el escrito del Ayuntamiento en cuanto a que refería que "la banda Joven no estaba creada", según denuncia en su escrito al Defensor la Asociación Castillo de la Mota, que envía documentos plenarios en los que "la imagen del Defensor queda claramente vilipendiada" y que también acude a Chamizo como Defensor del Menor por unas supuestas declaraciones "intolerables" del teniente de alcalde Jorge Vega, en las que según la Asociación "planteó pagar en especie con una banda de Música donde hay menores de edad".

 


 

Son algunos de los puntos fundamentales que recoge el escrito de la Asociación Castilo de la Mota, que nos ha trasladado la "sorpresa" del Defensor del Pueblo por la no admisión de su mediación a raíz de que ésta no fue aceptada por el Ayuntamiento de Marchena el pasado año, actitud que Castillo de la Mota considera de "extraordinaria gravedad", ya que se rechazó "una institución reconocida por el Estatuto de Autonomía de Andalucía", sorpresa que fue mayor "más ahora que ha acudido a él para mediar en el conflicto de la ampliación del casco histórico", ha indicado la asociación, que traslada que el Defensor les comunicó que "como es habitual en él, siempre se tomará el mismo interés en abordar todas la cuestiones que  le lleguen".

La Asociación Castillo de la Mota informa de que en la reunión del martes, el Defensor "no entiende cómo no se ha aceptado por parte del Ayuntamiento la propuesta de compartir el local de ensayo con la banda municipal", e incluso entrando en el fondo de la cuestión, "ha lamentado que esto parezca un caso de obcecación personal", indican desde la Asociación, que traslada que José Chamizo "se ha sorprendido por el hecho de que el Ayuntamiento haya iniciado y aprobado un expediente de desahucio administrativo en unos terrenos que hasta día de hoy son titularidad de la Junta de Andalucía", hecho que la asociación considera como una muestra de "los métodos dictatoriales" del equipo de Gobierno.

Otro de los puntos es la "discriminación" de la que se sienten objeto en Castillo de la Mota por no recibir una subvención de 17.160 euros que "le adeuda el Ayuntamiento de Marchena, a pesar de que Cajasol ya realizó la transferencia" al Ayuntamiento" para la realización de un trabajo discográfico.

La Asociación Castillo de la Mota pide diálogo, respeto y que no se vulneren sus derechos de participación ciudadana, después de que su honor e imagen estén siendo objeto de "vejación" por parte del equipo de Gobierno con los acontecimientos que anteriormente han detallado, a la par que defiende su actividad de formación musical, humana y desarrollo de valores de solidaridad que se han promovido desde el inicio de la banda en 1993.

Sin más dilación, le trasladamos el escrito que envía al Defensor del Pueblo la Asociación Castillo de la Mota:

Entre otros, los puntos expuestos en la queja presentada al Defensor del pueblo son los siguientes:

* Que la Banda de Música “Castillo de la Mota de Marchena,  perteneciente a la asociación arriba referida y conocida hasta el año 2207 como “municipal” por quien puso el proyecto en marcha, quien lo ha apoyado económicamente y porque los destinatarios de su actividad era el pueblo de Marchena, está siendo objeto de una vejación constante por parte del Ayuntamiento de Marchena, en tanto, no se nos reconocen los derechos otorgados en su día como Asociación Cultural (Arts. 232 a 235 del ROF, presentado como documento nº 1).

* El Ayuntamiento de Marchena nos adeuda unas cantidades que superan los 17.160 euros (se adjunta fotocopia del decreto); dichas cantidades  han sido solicitadas en múltiples ocasiones, sin  que hasta el momento hayamos  merecido ni siquiera una respuesta. Hay que aclarar que recientemente el Alcalde de Marchena declaró, y así lo ha hecho, que se abonaría a todas las asociaciones las deudas pendientes hasta diciembre de 2008; no entendemos el agravio comparativo que estamos sufriendo, ya que lo que se adeuda a nuestra asociación corresponde al año 2007. Pero el trato persecutorio es de tal dimensión, que aunque Cajasol (Caja San Fernando por entonces) ya transfirió al Ayuntamiento la cantidad para la realización de un trabajo discográfico, el Ayuntamiento sigue adeudándonos dicha cantidad. (Se adjunta fotocopia del acuerdo suscrito).


* Con fecha 15 de febrero de 2008 me dirigí a usted para presentar  una queja, la cual ha finalizado con el cierre del expediente por la negativa del Ayuntamiento a aceptar la mediación de usted, circunstancia esta de extraordinaria gravedad pues es negar la mediación de una  Institución reconocida en el Estatuto de Autonomía de Andalucía. (Se  adjunta grabación del pleno en cual la imagen del Defensor del Pueblo queda claramente  vilipendiada).

* Que del informe que el Ayuntamiento le envía, se deriva una intromisión en nuestro  honor y reputación, por cuanto se deja entrever que la subvención solicitada el 17 de enero de 2006 para la creación de una Banda Joven ligada a la principal,  pudo ser gastada en un viaje a la Costa del Sol; hay que aclarar en este sentido que las asociaciones tienen que justificar el doble de lo que se recibe como subvención (es un mecanismo de control que ejercen los Ayuntamientos), es por ello que nuestra asociación presenta todo tipo de facturas para justificar el doble de lo recibido, pero que en ningún caso se ha gastado ni un solo euro recibido del Ayuntamiento vía subvención en otro menester distinto para el que fue concedida la subvención. Sin embargo durante los dos últimos años el equipo de Gobierno de forma sibilina ha difundido esa idea, de tal forma que son muchos los marcheneros/as que piensan que nos vamos de excursión con su dinero, algo que ha dañado nuestra imagen y honorabilidad como asociación. Paralelamente en el mismo punto el Ayuntamiento afirma que no consta la creación de dicha Banda Joven, aspecto este totalmente falso.


* Hay que manifestar que estamos siendo víctimas de una campaña de descrédito, de hecho en la celebración de un pleno el concejal de economía y hacienda aseveró que el Defensor del Pueblo les había dado la razón; como usted comprenderá esto ha tenido unas consecuencias lamentables para nuestra asociación, pues son muchos los marcheneros que piensan que los “malos de la película” somos nosotros. Pero la gravedad es mayor si tenemos en cuenta que en el pleno celebrado en el mes de septiembre de 2008  el concejal de Economía y Hacienda manifestó públicamente que había llamado al Defensor del Pueblo y que no le cogían el teléfono, (se aporta  grabación de dicho pleno).

Referente a la queja del Defensor del Menor, la queja se fundamenta en lo siguiente:

PRIMERO.- Que la Banda de Música “Castillo de la Mota de Marchena,  perteneciente a la asociación arriba referida está formada por una gran cantidad de niños y niñas menores de edad, los cuales están recibiendo un trato discriminatorio  por el Ayuntamiento de Marchena.  (Se adjunta declaración de padres y madres).

SEGUNDO.- El Ayuntamiento, mediante acuerdo plenario, SORPRENDENTEMENTE Y AL MÁS ESTILO “DE REGÍMENES DICTATORIALES” Y SIN POSEER LA LEGITIMACIÓN DE PROPIETARIO DEL INMUEBLE DONDE ESTOS MENORES DE EDAD DESRROLLAN SU LABOR MUSICAL, SOCIAL Y CULTURAL,  ha iniciado un expediente de desahucio en un inmueble de pleno dominio de la Junta de Andalucía. (Se adjunta fotocopia de nota simple).  


                 Realizada una breve introducción y contextualizando el tema que nos atañe, desde la Banda Castillo de la Mota, íntegramente  y específicamente los miembros jóvenes y adolescentes de la misma, queremos poner en conocimiento del Defensor del Niño: tras los hechos acaecidos a lo largo de estos meses en la  relación con el Excmo. Ayuntamiento de nuestra localidad, sentimos vulnerados nuestro derecho individual y colectivamente desarrollado, a través de nuestra asociación, a la PARTICIPACIÓN.

                  Entendemos que nuestra participación individual como músicos y colectiva como Banda Musical, dentro de una asociación con personalidad jurídicamente reconocida como es Castillo de la Mota, ha sido tratada con vejación por parte de los actuales gobernantes de nuestra localidad. Nuestra colaboración hasta la actualidad tanto con el Ayuntamiento como con otras entidades locales con carácter no lucrativo, han estado siempre sujetas a la libertad individual y fruto del acuerdo de los miembros de la misma. Entendemos que  nuestra participación en esta asociación a lo largo de quince años, nos ha supuesto no solo formación musical sino algo mucho más importante, la formación  humana. Hemos aprendido a convivir en el grupo a respetar y exigir ser respetado, y hemos aprendido valores como la solidaridad. En definitiva hemos aprendido y estamos aprendiendo a que ser ciudadanos implica ser parte de nuestra comunidad, como siempre lo hemos sido y a través de nuestras habilidades y conocimientos apoyar causas y problemas de nuestros conciudadanos, es una buena forma también de realizar actividades voluntarias por los demás. En definitiva hemos aprendido entre todos a ser más PERSONAS.

       Consideramos que desde los órganos de gobierno locales es en esta línea en la que se debe de trabajar, animando, incentivando y apoyando a niños y jóvenes en la realización de estas actividades. Son queriéndolo o no, ejemplo y parte  muy importante en nuestra formación como ciudadanos responsables. La única estrategia reconocida, el respeto y el dialogo. Han de ser los primeros en mostrar respeto a nuestros derechos, cosa que hasta la fecha no ha ocurrido.

    Nuestra pertenencia a la asociación Castillo de la Mota y colaboración con el Ayuntamiento ha sido siempre ejercida bajo el respeto a la libertad que los miembros de cualquier asociación tienen. Consideramos injusta que la falta de acuerdo en algún momento, haya sido sancionada y  castigada  desde el poder mal ejercido por estos gobernantes.

        La sociedad es rica y diversa, cada día más y  hemos de estar preparados para ello; quienes ejercen la máxima responsabilidad local,  no deben olvidarlo, y mucho menos utilizar a un grupo donde hay menores de edad para PAGAR EN ESPECIES A OTROS COLECTIVOS.