Cultura

Este fin de semana, representantes del mundo del arte y la cultura marcheneros, han paseado el nombre de nuestro pueblo por la provincia con destacadas actuaciones. Pilar Marchena volvió a una tierra a la que se siente profundamente ligada, Carmona, en el Festival de Santa Cecilia, apoyada por un buen número de marcheneros. El grupo de jazz flamenco La Bejazz hizo lo propio en El Saucejo ante unas 200 personas que mostraron un gran interés y respeto por este arte. En nuestra localidad, pudimos asistir al concierto de Andabluses, con un blues ameno y divertido en sala Carrera reememorando a BBKing.


Respecto al concierto de Pilar Marchena, en está ocasión en la presentación poética de los palos flamencos se ilustraron también con el baile de la bailaora Inma Muñoz, complemento que fue muy aplaudido por el público. Pilar interpretó colombiana, tientos tangos, peteneras grandes, La rosa de Pepe Marchena, Canción por bulería, fandangos, malagueña y ofreciendo como bis como agradecimiento a los aplausos del público puesto en pie dos fandangos de la Niña de la Puebla y dos del Gloria.

Pilar Marchena tomó la palabra para agradecer la presencia del público, en especial a losmarcheneros que se habían desplazado y también mostrar  su alegría por volver a Carmona con un proyecto nuevo de flamenco, ya que durante siete años largos Carmona ha sido una ciudad donde ha desarrollado muy intensamente su carrera como cantante lírica.
 

En cuanto a los palos interpretados fueron palos que los hicieran muy famosos en su época, la Edad de Oro del
flamenco, cantaores como Manuel Vallejo, Niña de los Peines, Niña de la Puebla, Pepe Marchena, Niño Gloria, e incluso una malagueña estilo Chacón popularizada por Luisa la Requejo, todo un trabajo de traslado del flamenco a la voz lírica que viene desempeñando con una gran fuerza interpretativa la artista marchenera.

Por su parte, la Bejazz sigue sin defraudar allá por donde va, y ésta vez causó la admiración del público de El Saucejo. La banda marchenera, sencillamente además de apostar por un nuevo arte como el jazz flamenco, guarda una sencilla fórmula por la que conquista y atrapa al público, que no es otra que la suma de inagotables talentos que vienen de aquí y de allá y que saben coordinar muy bien toda su música para que Bejazz sea resultado de puro ingenio, imaginación y una armonía instrumental realmente impresionante.

Un Melchor Chico que cayó por casualidad en esta aventura cada vez se siente más a gusto con Bejazz, Juan Antonio se lanza con desparpajo al cajón, Javier Carmona sigue tocando "con trabajo" como a él le gusta decir, pero es el alma del grupo, su hijo Javier pone la armonía, Pablo la imaginación y Bernardo Parrilla una calidad al saxo que asombra a propios y extraños. Y así la Bejazz en El Saucejo hizo disfrutar y también disfrutó de un público que lo captó todo a la perfección y supo en qué momento del espectáculo aplaudir, por lo que todo fue más fluido aún de lo habitual, que no es poco.

En la sala Carrera pudimos presenciar en la noche del sábado la actuación de Andabluses por BB King dentro del Festival de Jazz de Marchena, con una selección de temas de lo más representativo del maestro BB King. Así sonaron con muy buenas trompetas grandes temas de la talla de ”Everyday I Have The Blues”, ”So Exited”, “The Thrill Is Gone” o “When Loves Como To Town” con un blues ameno, con sabor popular y con una gran alegría que desprendieron en el escenario los desenfadados Andabluses. Lo peor, el escasísimo público que se dio cita en el lugar, pero ya se sabe que a los buenos grupos eso no les importa y lo dejaron todo en el escenario.