Cultura

El pasado sábado noche se celebró un concierto en la sala Akasha, por uno de los grupos de blues más habituales que pasan por el lugar cada año, el ofrecido por el grupo Mr. Groovy and The Blue Heads, que con un directo de gran calidad, logró conectar con un público que ya le es fiel a esta banda y que pudo disfrutar del excelente sonido de sus guitarras o de un vocalista con una potente voz ronca clásica del blues de antaño que enamoró a los espectadores.


Durante el concierto se pudo apreciar la facilidad con la que el vocalista conectaba con el público, incluida una especie de pandereta que jugó con los sonidos del blues durante toda la noche, y por supuesto la facilidad para que poco a poco fluyeran temas del blues de todos los tiempos, compaginados con las composiciones propias.

Gran versatilidad y clase sobre el escenario, con una magnífica puesta en escena de Mr. Groovy and The Blue Heads, que estuvo seguido por un grupo de aficionados entendidos de la materia que con sus palmas acompañaron más de uno de los temas, constantemente ovacionando al grupo al final de cada canción, porque realmente la categoría de una banda como Mr. Groovy se percibe nada más que suena un segundo de música, en este caso, fluida, potente, y a la vez permitiendo la diversión y el bailoteo general del público, que pasó una muy buena madrugada con el peculiar estilo de estos 'piratas' y aventureros del blues ya bien entrados en años que mostraron pasión juvenil y amor por lo que hacen.