Cultura

maravilla 48

 

Manuel González Blanco, popularmente conocido como “El Maravilla”, ofreció una interesante charla en la tertulia de Los Luneros, celebrada el pasado miércoles en Restaurante Casa Manolo. El patrimonio hidráulico de nuestro pueblo, seña de identidad del municipio, permanece tapado, con escasos estudios arqueológicos realizados, y por tanto, olvidado, cuando “pues más de un pueblo quisiera tener lo que atesoramos en Marchena, y de ser así, seguro que lo pondría en valor”, manifiesta Manuel Maravilla, que tras esta tertulia se detiene en mostrarnos algunas de las más significativas estructuras hidráulicas, desde el complejo del Lavadero y alrededores, hasta las joyas que encontró en el entorno del Parque y el “toril” de la carretera de la Puebla de Cazalla, entre otras.

 


 

“Marchena no tiene mar, pero tiene pasado”, es una de las frases acuñadas por Manuel González, “Maravilla”, que incide en mostrar la variedad y calidad de recursos hidráulicos con los que cuenta Marchena, donde no hay mayor paradoja que resida en el refrán con cierto olor a envidia, o guasa, que en ocasiones llega desde pueblos foráneos: “En Marchena ni el agua es buena”, a lo que Manuel aduce que en parte, antes de existir los sistemas de depuración y redes de abastecimiento de hoy en día, era cierto, ya que la salinidad de las aguas subterráneas de nuestro pueblo las hacía más complicadas para beberla, pero eso sí, especialmente curativas y con propiedades medicinales que las dotaban para paliar multitud de problemas de salud y de la piel. “Se debe a la geología de Marchena, de roca de arenisca de la antigua playa del Mioceno, que hace de esponja filtrándola en el subsuelo hasta llegar a la marga azul de arcilla impermeable”, afirma Manuel.

 

El estanque del Yacimiento del Lavadero, es una de las construcciones más significativas descubiertas, en un estado de conservación y dimensiones de los que no se han encontrado nada parecido en el mundo romano ni tanto por sus características ni por su uso, con 70 centímetros de espesor y en conjunto con refracción de 1,5 metros, como recordaron hace ya casi una década, que se dice pronto, los arqueólogos que realizaron estudios los meses de 2015 que se destapó el yacimiento romano.

 

maravilla 2

 

maravilla 8

 

maravilla 9

 

maravilla 57

 

Manuel González, que aunque respecto a sus hallazgos paleontológicos bromea en que hablar de las infraestructuras hidráulicas, es, para él, la Segunda División, espera que algún día se ponga en valor este patrimonio sin igual que se concentra en torno a ese gran gran estanque circular del Yacimiento romano, dotado de un revestimiento hidráulico impermeable denominado "opus signinum". Esta gran alberca, de 44 metros de diámetro y 1,20 metros de profundidad, pudo servir para captar y almacenar el agua de un manantial en este Yacimiento del Lavadero donde se dataron restos, en su mayoría, entre finales del siglo I a.C. a II d.C., aunque existen indicios de ocupación hasta al menos el siglo V d.C.

 

“Esta piscina es la mayor de la Penibética y de España y en el Reino Unido tienen una similar que es Patrimonio de la Humanidad”, concretamente en la ciudad de Bath como los arqueólogos mencionaron en el recordado acto de presentación de su estudio a finales de 2015.

 

Allí en el Yacimiento, lugar de culto a la diosa Salus, fue perceptible el anillo de sillares de gran tamaño para aguantar el empuje del agua, ya que se calcula que "como mínimo" el estanque almacenaba dos millones de litros de agua, siendo una construcción magníficamente compactada y que encaja con el concepto de construcción al aire libre y sin cubrición.

 

maravilla 53

 

maravilla 54

 

maravilla 55

 

maravilla 56

 

maravilla 12

 

Cerca de ahí, en este entorno que “permanece enterrado y olvidado en la memoria”, declara Manuel, Maravilla descubrió hace años a las espaldas del cementerio, el alcantarillado romano realizado con los mismos materiales y parámetros que los de la misma Roma imperial, como demuestra su parecido con la cloaca Máxima, y en el que hace años tuvimos la suerte de contemplarlo desde su entrada, junto al propio Manuel.

 

maravilla 13

 

maravilla 10

 

maravilla 11

 

Siguiendo con restos de época romana de nuestro patrimonio hidráulico, en la antigua chatarra, entre la gasolinera y el cementerio, se encuentra una cisterna de captación para recoger el agua de los frescos manantiales, y en la que recordó en la tertulia de Los Luneros que allá por la década de los 60, los niños pequeños se metían a curiosear y jugar, pero que actualmente se encuentra tapada, habiendo encontrado Maravilla restos de un especialmente duro y compacto hormigón romano que haría las veces de tapadera de la cisterna. Cerca del lugar, en el depósito del Ayuntamiento, indica Maravilla, debe haber dos cisternas de captación.

 

De este entorno recuerda Manuel el lavadero al que acudían las mujeres y abuelas marcheneras, que le produce añoranzas de su niñez.

 

En ese entorno, la construcción de la carretera actual que une Marchena con Montepalacio, hizo que se rompiera una conducción de agua que la atravesaría, refleja Manuel, situándola a la altura del parque Malagón: “Marchena son manantiales que se salen por sus pies”, expresa, en sintonía con lo que con las obras del centro de hace dos años sucedería, tal como entonces explicó poniéndonos al corriente de nuestra historia hidráulica más contemporánea.

 

maravilla 7

 

maravilla 49

 

Más alejado de Marchena, pero en su término municipal, a poca distancia de la Puebla de Cazalla, existe una joya de época romana que es un gran depósito circular a escasa distancia del río Corbones, cerca de la carretera convencional, construcción de hormigón con contrafuertes que produjo el asombro del público que la desconocía, durante la intervención de Manuel en la Tertulia de Los Luneros.

 

Esta infraestructura, que ayuda en su propia configuración a resistir el empuje de la gran cantidad de agua embalsada, por un lado, y el peso del cerro sobre el lado meridional del recinto, tiene 18,30 de diámetro interior.

 

La existencia de este gran recinto de almacenamiento de agua puede explicarse en la normativa del Imperio romano tendente a proteger los ríos públicos y su papel de salida de la producción, o más bien, debido al escaso caudal del río, en su protección para evitar el perjuicio a los habitantes de sus orillas. En los alrededores de esta construcción, debería encontrarse una gran uilla, a juzgar por los abundantes restos constructivos esparcidos en los alrededores (tegulae, ladrillos, lterculi, ímbrices, sigilata…).

 

maravilla 50

 

Saltando a la época almohade, en el siglo XI, Maravilla ha sido gran conocedor de las infraestructuras hidráulicas del entorno de la muralla por la zona del Parque, en la que destaca una gran piscina de unos 18x18 metros de superficie y unos 6 metros de profundidad que sería utilizada para el baño de la población de la época y un pozo noria del que se conserva el dintel, estructuras hidráulicas que “las inventarié yo”, afirma, y canalizaciones que “han sido tapadas por la construcción de la ciclosenda”.

 

Aljibes en Santa María de la Mota y San Ginés completaron el repaso de Manuel por nuestro patrimonio hidráulico.

 

maravilla 19

 

maravilla 18

 

maravilla 17

 

maravilla 15

 

maravilla 16

 

maravilla 51

 

maravilla 42

 

maravilla 33

 

maravilla 1

 

“En Marchena hay pocos estudios arqueológicos, salvo el del Lavadero, que sigue tapado, y no hay ningún estudio completo del patrimonio hidráulico”, declara Manuel.

 

Maravilla, que agradece la atención, el trato y la participación activa del público que asistió a su charla en Los Luneros, se despide de nosotros reseñando que todo este patrimonio “debe ser puesto en valor” y que las estructuras hidráulicas durante siglos han formado parte de nuestro día a día, de manera que parte de nuestras vidas, o la de muchos marcheneros de cierta edad, aún en vida, han estado marcadas por las vivencias en torno al pozo que había en cada casa, o a los pozos medianeros de las casas de vecinos.

 

Muchos de los presentes en los luneros se preguntaban si sería posible establecer rutas del patrimonio hidráulico en nuestro término municipal, pero eso ya no está en las manos de Maravilla, que como hizo hincapié en todo momento, tiene la intención de compartir sus conocimientos de las estructuras hidráulicas y su historia, en base a sus estudios de documentación y diálogos mantenidos con marcheneros antiguos, afirmando en este sentido que “Marchena tiene un patrimonio que no se sabe vender, pero yo lo vendo en balde”.

 

maravilla 21

 

maravilla 20

 

maravilla 22

 

maravilla 23

 

maravilla 24

 

maravilla 30

 

maravilla 32

 

maravilla 31

 

maravilla 34

 

maravilla 36

 

maravilla 35

 

maravilla 37

 

maravilla 38

 

maravilla 39

 

maravilla 40

 

maravilla 41

 

maravilla 6

 

maravilla 44

 

maravilla 45

 

maravilla 46

 

maravilla 47

 

maravilla 52