Cultura

martian dollar 14

 

Jamel Selmouni Guerrero es uno de los máximos exponentes de la música urbana en el territorio nacional. Sin trampa ni cartón, y por supuesto, sin autotune ni otras historias, es de los artistas que, como reza el dicho, cambia el duro con su sola presencia en el escenario; es decir, su carisma, ganado a pulso, y su huella personal y sincera de su música atraviesa el escenario y se adentra en el corazón del público, como sucedió en Marchena, en el festival Martian Sound, donde el Auditorio de la Princesa se entregó en cuerpo y alma al duende de Dollar.

 

 


 

REEL ENTREVISTA A DOLLAR SELMOUNI

 

REEL 'NO SABEN CÓMO VIVO', DE DOLLAR SELMOUNI EN CONCIERTO EN MARCHENA

 

Sellmouni, gran parte de su vida curtido en las calles de Palma de Mallorca, y aún joven, con dos años por delante para llegar a la treintena, es uno de los referentes, de los grandes, lo cual se ha ganado a pulso desde que lleva en la sangre cantar y más aún en un último lustro excepcional, donde empiezan a llegarle las recompensas, en un camino que, pese a que en sí mismo ya resulta el sueño cumplido de todo joven entregado a la música, estamos seguros de que solo ha hecho empezar para el hispano argelino.

 

Nos recibía en los camerinos, poco antes de su actuación, Dollar Selmouni, muy amablemente y tras departir afable con miembros de la organización del Martian Sound: "Es la primera vez que estoy en Marchena en este evento y estoy muy alegre de estar aquí", nos comentaba.

 

"Yo no soy andaluz, pero para mí Andalucía es muy especial", expresaba Selmouni: "Tiene mucha magia y los artistas que han salido en Andalucía han sido un poco referentes sobre mi carrera, los grandes artistas que ya sabemos cuáles son y que me han dado pinceladas a lo largo de mi carrera". 

 

Precisamente con el maestro sevillano de la guitarra, Rafael Riqueni, ha colaborado en temas como "Mi mera mera" (Ay, mi niña, mi mera/ si todos mis compas algún día supieran/que todas las órdenes las pone ella...) y se arrancaría en el escenario por letras que el Cigala (amén del piano del cubano Bebé Valdés) hizo célebres como "Lágrimas negras" (Que tú me quieres dejar,/ que yo no quiero sufrir,/ contingo me voy flamenca/aunque me cueste morir...). 

 

martian dollar 13

 

martian dollar 16

 

martian dollar 1

 

martian dollar 2

 

martian dollar 3

 

martian dollar 15

 

martian dollar 12

 

martian dollar 18

 

Siguiendo la estela andaluza-caribeña, sonó el Guajiro (del monte), tema de Yuri Buenaventura que Selmouni, junto a Ayax y Prok, ha intepretado en versión con identidad propia. Esa dulzura, sin perder el toque flamenco, también se manifestó en el "No me dices ná", canción de 'amoríos' que ha publicado recientemente con Daviles de Novelda.

 

El público disfrutó igualmente de los clásicos de Selmouni, desde "Chivatos" o "No saben cómo vivo" (calles y enemigos, /personas con disfraces/que dicen ser tu amigo/, falsos testigos que me acusan y no saben/cómo yo mi vida vivo...), a "Duele", quintaesencia del dolor más sentido por la droga y la cárcel, temas que junto a la pérdida de la noción por el dinero fácil forman ejes de la música de Dollar Selmouni, conocedor por circunstancias de nacimiento de estos ámbitos y que los ha sabido enfocar mejor que nadie sin falsas vanidades, sin postureo y sin mitificaciones. 

 

"Soy un artista que canta sobre encima de un escenario e intento hacer la música y las letras acorde con ese sentimiento", nos declaraba Selmouni antes de subirse al del Auditorio de la Princesa, donde plasmó fielmente esas palabras, muy cercano con el público, con el que conectó desde antes de entonar la primera palabra hasta el final de su actuación, y al que hizo preso de su pellizco; actual, un pedacito de andaluz, y universal, como todo lo que se crea con personalidad propia.

 

martian dollar 19

 

martian dollar 17

 

martian dollar 5

 

martian dollar 7

 

martian dollar 6

 

martian dollar 8

 

martian dollar 9

 

martian dollar 20

 

martian dollar 4

 

martian dollar 11