Cultura

 

 

miserere 7

 

Rescatado el pasado año, tras largos períodos de ausencia, el Miserere de Eslava volvió a interpretarse en la tarde del sábado en el majestuoso marco de la Iglesia de San Juan Bautista, conformando un excepcional binomio que se postula como uno de los grandes acontecimientos de nuestra Cuaresma. El coro del Ateneo de Sevilla, la Orquesta de Cámara del Guadalquivir y los solistas Sara López de Haro (soprano), Javier Barea (bajo) y Pedro Gómez (tenor), todos ellos bajo la dirección del maestro Antonio Martínez Oliva, dieron realce a tan magna composición de música sacra, ante un público que llenó el templo y les dedicó una prolongada ovación en su despedida.

 


 

miserere 15

 

miserere 1

 

miserere 2

 

miserere 3

 

miserere 4


El concierto fue presentado por Jaime Olmedo, organista de San Juan, quien dio la bienvenida a los presentes, antes de manifestar cómo "a través de voces de músicos de capilla e instrumentos, nuestra parroquia Matriz de San Juan Bautista vuelve a reencontrarse con una parte valiosa de su patrimonio con la representación del Miserere de Eslava siguiendo la antigua costumbre litúrgica de los miércoles y Jueves Santo; el primero fue compuesto y estrenado para la Semana de Sevilla en 1833, hasta llegar tras unos arreglos a la versión que hoy se interpreta". Después de hacer un breve recorrido por la trayectoria del coro, de la orquesta, de la que forman parte los marcheneros Javier Carmona y su hijo Javier Carmona Bono, y de los solistas, finalizó agradeciendo "el esfuerzo de la Diputación de Sevilla y de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Marchena, así como la colaboración inestimable de la parroquia matriz de San Juan Bautista y del Consejo de Hermandades y Cofradías para volver a deleitar al pueblo de Marchena con este gran concierto".

 

miserere 5

 

miserere 6

 

miserere 8

 

miserere 9

 

miserere 10

 

miserere 11

 

miserere 12

 

Cabe recordar que según las investigaciones llevadas a cabo por don Antonio Ramírez Palacios, párroco que fue de la Iglesia de San Sebastián, organólogo e investigador musical consta que desde al menos 1860 se interpretaba en la iglesia de San Juan Bautista el Miserere de Eslava, hasta 1930 inclusive. Luego, como consecuencia de la República, se interrumpió la tradición, que sólo se recuperó en el año 2000, a partir del cual se volvió a interpretar repetidas veces, aunque no en los oficios litúrgicos de la Semana Santa, como había ocurrido antes de 1931, sino en forma de concierto, y siempre en la Iglesia Matriz.

 

miserere 13

 

miserere 14

 

miserere 16

 

Tras el rotundo éxito del pasado año, el anuncio del Miserere de Eslava levantó una enorme expectación, no sólo entre el público local sino también de otras localidades. Unas expectativas que se vieron ampliamente superadas por la excelente actuación de todos los intervinientes. Perfecta conjunción entre la polifonía del Coro del Ateneo y la Orquesta del Guadalquivir y extraordinarias las intervenciones de la soprano Sara López de Haro, el tenor Pedro Gómez y el bajo Javier Barea, quienes deleitaron a los presentes en los solos y en los dúos que conforman esta obra. Y todo ello bajo la experta y magistral batuta de Antonio Martínez Oliva.