Cultura

ruta vino 21 redi

 

Éxito rotundo de la primera ruta organizada por la concejalía de Turismo bajo el título El sabor de la Marchena Flamenca. Una jornada inolvidable para el casi centenar de participantes, que superaron en mucho el límite establecido en principio por los organizadores del evento. Una espléndida mañana de sol contribuyó aún más al disfrute de los sentidos para brindar con los inigualables vinos del marco de Jerez por nuestro patrimonio material e inmaterial. Porque Marchena anda sobrada de ambos y puede presumir altanera de sus monumentos y de sus artistas flamencos más universales.

 


REEL CUARTA A NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, POR JOSÉ MANUEL GONZÁLEZ

 

REEL SOLEÁ DE LA GILICA, POR ANTONIO CORTÉS Y MELCHOR DE JUAN REYES A LA GUITARRA

  ruta vino 1 redi

 

ruta vino 2 redi

 

ruta vino 3 redi

 

ruta vino 4 redi

 

ruta vino 5 redi

 

ruta vino 6 redi

 

Vaya por delante nuestro agradecimiento y enhorabuena a la organización, a María Jesús Álvarez por enriquecer nuestro conocimiento sobre Marchena, a Eduardo Ternero por contar de manera clara y amena anécdotas y vivencias de nuestros flamencos, a Víctor Morán, formador homologado de los vinos de Jerez y Montilla-Moriles, aunque él prefiere que le llamemos "aficionado al vino generoso", que supo maridar con arte y maestría cada vino con su cante o con su toque, unas veces suave, otras con la finura de la manzanilla de Sanlúcar... y por supuesto a Teresa Jiménez, concejala de Turismo por esta iniciativa, que ojalá tenga continuidad en el tiempo.

 

 

 

ruta vino 8 redi

 

ruta vino 9 redi

 

ruta vino 10 redi

 

ruta vino 11 redi

 

ruta vino 12 redi

 

ruta vino 13 redi

 

ruta vino 14 redi

 

ruta vino 15 redi

 

ruta vino 16 redi

 

ruta vino 17 redi


La ruta comenzó en la flamenca Plaza de los Melchores. Tras las palabras de bienvenida y agradecimiento por parte de los organizadores, nuestro amigo, colaborador y flamencólogo Eduardo Ternero desgranó con breves pinceladas la historia de la saga de estos grandes genios de la guitarra, Melchor de Marchena y su hijo Enrique de Melchor, cuyas figuras inmortalizadas en sendos azulejos presiden el lugar que lleva sus nombres. Y con ellos de testigos, Melchor Chico, deleitó a los presentes con unas extraordinarias bulerías para ir calentando el ambiente, que subió algo más con la primera degustación de un vino que Víctor Morán, calificó de "suave como el toque de Melchor".

 

ruta vino 18 redi

 

ruta vino 19 redi

 

ruta vino 20 redi


Tras un agradable paseo por calle Rojas Marcos, con parada obligatoria en el monumental Arco de la Rosa, que ya luce sus mejores galas navideñas, el grupo rindió visita a la escultura del maestro de maestros Pepe Marchena, obra del escultor astigitano Rafael Armenta. Allí pudieron deleitarse con el célebre Romance a Córdoba, en cuya letra ya aparece el nombre de Pastora, refiriéndose a la primera marca del vino manzanilla de Sanlúcar, al tiempo que degustaban este caldo gaditano.

 

Por su parte, Eduardo Ternero glosó la figura de nuestro insigne paisano, destacando su gran aportación al mundo del flamenco y salpicando su intervención con vivencias del genial cantaor, sin olvidarse de otros marcheneros como Pepe Palanca, creador de un estilo de fandangos o Manolo Cobano, gran aficionado a la guitarra, cuyo bar frecuentaba Melchor de Marchena en sus visitas a nuestro pueblo.

 

duquesa redi

 

duquesa5 redi

 

tiro3 redi

 

tiro redi

 

saetero1 redi


Después de subir la escalinata, un breve descanso en el Mirador de la Duquesa, donde Francisco Tagua en representación de la modesta bodega Pago el Petronar de la vecina Puebla de Cazalla ofreció una degustación de su exquisito solera, para acceder al Tiro de Santa María por los Jardines de Palacio, donde prosiguieron las explicaciones sobre la historia del recinto. Justo en el Arco del Tiro, Eduardo Ternero narró el origen de las moleeras y de algunas saetas, que fueron extraordinariamente interpretadas por José Manuel González, de la gran familia saetera de los Nazarenos. Cantó una cuarta, una carcelera y una de su tío Miguel, fenomenal saetero, a quien de la dedicó.

 

alcazaba 2 redi

 

alcazaba redi

 

camareros redi

 

modesto redi

 

modesto2 redi

 

El flamenco volvió a la Alcazaba para rematar la faena con una soberbia soleá de la Gilica, interpretada por Antonio Cortés, acompañado por el prometedor Melchor de Juan Reyes, con quien la continuidad de la saga de nuestros magníficos guitarristas está más que asegurada.


Marchena y Jerez volvieron a darse la mano, como tantas veces ocurrió en la historia del flamenco. Hoy Marchena puso en valor su rico patrimonio brindando con los excelentes caldos jerezanos. Como nos comenta Víctor Morán: "la gente ha disfrutado, todos hemos disfrutado".