Cultura

bejazz 17

 

La Bejazz, profeta del jazz flamenco en su tierra, cautivó los sentidos del público marchenero en la presentación en nuestro pueblo del disco "Tierra de luz", un trabajo que lleva el sello Bejazz grabado a fuego en cada uno de sus temas, en un momento de solidez incontestable del quinteto formado por Javier Carmona Montero (contrabajo), Melchor Chico (guitarra), Pablo Carmona Di Bonno (percusión), Bernardo Parrilla (saxo) y Javier Carmona Bono (piano).

 


 VÍDEO RESUMEN CONCIERTO BEJAZZ EN FESTIVAL INTERNACIONAL DE JAZZ DE MARCHENA EN EL CANAL DE YOUTUBE DE LA VOZ DE MARCHENA

 

bejazz 2

 

El Festival de Jazz de Marchena ha rubricado su acierto en no dejar de contar en los últimos años con la Bejazz, como la Fiesta de la Guitarra no debería abrir nunca sin el solo de Melchor Chico, precisamente guitarrista del grupo de nuestra tierra.

 

La Bejazz y la Sala Carrera, en su armonía imperecedera y única, a pies de la Plaza Arriba, como se titula uno de los discos del conjunto, es un binomio inigualable que siembra sus Raíces en Tierra de Luz, donde serán insuficientes siempre las palabras para reflejar el resplandor, el talento, la inteligencia musical y el soberbio trabajo de los cinco magníficos, pues como diría Lorca, otro de los andaluces a los que la Bejazz ha dedicado temas, no hay brillo sin arduo esfuerzo.

 

En Tierra de Luz, estos músicos se muestran muy agradecidos a las hermanas franciscanas del Convento de Santa María. Allí grabaron las voces de Mwanga, completando el tema en los estudios de grabación. Fue el primero de la noche, en la que se expresó igualmente agradecimiento a la productora, Almudena de la Maza, que de Budapest a diversos confines del mundo llevará a la Bejazz, así como a la cantaora flamenca Esperanza Fernández y a las niñas del Manchón por colaborar en Gotas de Nácar y La Niña de los Lunares, otros temas significativos de este último disco.

 

Pastora Pavón, La Niña de los Peines, es merecedora de la llave del cante flamenco, que no le ha sido concedida, tal vez por ser mujer, recordó Javier Carmona. La Bejazz dedica una de sus canciones a esta cantaora insigne y Melchor Chico deja esencia de su saga en el tema dedicado a su abuelo, Melchor de Marchena, en una nueva demostración del respeto por lo puro que acompaña a la Bejazz allá por donde camina.

 

El tanguillo de la alegría y la Danza Húngara de Brahms reconvertida a tango flamenco, este último tema con Javier Carmona Bono excelso al piano, confluyen en un concierto que avanza por más de su ecuador y en el que parece que han pasado solo cinco minutos desde su inicio.

 

bejazz 18

 

bejazz 10

 

bejazz 9

 

bejazz 6

 

bejazz 13

 

bejazz 5

 

El maestro de ceremonias, Javier Carmona, quiere más, y avanza, con razones más que probadas, que asistiremos al "afrodisíaco" Lapizlázuli. Todos los instrumentos suman caricias a la guitarra de Melchor Chico y el saxo de Bernardo Parrilla, que hacen el amor.


Vienen temas que imprimen dinamismo a la ya recta final del concierto, como Retales, que así desempató ese tema contra el posible y descartado título de Calle Monichi, explica Javier, o Zapateado, que recupera el zapateo flamenco de Josefa Vargas, la bailaora de Cádiz que pudo ser pionera de esta faceta tan característica de nuestro baile. Pablo Carmona Di Bonno es ahora la 'voz cantante' del acto afrodisíaco con su percusión deliciosa.

 

bejazz 3

 

bejazz 4

 

bejazz 7


Martina, que suena muy flamenco, y saca una sonrisa a Melchor Chico, da paso a un tema "totalizante" de la Bejazz como es 'Itimad', dedicado a la reina mora mecena de artistas y poeta, pero que, no pudo firmar sus obras. "Sirva de homenaje a todas las mujeres que no han podido decir he sido yo" a lo largo de la historia, expresaría Javier Carmona para que el público se engatusara una vez más con una seña de identidad tan potente que tiene la Bejazz en esta magnífica composición.

 

bejazz 16
La apoteosis afrodisíaca ya no se podía detener, y en el tema de regalo con que nos obsequió la Bejazz, que acabó por despertar las más atronadoras ovaciones, "Maimónides", dedicada al sabio judío de Córdoba, un adelantado al Renacimiento, tres o cuatro siglos antes, a Javier Carmona le dio por levantarse del piano y ofrecer una exhibición inolvidable al clarinete, que quedará para los anales de la historia del Festival de Jazz de Marchena, acompañado por el saxo trepidante de Bernardo y por el compás exquisito de todos estos músicos que esperamos siempre en los escenarios de nuestra tierra de Marchena mientras sigan, pletóricos, ofreciendo su mejor jazz, rindiendo culto al flamenco, abriendo la luz de todos los sentidos.

 

bejazz 20

 

bejazz 15

 

bejazz 8

 

bejazz 19