Cultura

 polaco 4

 

JUAN REYES. ¡Quien tuvo, retuvo! ¡Ole quien sabe sacar de la experiencia y sabiduría formas renovadas que condecoran al flamenco de verdad, aportándole nuevos matices! El corazón de Luis Heredia “El Polaco”, desde la raíz del flamenco, hace tambalear las esencias del cante puro, poniendo los pelos de punta, proyectando su cante con un aire fresco y limpio, que suena viejo y nuevo al mismo tiempo desde su origen, pasando por todos sus eternos melismas, que dejan abiertos cauces, que para el que los vislumbra, se quede fantásticamente perplejo.

 


 

VÍDEO LUIS HEREDIA 'EL POLACO' EN PÈÑA FLAMENCA DE MARCHENA EN EL CANAL DE YOUTUBE DE LA VOZ DE MARCHENA 

 

Dentro del circuito de la Federación Provincial de Entidades Flamencas de la provincia de Sevilla de 2022,financiado por el Instituto de Flamenco, en la Casa Fábrica, de nuevo, en la cueva de Graná de Marchena de la Peña de Marchena, pudimos ver, una vez más, la entrega sincera y sin límites de dos grandes artistas. Dos históricos del flamenco que no necesitan presentación en ningún sitio del mundo donde el flamenco se precie.


Luis Heredia, “El Polaco”, y Paco Cortés a la guitarra, dos históricos incuestionables de este arte, sacaron de sus casillas, para dejar sin habla y entusiasmado, al fiel y entendido aforo de la Peña Flamenca de Marchena.


Dos veteranos, que parecían dos chavales que se dejaban la piel en su alternativa. Es lo grande del flamenco, artistas que a pesar de tener mil batallas ganadas, se enfrentan a su profesión como si se tratara de su primer día, poniéndose en todo momento a disposición del público sin ningún tipo de reservas entregándolo todo.


Cuando se ha visto tanto en esto del flamenco, se agradece que dos genios de este arte se expongan sin límites, con el solo propósito de agradar al público sin ningún tipo de red y sin paliativos.


Luis interpretó y se enfrentó a cada palo sin coba, abierto de par en par, poniendo la voz en su justa medida en todos los tercios, subiendo muy arriba con mucha solvencia en todo lo que hizo, bajando y terminándolos con redondez y maestría. Paco cautivó literalmente con un toque clásico revestido de semitonos a tiempo sin abusos, con unos contratiempos medidos y en su sitio como hacen los grandes guitarritas siempre, dando en todo momento su sitio al cantaor.


Esta noche flamenca fue precedida por la Asamblea General de la Peña, donde en ejercicio democrático Juan Reyes, Presidente de la Peña hasta entonces, cedió el testigo a Antonio Jesús Hidalgo Sevillano, que asume la responsabilidad de gestionar la actividad de una organización con casi 25 años de historia.

 

polaco 3


Luis el Polaco comenzó la noche por alegrías, puso melodías personales bien intercaladas en el clásico cante de Cádiz. Prosiguió por Malagueñas, la primera de Peñaranda y la segunda de la Trini, magníficamente ejecutadas y acompañadas por Paco Cortés. A destacar el cambio tan bien hecho de la Malagueña al abandolao, que lo empalmó de manera magistral en la salida de la malagueña con un ritmo marcado de forma inteligentísima por un Paco Cortés que estuvo sublime toda la noche.


Siguió a ritmo de tientos recordando una de las clásicas y maravillosas zambras de Manolo Caracol que remató por tangos de la Repompa con un incuestionable compás. Terminó la primera parte de su actuación con uno de sus puntos fuertes, interpretó la Granaina y la Media como muy pocos saben hacer, en este cante, Paco Cortés, dio una lección de como se toca la guitarra por Granainas, aquí ambos estuvieron sublimes, sin duda uno de los momentos cumbres de la noche


Después de un breve descanso, comenzó por tarantos. El primero el que hizo popular Fosforito, ese que en su último verso dice que ni siquiera este taranto voy a poder terminar, El Polaco lo termino con mucha solvencia. El segundo recordó a uno de los centros cantaores del cante de levente, hizo una taranta de Linares incuestionable.


Otro de los momentos especiales, fue su Soleá, llena de matices muy bien armonizada modulada y respirada, fundamentalmente baso este cante en Alcalá y Utrera. La Serneta estuvo magistralmente presente en toda la Soleá terminándola con un estilo que recordaba con nostalgia a los mejores tiempos de la Fernanda.


Otro de sus puntos diferenciales con respecto a otros cantaores son sus Tangos de Grana, hizo una selección de ellos que muy pocos saben hacer. Siguió interpretando unas Bulerías personales muy emotivas dedicadas a su mujer y sus hijos y por último atendió una petición expresa de una persona del público finalizando por bulerías con los Tres Puñales.


En definitiva, una noche flamenca de mucha categoría que los que estuvimos en la Casa Fábrica la noche de ayer la disfrutamos y la vivimos en compañía de una afición flamenca que sabe apreciar y sabe estar.

 

polaco 2

 

Suscríbete al canal de Youtube