PC Asesores

Solays


Cultura

piano isabel

 

VÍDEO. El programa navideño propuesto por el Casino Cultural de Marchena ofreció la oportunidad de escuchar a Isabel Carmona Bono, prometedora pianista marchenera, que ofrecía su primer recital en nuestra localidad después de haber recogido ayer viernes el Premio Extraordinario al Mejor Expediente de Enseñanzas Profesionales del Conservatorio Profesional de Música de Osuna, acto aplazado en su momento por la pandemia. 


 

Isabel Carmona Bono se ha ido haciendo un espacio ganado a pulso en el público con sus participaciones exitosas en Tierra de Talento, previa a una colaboración especial que hizo con la Bejazz en la Ronda de la Alcazaba el pasado verano.


Debutó hace ya unos años como concertista en Arahal, en la Casa del Aire, con sólo 15 años de edad, ha ido ofreciendo conciertos muy especiales para ella y ha participado en otros de especial vinculación con su trayectoria, como en el del Conservatorio Superior de Málaga.


Pero su tierra, su querida Marchena, se hacía esperar y le ha recibido con un lleno absoluto en el salón principal del Casino, donde se vivieron momentos de emoción, mientras Isabel nos sumergía en un íntimo recorrido por la historia de la música clásica, concretamente desde el período Barroco al Romanticismo, interpretando magistralmente, pese a su juventud piezas de grandes maestros, sin tener necesidad de acudir a sus partituras, lo que supone, sin duda, una dificultad añadida.

 

piano isabel 2


Debut soñado, magnífico piano, una joya de escenario, un público expectante y una intérprete entregada, que no sólo demostró una depurada técnica sino que exhibió en todo momento un virtuosismo que llenó el espacio de sentimientos y emociones.


La primera parte del recital de la marchenera, Primer Premio de Piano en el  Concurso Nacional Villa Ducal de Osuna, fue dedicada íntegramente a la interpretación de la Suite Inglesa nº 2 de Johann Sebastian Bach, uno de los más grandes compositores de la historia de la Música, y una referencia obligada del período Barroco. Tantas ganas tenía el público de aplaudir, que lo hicieron incluso antes de la finalización de la pieza, todo un comienzo arrollador, que puso de manifiesto las cualidades interpretativas de Isabel.


Diez composiciones en do menor de Beethoven abrieron la segunda parte, que iniciaba el recorrido por el Romanticismo y Posromanticismo, una obra y una tonalidad, en la que la pianista marchenera transmitió pasión, intensidad y una enorme fuerza emocional, cualidades propias del período referido.

 

piano isabel 3

 

piano isabel 4

 

piano isabel 5


Continuó Isabel, muy ovacionada después de cada pieza, con una Selección de estudios sinfónicos de Robert Schumann, con quien la trayectoria de Isabel guarda un gran paralelismo, salvando las distancias, evidentemente. Ambos se inician desde muy temprana edad en la música, pero además les une su pasión por la literatura desde niños, llegando los dos a publicar algunas obras. Así mientras el alemán se entretenía a sus 14 años en escribir poemas y ensayos, nuestra marchenera ocupaba su tiempo en escribir "La ciudad de chocolate", relato con el que logró ser finalista de la XVIII edición del Concurso Nacional de Cuentacuentos del colegio Arturo Soria, de Madrid, con tan sólo diez años de edad. Ya el pasado año revalidaría sus dotes para la escritura con el Primer Premio de Relatos Cortos del Certamen Literario Villa de Marchena, Memorial Rosario Martín, organizado por el IES Isidro de Arcenegui.


Para finalizar, Isabel Carmona eligió dos estudios, el opus 10 nº2 de Chopin y el opus 39 nº6 de Rachmaninov, ambos de complicadísima ejecución, lo que permitió una vez más al público poder disfrutar de sus dotes interpretativas y de su extraordinaria técnica. Curiosamente, el opus de Rachmaninov es conocido también como «Caperucita Roja y el lobo», donde el misterio se hace latente con una velocidad inusitada.

 

Una gran ovación del público puesto en pie premió el virtuosismo y la pasión de la intérprete, que por momentos parecía flotar sobre la banqueta. Y como no podía ser de otra manera, Isabel, tras un extenso capítulo de agradecimientos, le obsequió con la Sonata K 141 de Scarlatti como propina de una tarde y de un recital que quedará para la historia de la música clásica en Marchena.

 

piano isabel 6

 

piano isabel 7

 

piano isabel 8

 

piano isabel 9

Suscríbete al canal de Youtube