PC Asesores

Solays


Cultura

portada lidia rodriguez3

CRÓNICA DE EDUARDO TERNERO. Las noches de muchos fines de semana las está convirtiendo la Peña Flamenca de Marchena en veladas mágicas. Ayer, dos jóvenes promesas Lidia Rodríguez y Marcos Serrato llenaron el local e inundaron, con su cante y su toque flamenco, la Casa Fábrica y la serenidad del barrio emblemático de San Juan. (Fotos: Juan Reyes).



Subieron al escenario, a presentar a los artistas, un buen aficionado paradeño, delegado de zona de la Federación de Peñas de Sevilla y presidente de la Peña Flamenca de Utrera, y a continuación Juan Reyes, presidente de la Peña marchenera, quien glosó, con maestría, unas breves palabras para encumbrar a los artistas de la noche y aprovechando para comentar avatares y anécdotas acerca del arte flamenco.
Vestida de negro, en artista, se presentó en escena Lidia Rodríguez, joven cantaora, natural de Paradas. Lidia se inició es este difícil y extraordinario arte del Flamenco a los 13 años. Tras pasar dos años en la Fundación Cristina Heeren, otros con el maestro de guitarra Fernando Rodríguez ahora, a sus 20 años, estudia 4º curso en el Conservatorio Cristóbal de Morales en la especialidad de Flamenco. A pesar de su juventud ha participado varias veces en la Semana Cultural de la Peña Miguel Vargas de Paradas. En Barcelona deleito y causó admiración en el Concurso el Candil. En 2016 se llevó el 2º Premio de Jóvenes Flamencos de la Federación y el Primer Premio del Concurso Manuel Mairena en Mairena del Alcor.
Marcos Serrato es otro joven de enorme valor que sale de la cantera de la Fundación C. Heeren, en la especialidad de guitarra. El Nazareno, tan joven como su compañera, continúa sus estudios de 6º en el Conservatorio, pero ya ha demostrado su proyección en Festivales como el de Juan Talega, Las Cabezas, el Mostachón…siendo finalista en dos ocasiones en el Concurso de Cante de la Minas. En la actualidad es guitarrista oficial de artistas tan reconocidos como Miguel de Tena y Rubito de Pará.
Con la Peña llena, tras deleitarnos con unos aperitivos y unas copas en el patio de Casa Fábrica, de forma distendida, nos dispusimos a escuchar los primeros cantes de Lidia que se arrancó por tonás. A continuación cambió su rumbo hacia la granaína y la media. Siguió su recital al compás de alegrías de Cádiz, con un acompañante a la guitarra que nos sorprendió por sus maneras tan diáfanas en el manejo de las seis cuerdas, recordando a Paco de Lucía. Culminó la primera parte del acto con unos cantes por tangos de la Repompa (Málaga) que más tarde grabara la Susi; los ritmos tangueros se entrelazaron entre Cádiz y Sevilla y fueron rematándolos con aires extremeños.
Un descansito de diez minutos, para aliviar el estómago con unos montaditos, unas cervecitas, un vino de la tierra…(todo a 1 euro), comentar los cantes con los aficionados y amigos y vuelta a seguir escuchando a los dos artistas de la noche.

lidia2
Marcos Serrato se sumió en un solo de guitarra y nos sorprendió en gran manera con una malagueña pausada, que encumbró con unos toques finales de abandolaos que hicieron saltar de sus asientos al público.
Apareció de nuevo Lidia Rodríguez en el escenario para sorprendernos con un cante por seguiriya, al estilo clásico, con poder, rematando por Mairena, de alta escuela; tal vez debería alargarla en el tiempo un poco más, con más pausa, con más aire. A Marcos le sobrevinieron notas de Melchor y de Ramón de Algeciras. Bien ambos, arañando arte.
Continuaron por bulerías. Lidia, sobrada de poder, tiró por Cádiz y Triana. En este palo, creemos, hay que dejar un poco de lado el academicismo y buscar, tanto en el cante como en el toque, el duende del golpe (liberando tensión) para que sea preciosista. Pero entendemos que son muy jóvenes. Repetimos son dos grandes promesas que pronto serán una realidad del futuro flamenco.
Remataron con tres fandangos valientes, el primero más personal que se le quedó un poco corto, el segundo del Pinini que tanto gusta cantar al Chozas y remataría con otro de poder al estilo del Gloria.
Finalizó la velada con la satisfacción y beneplácito de todos los asistentes, por las buenas horas pasadas. Desde aquí damos la enhorabuena a la Peña Flamenca de Marchena por la labor que está haciendo, a la Federación de Peñas y a nuestro Ayuntamiento por su ayuda y a todos los aficionados que llenaron el recinto. Gracias por estas noches de emociones que nos están ofreciendo y por su labor en pro del Flamenco, nuestro arte más preciado.

Suscríbete al canal de Youtube