Rincon Literario

certamen literario 7

Judith Martel, guitarra en mano, verso en la palabra, tiró de recitación musical como cantautora para ilustrar su obra, segundo premio de Poesía en la categoría de 15 a 17 años del Certamen Literario Villa de Marchena ‘Memorial Rosario Martín’. Los participantes fraguaron una ceremonia con románticos, profundos y escalofriantes versos. Tiempo, amor, dolor, existencia, muerte, emotivas nostalgias trazadas con el lápiz realista de las historias bien contadas (no exentas de sueños e ilusiones), coparon la entrega de premios de un Certamen que cumple diecisiete ediciones y que en la categoría de ensayo nos trajo el ayer y hoy del mundo musulmán. En este punto, ha de destacarse el alegato por la tolerancia y contra la islamofobia que pronunció Francisco Javier Ferrera. Entre los nombres propios, una vez más sobresalió José Quesada, que arrasa con el magnetismo de su poesía (primer premio en mayores de 18 años), sin quedarse atrás en la categoría de relato corto, donde fue segundo con un palpitante relato de un mágico personaje.

 


 

En esta edición se han presentado 138 trabajos, de los cuales 97 pertenecen al global de las categorías de Relato Corto y Poesía en mayores de 18 años, procedentes de toda la provincia de Sevilla, según expuso la presentadora del acto y profesora del Departamento de Lengua y Literatura del IES Isidro de Arcenegui, María del Mar García Gómez.

En el afán de guiarse por los sentidos, la presentadora citaría la frase pronunciada por ‘El Principito’, aquello de “lo esencial es invisible” a los ojos, para invitar al público a dejarse guiar por los sentidos.

Elogiando el poder de la palabra por su melodía, por el acercamiento a la realidad que produce entre el Jurado del certamen, que se inmiscuye en las injusticias sobre las que versan, sueños que transmiten o aventuras que narran los trabajos presentados, García Gómez tomó la palabra en estos prolegómenos, casi parafraseando a Lope de Vega al hilo de lo anterior: “…esto es literatura, quien lo probó, lo sabe”, dentro de un discurso en el que subrayó la defensa de la cultura que se promueve desde la organización del Certamen, así como el espíritu de promoción de la lectura y de la escritura entre los más jóvenes para cultivar su aprendizaje, toma de conciencia y creatividad, tras lo cual tuvo palabras de elogio para autores como Gloria Fuertes, por su manera “directa y sencilla” de llegar al alma, y hacia el gran Miguel Hernández, del que destacó su lucha por una sociedad más justa: “Los poetas somos viento del pueblo, nacemos para pasar soplando a través de sus poros y conducir sus ojos y sus sentimientos hacia las cumbres más hermosas…”

Dicho esto, nos sumergió en el mundo de fantasía y nostalgia de Machado cuando dibujó aquel poema de los “pegasos, lindos pegasos, caballitos de madera…” en la introducción de los premios en categoría de menores de 15 años, al igual que todos los demás, contando con la música en vivo y en directo (piano y violín), a cargo de Isabel Carmona Bono y Noelia Cardozo.

certamen literario

certamen literario 2

certamen literario 5

Antonio Manuel Luque Olmedo, por su relato titulado “La memoria”, fue primer premio, no escatimando palabras de agradecimiento para sus profesores y para sus padres, así como para sus amigos, por ser “tan buenas personas”, dejándonos con la intriga de conocer “aquella fuente solitaria y olvidada” que forma parte del patrimonio de Marchena, y con la que nos apuntó algunos trazos de su relato.

certamen literario 4

certamen literario 3

Victoria del Carmen Ruiz Delgado, por su relato titulado “El príncipe del tiempo”, fue segundo premio en esta categoría, una obra de ficción donde uno de sus protagonistas tiene el poder de adelantar, retrasar, al fin y al cabo, controlar el tiempo, y no duerme en toda la noche antes de completar su misión de salvar a la Tierra de la destrucción, proveniente de otro planeta, mientras que el tercer premio (accésit) recayó en Juan Verdugo, por su relato ‘La Visita’, pródigo en la descripción de una recóndita aldea, la nieve, sus bucólicos paisajes…hasta que un caudaloso río se va secando.

certamen literario 9

En la categoría de Poesía entre 15 y 17 años, el ‘Juicio de una oda de amor’ de Elena Berdugo, que prosigue su excelente trayectoria, fue galardonada con el Primer Premio. Una poesía en la que el amor comienza yaciendo muerto, que se convierte en la angustia de la duda y dolorosas preguntas fruto de la decepción en su interior, y que gradualmente va rompiendo hacia una sentida proclama para que se lancen cuantas flechas se deseen pese a la dureza de las derrotas que propina, poniendo en valor el bello sacrificio y elevándolo por su “magia que hace girar al mundo, a veces sobrepasa la razón, a veces…llega a tocar el alma”.

La sensibilidad y romanticismo tampoco escaparon al segundo premio, que recayó en Judith Martel, por su trabajo titulado “A ti”, en el que la marchenera puso el alma, su voz y su guitarra. Amor incondicional: “Lo quiero sin más, sin pros, ni contras…”, poema pausado hecho para la melodía y para cantarlo, de sentidos “aquí, contigo”, de calor en el frío invierno, de cuerpos entrelazados, de escalofríos, de sensaciones, de admiración por el amante, de bellas conclusiones: “…porque poesía también es hablar del silencio mientras nuestros cuerpos recitan versos”, finalizó el poema-canción de Judith, maravillosa en el arte del recitar, trovadora de categoría.

certamen literario 7

certamen literario 8

certamen literario 6

Y el tercer premio de poesía entre 15 y 17 años fue a parar a Maite Hans, quien con su ‘Amigo’, agradeció a sus padres, profesores y a “todos los que me dan la oportunidad de seguir luchando por mis sueños” su amor por la literatura y la recompensa que le supone este accésit.

certamen literario 14

Rodrigo Martínez de Azcona Salvago, por su trabajo titulado “Ekaterimburgo”, volvió al ‘cajón de honor’, siendo primer premio en categoría de relatos entre 15 y 17 años. Su prosa cuidada en ambientación nos ha llevado esta vez a San Petersburgo, ciudad en la que ha conocido de primera mano los enclaves en los que los últimos zares de la dinastía Romanov “fueron brutalmente acribillados” en una ‘ceremonia’ de gritos, estruendos y drama que narró bajo el sentir de que “nadie debe morir a manos del ultraje, injusticia…sea cual sea su delito”, y rememorando la historia de estos sucesos acaecidos en 1918 y cuya investigación se retomó tras la caída del comunismo en la antigua URSS, en la Rusia que “durante siglos se sintió orgullosa de sus zares”, afirmó, subrayando que éstos fueron “condenados a una muerte injusta y dolorosa y al olvido”, cuando sobrevino la Revolución hace un siglo. Por último, agradeció al Jurado del certamen que le haya inyectado importantes “dosis de entusiasmo, a mi inicialmente frágil confianza en sí mismo”, y dio la enhorabuena a los participantes, las gracias a sus amigos y la dedicatoria a su abuela, “que se lo debía”.

certamen literario 15

certamen literario 12

certamen literario 13

Rosa Portillo Macho, con su trabajo titulado “Los monstruos de la razón producen sueños”, mostró un relato maduro, y a la vez de nobles sentimientos, de mutuo amor entre los dos protagonistas contrapuestos de su relato, uno idealista, otro realista: “Nos entendíamos y nos acompañamos, sin necesidad de contar los motivos de nuestra inexorable soledad”, pronunció introduciéndonos en parte de esta historia donde las personas ponen luz al universo del otro, un canto a las relaciones humanas auténticas, entre seres aparentemente antagonistas.

Mercedes Díaz supo dejar el escalofrío en el cuerpo colectivo del público. Su relato ‘Hasta que la muerte nos separe’: “La puerta se abrió y comenzó y finalizó al mismo tiempo su trance”, concluyó tras relatar pasos sonoros y desordenados, un portazo; y al otro lado de la puerta, una mujer sumergida en la última de sus oraciones, presa de un miedo terrible.

certamen literario 10

certamen literario 11

certamen literario 21

Hablar de José Quesada Moreno en el Certamen son palabras mayores. Escombros, jaramagos y vientos ariscos, el hielo que en un futuro sepulte sus últimas nostalgias, como expresa combinando ritmo y pausas magistralmente en su poema ganador ‘Último cuerpo’, no impedirán en esos imaginados últimos días que haya un “recodo de luz” para dejar nieblas y sombras, que “son los versos que hoy escribo”.

En la categoría de relatos, sería segundo premio con ‘Última travesía’: “Nadie había desembarcado antes de llegar a otra orilla desde que él era capitán”, concluyó su exposición ambientada en un bohemio y aventurero personaje enmarcado en la ‘Gran Guerra’ y su devenir navegante y cosmopolita, relato contado por un hijo a su madre mientras permanece en coma.

Antes de su particular doblete de premios, Quesada, ya galardonado en diversas ocasiones, dio las gracias a todos, incluidas las jóvenes concertistas, y en especial a la organización del Certamen que impulsa el Departamento de Lengua y Literatura del IES Isidro de Arcenegui y Carmona, de cuyos profesionales alabó el “esfuerzo por darnos voz, que raramente de otra manera sería oída, por vuestra hospitalidad, por vuestra fuerte apuesta por la cultura en unos tiempos donde prima lo obsceno por encima de la belleza, la prisa sobre la cultura y la reflexión”.

A los jóvenes “os diría que escribir difícilmente da de comer, pero la escritura alimenta desde la primera palabra, es un vicio solitario, pero que se disfruta en compañía”, concluyó el ganador su intervención, dando muestra de su talla humana, aparte de la literaria, que plasma y transmite con la bella contundencia o contundente belleza, como prefieran, marca de la casa de sus relatos y poesías.

certamen literario 19

certamen literario 17

certamen literario 18

certamen literario 16

Fue segundo premio en la categoría de poesía de mayores de 18 años, Jesús Cárdenas, por su trabajo titulado ‘Oficio casi perfecto’, estructurado en cuatro cantos, elegía de la palabra y del amor, que en palabras del propio autor “celebra lo eterno y atemporal”, de manera que ofreció unos versos latentes y melódicos, mecidos dulcemente en la lectura de algunos de sus fragmentos: “…aún así, pronuncio una vez más tu nombre y me sabe al azul del viento. Ser cometa me dijiste…llénate de aire ahora y esparce tus sílabas en la mañana que huye de los horarios”.

El accésit recayó en Manuel Sánchez. Su poema ‘Desde dentro’. Al ser el primero en recogerlo, tuvo a bien la presentadora introducir la categoría con el célebre poema de Machado: “…caminante son tus huellas, el camino nada más, caminante no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino, sino estelas en la mar…”

‘Desde dentro’ fue un poema fiel al estilo intimista de un poeta apasionado, donde cabe la pasión de un único beso, la ráfaga sonora de la palabra, vientos que remueven otros vientos de deseos, esperanzas ya sin hojas, impulsos que son e impulsos que mueren…”rastros, surcos, huellas, caricias en la piel del aire, caricias que nunca serán eternas”.

certamen literario 16

certamen literario 22

certamen literario 23

En la categoría de relato, aparte del segundo premio de Quesada, el primero recayó en Juan Carlos Pérez López, aunque fue recogido por su hijo, ya que al contrario de otras ocasiones en las que ha estado presente en Marchena, esta vez el ganador acudió a recoger otro premio que le fue concedido en La Palma del Condado, de manera que transmitió palabras de su padre en las que agradeció la apuesta por la cultura que realiza el Certamen Literario Villa de Marchena, Memorial Rosario Martín, y su apoyo a los más jóvenes. Posteriormente se sumergiría en la trastienda de una librería que conforme avanzan las palabras del relato parece desprender ese añejo polvo de las emblemáticas, y donde un joven observa obras de poetas y escritores del 27 dedicados de puño y letra: “Se me puso la piel de gallina, los vellos erizados.”

certamen literario 20

El accésit en la categoría de relato corto fue para Álvaro Cueli Caro. ‘Jacaranda’, sin citarla el autor expresamente en el fragmento que leyó, tuvo la habilidad de conducirnos con tiento y valentía, a la vez, a la Guerra Civil española. Con un implacable presente de indicativo en tercera persona, extraordinariamente utilizado, “Margarita tiende la ropa en el patio…la Guardia Civil llega a caballo…le cuenta algo que le hace tirar el cesto, niega con la cabeza y rompe a llorar”, describe en esta obra en la que un inocente niño rubio hace el resto, donde el viento presagia lluvia, “azota los arrozales”, donde la “cal del muro y la fachada vuelven a oscurecerse” en medio de la aparente calma de los campos andaluces. Relato estremecedor, de depurada técnica realista, de hondura, al menos lo que se pudo escuchar de su lectura, excelente.

No se nos olvida la pasión y entusiasmo con el que recogió el premio este profesor, que calificó su experiencia laboral y docente, gracias a sus alumnos, como “lo mejor de mi vida”, manifestando vivirla “intensamente” y aprender de los alumnos en el “cruce de perspectivas” que supone la vida, agradecido también a su abuelo por ponerle en sus manos el primer libro.

Empezaremos por el accésit en categoría de ensayo. Joaquín Márquez Rodríguez, por su trabajo titulado “Confirmación de los límites de edificación almohade no conservada y de la primigenia alameda periférica de Marchena, a partir del redescubrimiento del mapa geométrico más antiguo de la villa”, tal y como reza el título, dio a conocer un mapa de 1826 en el que se observa esta alameda que va de San Andrés a San Ginés en un documento que sería 50 años anterior al mapa hasta ahora más antiguo conocido, de 1876, y que dibuja la muralla al completo. Hizo hincapié el marchenero en lo gratificante y productivo de compartir ideas entre investigadores para compartir y avanzar en conocimientos.

certamen literario 24

certamen literario 25

El segundo premio depararía otro de los momentos más emotivos de la noche, asistiendo el público a un mensaje sólido, amplio de miras y esperanzador, ofrecido por el autor del trabajo ‘La alianza de civilizaciones como solución de los conflictos en el mundo musulmán’, Francisco Javier Ferrera Correa, quien dio las gracias a Alejandra por “escribir las páginas más bonitas de mi vida”, y exponiendo que en la actualidad asistimos a un mundo inmerso “en una guerra sofisticada, no de trincheras ni bombas”.

“La Segunda Guerra Mundial fue consecuencia de que la primera no se terminó, de una paz infructuosa”, manifestó, exponiendo que “siglos y siglos de colonización desembocan en odio hacia el occidental, pero no podemos responder con miedo y rechazo a la crisis de los refugiados”, apuntó, ya que actitudes sociales como éstas hacen que puedan llegar y lleguen al poder “personas como Le Pen o Trump”.

De esta manera, afirmó que “la verdadera Alianza de Civilizaciones nace en todos nosotros, día a día, y así llegará un momento en el que no actuemos estratégicamente, en el que no criminalicemos al musulman, sino que nos entendamos con ellos y ellos a nosotros en esta Europa polarizada”.

Para ello, incidió en la importancia de la labor en la educación, “el arma más poderosa” para inculcar en los jóvenes “tolerancia, principios y valores”, concluyendo que “aunque es más difícil hacer la paz, es necesaria fuerza de voluntad para conseguir un mundo más tolerante y más justo”.

A continuación tomaría la palabra el ganador de la categoría de ensayo, Juan Núñez Guerrero, por su trabajo titulado ‘Notas sobre Marchena en época islámica. Acontecimientos político-militares y personajes”, recalcando la importancia de nuestro pueblo en la Andalucía medieval, que al fin y al cabo fue en gran parte la Andalucía musulmana.

De aquella ‘Marshen’ ah de los olivos’, que le ha supuesto un estudio de “pura gratificación y realización personal”, se han conservado crónicas “fragmentarias, escasas y tendenciosas”, afirmó, produciéndose emergente conflictos entre los propios musulmanes según y manteniéndose la fe cristiana en no poca parte de la población (mozárabes) o incluso de ambas juntas contra el “cada día más opresivo poder omeya”.

Destacó algunos personajes “muy simpáticos” como Juan de Marchena, arzobispo del siglo XII oriundo de la Villa y que fue Obispo de Toledo, huyendo a Castilla ante el “furor integrista” que se instaló en el Sur de España o místicos como el sufí Ibn Arabi y la anciana maestra Jazmín, dedicando finalmente su galardón a Mercedes e Irene y animando a la organización a perseverar en la organización de este Certamen.

certamen literario 26

certamen literario 27

certamen literario 28

El cartel de esta decimoséptima edición ha sido obra de la alumna Cecilia Castro Díaz, quien explicó la dicotomía de su obra, por cierto perfectamente conjugada, entre los motivos luctuosos que honran a su impulsora, Rosario Martín, fallecida en 2001, y por otra parte con la alegría de la Rosa y la belleza de los elementos que alumbran su trabajo, que pasó a colgar en las paredes de un salón de actos que se va quedando pequeño, no sin antes animar a los participantes a que sigan en “este bello camino” de la escritura, tal y como hizo la representante del AMPA presente, Gloria Montes: “Hayáis salido premiados o no, os animo a mantener el espíritu y alimentar de sensibilidad este mundo que premia lo vulgar en detrimento de la creatividad”.

certamen literario 29

certamen literario 30

Víctor Montes, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Marchena, destacaría la “pasión por la enseñanza” presente en el IES Isidro de Arcenegui y Carmona cuando estudiaba hace una década y aún vigente, dando la enhorabuena a todos y emplazándolos al año que viene.

certamen literario 31

Cerró el acto la intervención del director del IES, Pedro Ortiz, quien resaltó lo especial de esta edición por celebrarse en el año en el que ha recibido de parte del Ayuntamiento de Marchena el Premio Andalucía en la categoría de Educación, coincidiendo con las palabras que expresara el profesor Miguel Vázquez en el acto de entrega de ese premio, en el sentido de que es “imposible personalizar” un galardón para un evento en el que hay tantas personas involucradas.

Por otra parte, transmitió un “sentimiento de ánimo a los jóvenes para que venzan su desconfianza o retraimiento” a la hora de escribir, un arte que ayuda al “desarrollo del sentido estético, formación de la personalidad, fuente de emociones y experiencias”.

Agradeció a los participantes y premiados haber expuesto “vuestra visión del mundo con plena libertad, imaginación, fantasía, realismo…os doy mi más sincera gratitud”, expresó el director, antes de solicitar a nuestros gobernantes que cuanto antes firmen un Pacto por la Educación, para que ésta no camine por el “cúmulo de despropósitos” en el que parece navegar, siendo necesaria una estabilidad y certeza que el director echa en falta, y que profesores y familias ansían para “saber dónde poder llegar”, y concluyendo al hilo del certamen que la lectura y escritura es esencial para “aliviar nuestra condición perecedera, convertir en posible lo imposible”.

“Más bella que nunca” calificó la presentadora a la rosa de un certamen en el que los premiados transmiten su estilo, sensaciones y visiones convergiendo todas ellas en el imaginario del público tal como si un poema de Rubén Darío se tratara, tal como “la carne que tienta con sus frescos racimos, y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos, y no saber adónde vamos, ni de dónde venimos…”

certamen literario 32

certamen literario 35

certamen literario 34

certamen literario 33

certamen literario 36

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2