Provincia

carretera moron arahal

Las obras de mejora de seguridad vial que ejecuta la Consejería de Fomento y Vivienda en la A-8125, entre Morón y Arahal, se encuentran al 60 por ciento de ejecución y la previsión es que concluyan después del verano con una inversión global de 3,95 millones de euros, tal y como ha explicado el director general de Infraestructuras de la Junta, Jesús Huertas, durante una visita a la actuación. En el recorrido, ha estado acompañado del alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez, de grupos políticos y de representantes de la plataforma en defensa de la intervención. 



Huertas ha explicado que “las intervenciones que se están realizando posibilitarán incrementar la seguridad vial y mejorar las condiciones de confortabilidad de la conducción, además se suavizarán las curvas”, para añadir que “esta obra mejorará la comunicación interior entre los diferentes pueblos de la comarca y favorecerá la conexión con una vía de gran capacidad como es la A-92”.

Los trabajos, que beneficiarán a casi 53.000 habitantes de la Campiña de Sevilla, están ejecutándose por la empresa Construcciones Garrucho y suponen actuar sobre una longitud de 17 kilómetros de la carretera, en los que se está realizando el ensanche de la plataforma hasta los nueve metros, para lograr una calzada de siete metros, con dos carriles de 3,5 metros, uno por cada sentido, y arcenes de un metro. Esa ampliación permitirá suavizar las curvas para poder conseguir una mejora en los radios. Asimismo, se prevé extender un nuevo firme, se está mejorando el drenaje entre los puntos kilométricos 3,4 y 6,4, donde se elevará la rasante peraltada en las curvas; y se están sustituyendo 21 obras de drenaje transversal que actualmente tienen una capacidad hidráulica insuficiente. La intervención culminará con la reposición de toda la señalización vertical, los sistemas de contención y balizamiento.

Todas las soluciones proyectadas permitirán incrementar la seguridad vial y mejorar las condiciones de confortabilidad de la conducción, ya que se aumentará el coeficiente de rozamiento, mejorando la adherencia del neumático a la carretera; se suavizarán las curvas, se obtendrá un pavimento homogéneo sin baches y sin desniveles y se incrementará la visibilidad al volante para los adelantamientos en al menos el 40 por ciento de la longitud de la vía, sobre todo en los adelantamientos de los turismos sobre los vehículos pesados. Además, se reducirán los tiempos de viaje, puesto que se pasará de una limitación de velocidad actual de 60 kilómetros/hora a otra de 80-90 kilómetros/hora, por lo que se ahorrarán unos seis minutos.

Además la intervención supondrá importantes beneficios de carácter socioeconómico, de forma que se articulará el territorio de la Campiña hacia una vía de gran capacidad, la A-92, incluida en la Red Transeuropea de Transporte; y se favorecerá la comunicación entre ambas poblaciones y con la capital, ya que "en la actualidad los usuarios prefieren, para llegar a Sevilla a través de la A-92, tomar la A-360 (Alcalá Guadaíra-Morón), que es una carretera de 44 kilómetros de una sola calzada; o la A-361, con la que recorren diez kilómetros más de autovía".

Asimismo, se mejorará el acceso a los centros de prestación de servicios públicos, de carácter sanitario y se fortalecerá la actividad económica radicada en la zona, sobre todo la industria relacionada con la comercialización de aceitunas y las canteras de áridos y yeso localizadas en Morón.





Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2