El Gabinete de Jesús Luna

alt

El psicólogo marchenero Jesús Luna inicia el Gabinete Psicológico dando respuesta a un problema que se suele manifestar en muchas personas en algún momento de su vida, o incluso en determinados casos, acompañarle, evitándoles expresar sus mejores cualidades, el miedo a hablar en público. Recuerden que pueden enviar a través de nuestro e mail  las preguntas o dudas que estimen oportunas, indicando el pseudónimo con el que formularán la cuestión al psicólogo marchenero.


 


Jimmy: Me pregunto desde hace mucho tiempo ¿por qué tengo siempre miedo a hablar en público? En cualquier tipo de actos de trabajo, cursos, allí donde hay grupos de personas me cuesta expresar todo lo que puedo decir, y me suelo quedar sólo en lo esencial. ¿A qué se puede deber?

alt


Jesús Luna:
En primer lugar Jimmy, comentarte que el miedo a hablar en público es un temor bastante frecuente. A grandes rasgos, habría que discernir qué está en la base de ese miedo: si es un miedo generalizado a determinadas situaciones sociales, temor a ser evaluado, a hacer el ridículo, etc. Dependiendo del grado de afectación y de la manera en que condicione tu día a día, sería recomendable trabajar este aspecto con un especialista.  No obstante,  algunos consejos que pueden permitirte enfrentarte a estas situaciones con más seguridad son los siguientes:

Ensayar previamente. Si ante una ponencia o intervención en público previamente ensayas con tu pareja, familiares o amigos, te ayudará a generar confianza. La habilidad de hablar en público solo se desarrolla exponiéndose a esas situaciones repetidamente.

Manejar y organizar correctamente la información a transmitir: Mientras más dominio tengas de la información que quieres exponer, más seguridad y confianza  tendrás a la hora de trasladarla al público. Asimismo, anotar ideas claves puede ayudarte a acentuar determinados argumentos que según comentas se te escapan en algunos momentos y que te impiden profundizar en distintos temas. Además, poner el foco en el mensaje que queremos trasladar, ayuda a ser menos sensible a las posibles manifestaciones fisiológicas de ansiedad que podamos tener y que progresivamente éstas vayan atenuándose hasta desaparecer.

Por otro lado, es muy importante el plano cognitivo o del pensamiento. Cuando se experimenta ansiedad a la hora de enfrentarse al público, más consciente o inconscientemente está teniendo lugar en nosotros un diálogo interno desadaptativo para nuestros intereses: “no voy a ser capaz...”, “me va a temblar la voz”, “voy a quedarme en blanco”. Es importante ser capaz de detectarlo y cambiarlo por unos mensajes que vayan en la línea de nuestros objetivos: “todo va a salir bien”, “domino el tema y voy a exponerlo con garantías”, “aunque experimente algún nerviosismo, no va a impedirme conseguir expresarme con claridad”.

 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2