alt

EDUARDO TERNERO. “En la historia se han dado casos, fenómenos extraños,  que nos dejan  perplejos, que no sabemos cómo reaccionar. Vamos a  echar mano de nuestra memoria para constatar que  son demasiadas las coincidencias   y  que   precisamente se dieron  en unos momentos  tan cruciales que cambiaron el mundo o parte de él, aunque pudiese parecer que todo hubiese  ocurrido fortuitamente”, expresa el autor ante el Brexit, referéndum por la permanencia o no del Reino Unido en la Unión Europea, que se celebra este jueves. Recientemente ha sido asesinada la diputada laborista Jo Cox, abierta partidaria del NO a la salida del Reino Unido de la UE.

Leer más...


alt

EDUARDO TERNERO. El autor indaga en las interesantes diferencias de idiosincrasia política entre  Marchena y algunos pueblos de alrededor, cuanto menos curiosas: “A lo largo y ancho de nuestra geografía, hay pueblos, localidades,  que difieren unos de otros, como distintos pueden ser dos hermanos, uno  muy gracioso y el otro  más malaje que el tío que vende las  fichas de los coches locos.  Y, aunque  esté gobernando  un partido de cualquier sigla, de cualquier color,  los modos  y maneras de hacer  política, será distinta en cada uno de ellos dependiendo  de las personas que estén al frente del consistorio, de los asesores pagados o no que les rodeen, de la sumisión que se le tenga al partido, de favores con quienes le hayan aupado...”, expresa.

Leer más...


alt

EDUARDO TERNERO. La mejor manera de ver como estamos de tensión,  de saber cómo anda uno,  después de pelearse con el mundo,  es ir a nuestro cardiólogo y  ponerse un Holter. Eso es un  esfingomanómetro, un aparato que consta de  un tensiómetro  en el brazo  y un pequeño ordenador alojado en tu cinturón  que va tomando y anotando  la tensión  de tu cuerpo  durante un día completo.  

Leer más...


alt

EDUARDO TERNERO. Muchos de los lectores recordarán aquellos  años anteriores a la Expo, cuando se estaba construyendo la Autovía del 92, la que vertebra nuestra comunidad andaluza. Entonces, por mor de las obras, de expandir el  asfalto,  había que parar la circulación muchísimas veces para dar paso a los coches que marchaban en un sentido y  después a los del otro.   Pienso que, por seguridad o queriéndose ahorrar en walkie talkies, tenían costumbre de darles al último conductor de la cola  un trozo de madera, pintada de rojo, una especie de testigo y éste, cuando llegaba donde estaba el encargado de los vehículos  de la dirección contraria, se lo entregaba y era señal inequívoca de que detrás ya no venía nadie y podían pasar ellos. Tengo un amigo/compañero que todavía se está preguntando para qué le darían  aquel  palito rojo, que se llevó hasta Sevilla y…volvió a casa con él. 

Leer más...


alt

EDUARDO TERNERO. Un paralelismo entre las cuatro fuerzas políticas con más opciones de ganar las Elecciones el 26 de junio y las prendas que cubren los rostros de la mujer árabe, nos ofrece una nueva perspectiva de estos comicios y de las fachadas, intenciones y formas en las que se presentan las cuatro formaciones a la repetición de las Generales.

Leer más...

Más artículos...

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2