Local

teresa duarte foro social 3

Interesante charla de la economista marchenera Teresa Duarte Atoche en una nueva jornada del Foro Social de nuestra localidad, donde recordó las funciones para la que fueron concebidas los bancos, repasando motivos de las crisis como la dinámica de economía especulativa tramada por los bancos, a través, entre otros, de fenómenos como la titulización de hipotecas. Importantes desregulaciones del sector bancario como la de Estados Unidos a finales del pasado siglo, con la connivencia del Gobierno de turno, rescates a la banca multimillonarios en Estados Unidos y Europa, con cifras auténticamente monstruosas, ataques especulativos a factores de riesgo de la economía con los que literalmente juegan grupos inversores, o la política restrictiva contraria a todos los cánones de la economía pollítica, entre otros asuntos, fueron tratados como factores determinantes de la actual crisis que ha generado en pobreza, paro, y numerosas desigualdades y de la que la economista marchenera responsabilizó al sistema financiero, pero también a organismos reguladores y gobernadores, a los que acusó de apenas apostar por la economía real y productiva y de no tener en sus agendas políticas proporcionar empleo digno a los ciudadanos.

 


 

Luis Álvarez presentó a esta marchenera Doctora en Ciencias Económicas, que ha desarrollado numerosos trabajos de Responsabilidad Social Coorporativa y que es profesora ascrita al Área de Economía Financiera de la Universidad de Sevilla.

teresa duarte foro social 2

teresa duarte foro social 4

Comenzó Teresa Duarte en su brillante y documentada ponencia, por poner en duda la tasa de paro, del 18,8 por ciento, ya que a ella hay que sumar los inactivos desanimados por larga duración o falta de expectativa total en conseguir un trabajo, así como hay que tener en cuenta la cantidad de jóvenes forzozamente destinados a emigrar, sin olvidar que el paro entre menores de 25 años es del 42,2 por ciento, lo que haría que la tasa fuera superior a ese 18,8 por ciento que recogen los datos oficiales en España, donde expuso que desde 2008 a 2014 se han recortado 50.000 millones de euros en servicios sociales y que en 2015 "se ha continuado por la misma senda en educación, sanidad, vivienda, ley de dependencia...".

Manifestó la gravedad de que la deuda esté al 100% del PIB en España, alrededor de 1 billón de euros, lo que sitúa a nuestro Estado prácticamente en quiebra, pudiendo ser del 140% realmente esa deuda, en un marco donde 20 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza y en situación de exclusión social, produciéndose un "incremento brutal de la desigualdad", siendo ésta "20 veces mayor que en algunos países de la UE, en eso sólo estamos por detrás de Chipre", indicó.

La economista indagó en las causas de esta crisis cuando tras la caída de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2011 entra en desaceleración la economía estadounidense, momento en el que la Reserva Federal estimuló la economía bajando los tipos de interés, lo que contribuyó a un crecimiento del consumo, compras de viviendas, coches, y en definitiva mayor capacidad de producción, consumo, demanda, más contratación de trabajadores, hasta que la banca, prestadora del dinero y que gana mucho menos si bajan los tipos de interés, expandieron crédito de manera masiva a personas insolventes, momento en el que aparecen las famosas hipotecas subprime o  basura, hasta llegar al máximo de lo permitido por la legislación internacional.

La única forma que tuvieron de ganar dinero, manifestó Teresa Duarte, fue la de "titulizar las hipoteas, transfiriendo activos con sus riesgos a sociedades instrumentales", una forma societaria diferente sin forma jurídica, que divide las hipoteca y préstamos, todo ello dentro de un titulito que llevaban al mercado financiero y lo vendían con nombres atractivos como 'Bonos Estructurados', de modo que cobran la hipoteca al titular, le transfiere el dinero a la sociedad instrumental y le paga intereses y remuneración de títulos a inversores.

La regresión del crecimiento económico produjo impagos masivos de hipoteca (en Estados Unidos al menos existe la dación en pago), afectando la crisis hipotecaria al mercado financiero, ya que muchos inversores también perdieron su dinero.

En este momento, en torno a 2008, la Reserva Federal realiza una inyección de 16 billones de dólares a ese mismo sistema financiero en solo seis meses, lo que, recordó Teresa, "supone una cantidad de dinero como todo lo inyectado entre 1945 y 2008", un fenómeno "brutal, nunca visto" y que hasta el Gobernador de la Reserva Federal se permitió declarar en prime time pese al escándalo que propició su caída que "no pasa nada, se le da a un botón y se crea el dinero necesario hasta que el sistema financiero se estabilice".

La titulización, en todo caso, infectó a todo el sistema financiero y los bancos compraron y vendieron títulos que contenían subprime, en España, Alemania, Inglaterra, Japón, China...que acabaron en el descenso del crecimiento económico y la recesión en España, que causó el despido de miles de trabajadores, factor muy importante que a veces se olvida, y que derivó igualmente en una inyección de dinero a la banca a pesar de que ésta "cortó la liquidez al mercado y a la economía real".

teresa duarte foro social

Teresa Atoche fue contundente en cuanto a esta crisis es "la mayor recesión que hemos tenido desde 1929" y señalando que "los Gobiernos no acudieron a tiempo" a lo que se veía venir, criticando algunas soluciones que "no estimularon absolutamente nada" como en España el Plan E de Zapatero y concluyendo que el incremento del gasto público en rescatar a la banca y al sistema financiero ha afectado a las cuentas del Estado, que ha pasado de tener superávit en 2007 a contar con más del 100% del PIB de deuda, produciéndose una auténtica crisis de deuda soberana.

En este sentido defendió en todo momento que "tiene que existir un sistema financiero adecuado a una economía real y que proporcione condiciones para vivir bien y dignamente. Fue la función para la que fueron creados los bancos, financiar a la economía real de producción de bienes y servicios y no a la economía financiera", manifestó, señalando prácticas donde la propia banca privada, y no sólo los bancos centrales, crean dinero en el constante negocio de la concesión de préstamos y créditos, de forma que actualmente "el sistema monetario se encuentra en manos de la banca privada con fines privados, siendo éste un bien público, por lo que debería al menos de estar en manos de personas con praxis y una ética intachable, pero lo dirigen intereses privados, que van a maximizar sus beneficios y que no han actuado para las funciones que los bancos estaban diseñados", aseguró.

La desregulación del sistema financiero norteamericano eliminando restricciones apuntadas en la Ley Glass Steagall de 1933 promulgada por el gobierno de Roosevelt se produce en 1999 con la implantación de la Ley Gramm-Leach-Biliey que deja de delimitar las diferencias entre Banca Comercial y de Inversiones gracias a los responsables de Hacienda de la Administración Clinton, Rubin y Larry Summers, generando así la vinculación de ambos tipos de bancas y propiciando un auge de la economía especulativa, donde las rentabilidades por momentos son muy elevadas y que mueve "entre 120 y 130 veces más masa monetaria que la economía productiva real", de forma que la economía, ante la inacción de los Gobiernos, "es una economía al servicio de las elites", explicó Teresa Duarte, señalando casos de multimillonarios fraudes piramidales originados en Wall Street a través de sistemas especulativos cuyos beneficios no se corresponden con la realidad y que implican la captación de clientes entrantes mientras otros salen de esa cadena o las presiones por Summers y Rubin para que personas que potenciaban regular productos financieros como los derivados, finalmente desregulados, fueran forzadas a salir de la administración gubernamental norteamericana.

En el caso español, señaló que ya varios inspectores apuntaron años antes de que 'pinchara la  burbuja' que el 90 por ciento de los créditos del país estaban vinculados a los sectores inmobiliario y de construcción, advirtiendo de la hecatombe que se produciría, y que se produjo, en el sistema financiero, cuando cayó este área económica: "Se lo apuntaron al Gobierno en 2005 y estalló en 2008/2009", pero "los organismos reguladores tienen prebendas y no son independientes, sino cómplices de las élites que ganan dinero", reflejó ante la inacción del Banco de España.

Defendió Teresa Atoche que, aunque la gestión política de la banca pública y cajas de ahorro haya sido nefasta por los políticos españoles, "hay trabajos empíricos que demuestran que la banca pública funciona mejor que la banca privada en tiempos de crisis".

Por otro lado, denunció que el rescate al sistema financiero que ha provocado esta crisis es ya en España del orden de 75.000 millones de euros y que podría llegar a ser hasta de 122.000 millones, y en otro orden de cosas, apuntó que desde el tratado de Maastricht de 1992, el BCE no financia directamente a los Gobiernos de la Unión, sino que los gobiernos tienen que acudir a los mercados primarios, donde España y los países del sur de Europa han sufrido "numerosos ataques especulativos" de inversores que han querido ganar mucho dinero con deuda soberana, a cambio de ser asegurados e invertir en deudas de economías más fuertes, recogiendo beneficios de la propia crisis e incluso jugando con el factor de la prima de riesgo, no siempre por cierto indicativo de la deuda pública real de un Estado.

En cuanto a las soluciones, Teresa Duarte lamentó las "políticas restrictivas de recortes y austeridad que restringen el gasto público y que se tratan de medidas contrarias a las de la teoría económica, ya que si caen los ingresos, el Estado tienen que inyectar dinero a la economía. Parte importante del PIB lo genera el sector público, y la inyección de dinero multiplicaría la economía, lo que sucede es que estamos ante un caso de ceguera absoluta e idológica, impuesta por Europa y Alemania, con la complicidad total de Gobiernos y entes reguladores con las élites ricas".

Frente a ello, se ha demostrado "insuficiente" la presión ciudadana, "nos han paralizado y desactivado", afirmó, pese a movimientos como el 15M masivos en su momento, y que precisamente el hecho de que no hayan cambiado estas pautas, han provocado desmoralización en la ciudadanía, prosiguió, criticando a los Gobiernos por no haber enfrentado esta situación creando empleo digno ni condiciones para una sociedad cohesionada: "Ahí están los efectos de estas políticas restrictivas, la deuda pública crece en vez de reducirse".

Atoche estimó que el Gobierno español debería ser "valiente y acometer las reformas necesarias en el sistema productivo, porque España tiene un potencial brutal".

Recordando que en España hay un 23,4 por ciento de pobreza infantil y que somos el segundo país con más desigualdad en la UE, que contamos con un 14,5 por ciento de la población formada por trabajadores pobres que no pueden cubrir las necesidades más básicas, que la bajada de salario técnicamente no produce más empleo, propuso que "mientras exista fuerza de trabajo disponible, ha de ser empleada y actuarse desde los principios de maximización y eficiencia social, y ahí es donde tiene que intervenir el Gobierno, pero estamos en una sociedad donde la ética del lucro capitalista, la adoración del Dios dinero, la hemos hecho nuestra con un consumismo y unos valores que no existían no hace mucho y que se han instalado en nuestra sociedad".

"Lo más grave de todo (además del crecimiento de los balances de los bancos o del volumen de negocios de las grandes empresas a coste de precarización y despidos laborales)", expuso Teresa Duarte, es que "no hay agenda política en ningún país en la que se contemple proporcionar empleo digno a los ciudadanos. Es una falacia que no se pueda reducir el déficit público. Simplemente es necesario empleo digno y una economía al servicio de los ciudadanos, y no sólo para una parte muy privativa, a costa del empobrecimiento del resto".

La salida ordenada del euro, dadas las condiciones en las que Europa está dirigiendo la economía, la alarma por el futuro Tratado de Libre Comercio UE-Estados Unidos donde se permiten arbitrajes privados, la mediocridad de los técnocratas económicos de la UE o la importancia de la pérdida de la sobernía monetaria desde 1992 en Europa, que ha hecho que "sean unas élites oligárquicas las que nos gobiernan, sin un control real ciudadano que ejerza del Parlamento Europeo", fueron algunos de los temas de debate que prosiguieron en la interesantísima ponencia de la economista marchenera, absolutamente imprescindible para entender el día a día de la economía actual y los patrones que la rigen, que por cierto, señaló, sólo pueden derivarnos si nada lo impide a una segunda crisis aún más fuerte en un plazo más temprano que tardío.

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2