Hermandades

 exaltacion rosario 16

Anoche tuvo lugar en el templo de Santo Domingo la I Exaltación a la Virgen del Rosario, pronunciada por Francisco José Cortés Pérez, ‘Paco’, quien desencadenó un ramillete de odas y piropos a la Patrona de nuestro pueblo: “Quizás ahora, después de tantos esfuerzos por parte de tus hijos, es el momento para que los distintos partidos políticos se unan y reconozcan a Nuestra Señora del Santísimo Rosario como alcaldesa perpetua de la Villa, título indiscutiblemente merecido”, propuso, en medio de una disertación poética cargada de lirismo y sentimientos que entregó a su Virgen, a los Jóvenes del Rosario, exponiendo su devoción más íntima, sin olvidar la estrecha amistad que le une con quien fue su presentador, Fernando Ruiz Berdugo. El exaltador concluiría completamente embelesado ante la Virgen del Rosario: “Desde ahora toda mi vida queda en tus manos. Me abandonaré en ti y sólo así seré capaz de marcharme tranquilo, después de saber que todo lo que soy lo he sido a cambio de nada”. (*los versos que a continuación hemos extraído para la publicación de esta crónica corresponden a fragmentos de los poemas del exaltador, no a poemas completos).


 

Le presentó al exaltador Fernando Ruiz Berdugo, próximo pregonero juvenil de la Semana Santa de Marchena, quien expuso que Paco es hijo de Francisco Cortés y Ana María Pérez, llegando al mundo el 28 de mayo de 1990, proveniente de una familia humilde, cristiana y trabajadora, defensor de nuestras tradiciones y que lleva en el corazón a las sagradas imágenes de su hermandad, el Dulce Nombre de Jesús y Nuestra Señora de la Piedad, de los que ha sido costalero, así como al Coro de Nuestra Señora de la Piedad, destacando por expresar "amor y cariño al prójimo, querer y hacerse querer", y destacando su pertenencia también a la Asociación Parroquial Madre de Dios de la Merced y al Grupo de Jóvenes del Rosario desde 2003, casi desde su inicio, calificando de "devoción inconmesurable" lo que siente por la Patrona de Marchena. Fernando le expresó al pregonero un rotundo "te quiero, por estar siempre a mi lado", después de recordar cómo les ha unido en los últimos años la pasión compartida por la fe cristina y  por ello lo encuadró en esas personas "capaces de quererte con el alma y mirarte con el corazón, luz perfecta" de vida y de amistad.

exaltacion rosario 5

exaltacion rosario

exaltacion rosario 2

exaltacion rosario 3

exaltacion rosario 4

exaltacion rosario 6

exaltacion rosario 7

exaltacion rosario 9

Asistieron a la Exaltación el Rector de la Hermandad del Santísimo Cristo de San Pedro, Nuestra Señora de las Angustias, San Juan Evangelista y Nuestra Señora del Rosario, Genaro Salvador, así como el presidente del Consejo de Hermandades de la Villa, José Antonio López Romero, el párroco emérito Antonio Ramírez Palacios y el representante de la corporación municipal (Grupo Popular), Francisco José Carmona Guisado.

Tras fundirse en un sentido abrazo, Francisco José Cortés Pérez, Paco introdujo su exaltación, rosario en mano, ante la imponente presencia de la Virgen del Rosario a los pies del altar de un templo de Santo Domingo casi lleno para la ocasión:

exaltacion rosario 10

Rezo del Santo Rosario
Azucena pura y limpia
Diez ¡Ave María! le rezo
al ¡Sí! que exhaló Tus labios
haciendo esclavo Tu cuerpo.
Para que todos digamos
con firme convencimiento:
Gloria a Dios en sus tres formas
hasta el final de los tiempos.

María, Madre de gracia.
Misericordia queremos
para librar las batallas
que en el camino encontremos,
y bajo Tu dulce manto
el sueño final hallemos.

El rezo de los misterios y letanías fraguaron los inicios de la Exaltación a la Virgen del Rosario, en los versos llenos de color y devoción, con los que Paco se fue metiendo al público en el bolsillo desde el primer minuto.

exaltacion rosario 11


¡Bendita seas María!
que subiste a los cielos
por ser hija y entregarte
sin miedos ni titubeos,
al Padre dador de vida,
que hizo crecer en tu seno,
el Hijo que redimió
el mundo que conocemos.

Estrella de la mañana.

Cuando sales de este Templo

Tu mirada es nuestro auxilio,
nuestro refugio y consuelo.
Y Tus manos sanadoras
es salud para el enfermo.

La azucena fue la norma.
El arca de la alianza.
Te convirtió en rosa mística,

Virgen digna de alabanza.
Y el nardo sobre las nubes
derramó el mejor perfume
creando en la lontananza,
el jardín para los ángeles
que subieron a tus plantas.

Se llamó puerta del cielo.
Y para poder cruzarla,
sólo hacen falta las coplas
que el pueblo supo heredarlas.

Como espejo de justicia,
Tus mejillas sonrojadas.
Trono de sabiduría,
la que en Tu vientre emanaba.
Causa de nuestra alegría.
Hermosura comparada
con la torre más lujosa
que Marchena levantara
para una iglesia matriz
que todo el mundo admirara.

Reina de todos los mártires
San Sebastián te proclama.
De apóstoles y profetas,
Reina de los patriarcas,
de la paz y la familia,
Reina engendrada sin mancha.

Cordero de Dios sagrado,
escucha mis alabanzas.
Protege siempre a Tu pueblo
ante cualquier amenaza.


Nos mostraron el camino
para gozar de Tu gracia.
Desde entonces, hasta ahora,
donde la memoria alcanza,
no somos más que las cuentas
de un rosario de nostalgia,
que anhela que llegue el día
de la gloria más ansiada.

Y así decirte piropos.
Y así cantarte plegarias.
Y así gritar orgullosos,
entre la marea humana:
¡Viva la Madre de Dios!,
¡Bendita e Inmaculada!
Rosario, Madre y Patrona,
todo Tu pueblo te aclama:
Cuida por siempre María
a nuestra tierra mariana.

exaltacion rosario 12

exaltacion rosario 13

exaltacion rosario 14

En todo momento, alternó la lírica que acompaña su sentir, con la visión del Rosario como "modelo de fe para Marchena" y aprovechó la ocasión para cantar las virtudes del grupo de Jóvenes del Rosario, apuntando algún enconamiento del intramundo cofrade que se deduce de sus palabras, que en esta ocasión no estuvieron exenta de dardos para quienes no creyeron en exceso en la revitalización de la procesión en cuanto a la organización a la manera de hoy en día, que comprende un espectáculo visual y de ornamentación en las calles de Marchena: "Jóvenes del Rosario. Los únicos que siguen luchando, desde hace quince años, para que el Primer Domingo de Octubre sea el día más grande para el pueblo de Marchena, aunque jamás lo veamos señalado en rojo en nuestros calendarios. Por ello espero, que para ocasiones venideras, la Junta de Gobierno trate con el respeto y la seriedad que merece esta celebración. Soy simplemente un “Joven del Rosario”. Uno más de todos cuanto trabajan por y para Ti, sin tener en cuenta las adversidades que nos encontramos por parte de los que nunca han hecho nada para engrandecer el día de Tu salida y aún hoy, llenos de resentimiento, no quieren dejar de lado sus egos y entender que todo cuanto hemos hecho, hacemos y seguiremos haciendo mientras podamos, tiene una única protagonista, que no es otra que Nuestra Señora del Santísimo Rosario", defendió.

Un primer domingo de octubre, relató el exaltador volviendo atrás, descubriría su fe en la Virgen del Rosario: "...en un intento de desahogo solitario, acudí a tus plantas a razón de ningún propósito y fue entonces, cuando mi turbia mirada buscó tus ojos cansados y descubrió un manantial de vida espiritual inagotable. Empecé a comprender que la vida en Santo Domingo pesa y duele en el corto trayecto hasta el presbiterio. Ahí, antes de llegar a la reja, durante todo un año, nos rocías con Tu gracia y nos arropas con el manto de la tranquilidad absoluta. Como sólo una madre es capaz de hacerlo al acostarnos, para decirnos con un simple gesto, que todo problema tiene solución tras un beso de buenas noches. Pero como decía, hay una fecha, un mes concreto. Cuando cruzas la delgada línea que separa la intimidad de Tu altar del apabullante reguero incesante de fieles devotos de Tu grandeza. Desde aquí empieza todo. Desde aquí, renovamos nuestras promesas antes de tener el orgullo de pasearte por Marchena, antes de acercarte cada año a un barrio distinto del pueblo que te reconoce desde tiempo inmemorial, como su única soberana, ante la que debemos rendirnos en cada momento, como máxima representante de un municipio que tanto te debe", pasó a describir en este trazado perfecto de poesía a narración por el que discurrió el verbo de Paco.

Y en este momento, con el convencimiento de su fe a flor de piel, llamó a que "entre todos emprendamos la lucha para que ocupes el lugar que mereces. Quizás ahora, después de tantos esfuerzos por parte de tus hijos, es el momento para que los distintos partidos políticos se unan y reconozcan a Nuestra Señora del Santísimo Rosario como alcaldesa perpetua de la Villa, título indiscutiblemente merecido. Mientras tanto, a la espera de que algún día la justicia burocrática actúe, estoy convencido de que Marchena seguirá desviviéndose para que sus calles luzcan como mereces, desviviéndose por Ti, que aquí, eres la razón de todo", apostilló, dando de paso, de nuevo, a su amor y pleitesía a la Virgen, destacando su carácter soberano y su fuerte implantación en Marchena:

exaltacion rosario 17

Aquí donde el tiempo avanza.
Aquí donde todo pasa.
Aquí que el amor arrasa
y sacia nuestra Esperanza
anclándonos a la vida
que con Tus manos abrazas.

Aquí que nada te falta.
Aquí que todo lo tienes
cuando el sol baña tus sienes
y todo un pueblo a tus plantas,
lleno de Fe se confía,
rindiéndote pleitesías
a través de sus gargantas.

Aquí, sueño en duermevela.
Acuarela de emociones.
Primavera que revela
la alegría en los balcones
que dan olor a las flores
y armonía a los pintores,
que buscan en tu sonrisa
la cantidad imprecisa
de interminables colores,
que en la blancura del lienzo
resaltan abrumadores.

Aquí primor de primores.
Tres caminos de fervores
ofrecen Tu itinerario,
no importa cuál sea el barrio
que llenarás de locura.

Por San Juan, no tengo dudas.
Tienes sombra de duquesa.
Y en un arco señorial
has vistos siglos pasar
testigos de Tu grandeza.

En San Miguel, de abadesa.
Donde esclavas mercedarias
educarán a los niños
que recibas con cariño
Al llegar la Candelaria.

Como una sombra diaria
San Sebastián te venera.
Como Madre legendaria
que siempre estuvo a su vera.

La luz alumbra la nada,
las rejas enmudecieron,
y en el suelo que pisaras
siguen buscando Tu cara
los pétalos que cayeron.

No quiero que todo acabe,
confieso que tengo miedo.
No quiero cantar la salve
que pone fin a este sueño.

No quiero el último ¡viva!
No quiero el aplauso eterno.
Alegre melancolía
que vaticina el silencio
que quedará todo el año
en las paredes del templo.

Pero es  inevitable,
nos volvió a ganar el tiempo.
Pasó y se llevó las lágrimas
otro Domingo Primero.

Alcaldesa sideral
descendida de los cielos
desde tiempo inmemorial
para que te veneremos
como Madre celestial,
que en casa consistorial
nos invitas a rezar
para gozar de Tu reino.

Por ello no cabe duda.
El pueblo es sólo cristiano
y luchará en Tu defensa,
si así fuera necesario
defendiendo sus creencias
con el rosario en la mano.


Continuó su Exaltación, Paco, recordando "aquellos días en los que pasaban las horas pegando banderitas de papel para la salida de la Patrona" en torno a madres, abuelas, tías, vecinas...de ese grupo de Jóvenes, haciendo también mención a la camarera Antoñi Osuna: "Soy uno de aquellos que pusieron por locos quienes no entendían que nuestra locura era causa del amor incondicional que te profesábamos. Uno de aquellos que alentaron a generaciones venideras para que unieran sus fuerzas y de esa manera no permitir que el paso del tiempo volviera a dejarte en el olvido", exclamó ante la Virgen del Rosario, poniendo de relieve el Aniversario del Grupo de Jóvenes: "Hoy celebramos orgullosos nuestro decimoquinto aniversario y afortunadamente hemos llegado a ocupar un sitio entre nuestros paisanos, los cuales, llegada la fecha nos preguntan y nos ayudan cada día más en las tareas de engalanar las calles", afirmó a golpe de expresiones del argot popular que despertaron la sonrisa del público, como “¿Dónde está la bulla?, “¿y la Petalá?”,“¿Dónde le cantan a la Virgen?”, o la más utilizada: “Niño, ¿por dónde tira la Virgen éste año?”, son algunas de las cuestiones que nos han hecho ver que nuestro trabajo se va reconociendo en el pueblo", aseguró.

exaltacion rosario 19

"Cuando la miréis, os pido que recordéis que hubo un tiempo en el que fuimos llamados para librar una guerra en su nombre con victoria asegurada tras cada batalla que la componía", expresó Francisco José Cortés Pérez, que llevó la Exaltación por todos sus caminos: lo íntimo, lo colectivo, lo religioso, la relación de la Virgen del Rosario con el pueblo de Marchena y viceversa, lo anecdótico, o lo extásico en cuanto a su fe: "!Santo Domingo, de alguna manera nos reunió y nos habló de la belleza inalcanzable de Nuestra Madre y al igual que en ocasiones anteriores, instruyó al líder de nuestro escuadrón, quien nos armó de la mejor manera existente: nos entregó un rosario y nos invitó a rezarlo con nuestro esfuerzo y a instruir al pueblo para que todos fuéramos participes de la oración más sincera a María. Quince años han pasado desde entonces y aún hoy me emociona el brillo en los ojos de muchos de ustedes, quienes llegada la fecha, parece que volvéis a estrenar la ilusión por los preparativos como si del primer día se tratara. A todos. A los valientes que subís por las escaleras y trepáis por los balcones con repelente naturalidad, vista por los ojos de quien teme saltar de la acera, y a los valientes que se quedaban en los tejados después de mirar para abajo y tenían que ser rescatados. A los que empujan el carro, cargan las cajas, van y vienen durante días de un sitio a otro pidiendo todo tipo de cosas, los que han hecho tiras de flores durante años a contrarreloj a pesar de negarse una infinidad de veces…a todos, insisto. GRACIAS por haber escrito la Historia Contemporánea de nuestra Villa y abandonaros durante quince años en el anonimato más absoluto, permaneciendo a la sombra que deja Nuestra radiante Madre a su paso por las calles de su pueblo", subrayó.

exaltacion rosario 20

exaltacion rosario 18

La relación de vivencias enumerada por Paco en torno a su amistad con Fernando Ruiz Berdugo, fueron dichas por el exaltador con una devoción de amigo espléndida, dirigiéndose a él mientras lo expresaba en el templo: "Hasta el momento, has sido el abrazo que sellaba bajo una peana, justo a los pies de Ella el Domingo de Luz, el principal motivo que me alentó los dos últimos años que pertenecí a su cuadrilla, la ausencia que más me pesó el pasado 18 de Septiembre y uno de aquellos que tanto me dieron y a quienes tanto me dolió abandonar. Eres capaz de dejar lo que tengas que hacer para venir a hacer mi costal, tan solo por un capricho mío. Algo que te agradecí enormemente y que sabes y si no es así, te lo hago saber, ya es tradición. En la noche más grande, eres quien busco cansado, antes de encontrarme con Ella. Quizás porque con una mirada te basta para entender cómo he llegado y cuánto necesito verla y a mí, con un simple gesto, me sobra para encontrar la serenidad necesaria que me lleva a ubicar donde merecen, todas las emociones que nacieron paso a paso bajo las trabajaderas. Pero has sido capaz de darme mucho más. Pusiste todo en mis manos. Me ofreciste tu sudadera como un hermano, de nuevo hiciste mi costal y me acompañaste a la delantera de su paso como si de una presentación se tratara, Pero si hay un momento que nunca podré olvidar y en el que descubrí que nuestra amistad sería eterna, fue después de la salida. Allí, entre la oscuridad que gozamos bajo los faldones, cuando todas mis miserias se agolparon para mostrarme por cuanto debía dar gracias, cuando la aurora empujaba presurosa la pesada madrugada, tomaste mi mano y apretando con fuerzas fuiste el mejor pañuelo, borrando de pronto mis lágrimas con un simple gesto. Esos gestos los entendemos los privilegiados que nos valemos de la sombra de los respiraderos para encontrar las fuerzas suficientes que llevan a María y a su Hijo donde sea necesario. Sin dudas, eres especial e imprescindible. En este tiempo creo que he agotado la palabra gracias y aún así, me quedan muchas cosas por las que tengo que seguir utilizándola, como por ejemplo por haber conocido a través de ti a un ser excepcional al que quiero enormemente y con el que disfruto cada vez que estamos juntos, a pesar de su ocupada agenda".

Todo ese vínculo sin duda tiene como protagonista a la Virgen del Rosario: "Fue la Virgen del Rosario. La que desde la cuna en tiempos distintos nos crío y nos inculcó la devoción a las mismas imágenes para que el destino nos uniera de manera irremediable. El principio, Rosario. La que arribó a nuestras vidas en el puerto de un amigo común una afortunada tarde. Rosario. La que con paciencia parecía que nos empujaba y nos invitaba a tener conversaciones interminables.
Después de todo, Rosario. La que dio sentido ocho meses después a mis palabras, el día que te dije que sería capaz de escribirte un pregón para felicitarte porque ya entonces teníamos mucho vivido. Bendito Rosario que atesoro. Lo que en definitiva, eres para mí. El conjunto de recuerdos que forman las cuentas de mi rosario y me llevan a darte las gracias por todo los buenos momentos que me has regalado".

Compendio de sus emociones y trasladando toda la dimensión de lo que Nuestra Señora del Rosario representa en su vida, concluyó Paco, muy emotivo, esta primera Exaltación de la Virgen:  "Y ahora llega el momento de abrirle la puerta a la nostalgia. Pronto miraré Tu rostro en una extraña sensación que me hará sentir que vivo en un mismo tiempo el pasado y el presente de un día que ya forma parte de mi historia y que siempre recordaré de una manera especial. Me siento un privilegiado por haber llegado hasta el atril destinado a asentar los cimientos de un acto que pronto quedará marcado en el calendario de todos los cofrades marcheneros. Pero sobre todo, me siento bendecido por tu grandeza, la que estoy convencido que desde el principio hasta el final de mis días me protegerá. Desde ahora toda mi vida queda en tus manos. Me abandonaré en ti y sólo así seré capaz de marcharme tranquilo, después de saber que todo lo que soy lo he sido a cambio de nada", dijo con admiración, finiquitando la noche con palabras a tumba abierta hacia la Virgen:

exaltacion rosario 21

Hay quien dice que es un sueño
el hablarte cara a cara.
¡Ay de mí si así lo fuera!
Si luego me despertara
y no tuviera el recuerdo
del calor de Tu mirada.

Y luego, miré al principio.
Ante Tu altar me encontraba
y entendí en aquel instante
que éramos todo y nada.
Escuché un sonido seco
que traspasó mis entrañas.
El golpe del llamador
que un buen día alzó mi alma.

Todo cuanto yo poseo
me lo concedió Tu gracia.
Todo me has dado hasta ahora
a cambio todo de nada.

Todo comenzó con ellos
y a ellos les doy las gracias.
Aquello sí que era un sueño
por el que nadie apostaba.
Y quince años después,
sin merecerme yo nada,
soy el que reza por ellos
a través de mis palabras.

A mi lado eternamente,
testigo de mis andanzas,
decidió andar el camino
La Luz que nunca me falla.

Quien alumbró mi destino
con el costal y la faja
e hizo que conociera
a gente tan admirada
que me dieron su cariño
en la sombra más sagrada
y cincelaron mis pasos
con sus amables palabras,
dándome todo hasta hoy
a cambio siempre de nada.

Todo lo dejo a Tu suerte.
Lo de hoy, lo de mañana,
lo que perdí y ahora busco
desandando mis andadas
y lo que espero encontrar
al sumar nuevas pisadas.

Y cuando llegue el momento
en que mi vida arriara.
Cuando suene el golpe seco
y esta “chicotá” acabara.
Vendré a buscarte de nuevo,
y con mis deudas saldadas
te miraré como en sueños
y te diré cara a cara,
que todo cuanto atrás dejo,
lo que en vida disfrutara,
todo a Ti te lo encomiendo
y todo a cambio de nada.

exaltacion rosario 22

exaltacion rosario 23

exaltacion rosario 24

 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2