Hermandades

moeckel cuaresma 5

El abogado y cofrade sevillano de raíces alemanas calificó de "demagógica" la postura de quienes critican el oro de los paso 'mientras la gente pasa hambre', defendiendo la generación de puestos de trabajo en torno al movimiento cofrade. No obstante, animó a los cofrades a "serlo sin complejos y sin justificarlo" ni en este aspecto ni en otros como la acción social de las hermandades, pues por encima de todo, en las cofradías "está Dios" y "en una empresa o en una ONG no tiene por qué estarlo". Bajo la premisa de "unidad en lo principal, discusión en lo secundario y caridad en todo", defendiendo en todo momento los cultos tradicionales y rituales con sus correspondientes adornos, consideró fundamental que la Diputación de Formación de las Hermandades sea ocupada "por una persona muy preparada, por un fenómeno", para transmitir los valores cristianos a la sociedad, ya que "las hermandades, en Andalucía y en Marchena, son la mejor forma de vertebración social".


 

Los Viernes de Cuaresma organizados por la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno celebraron una nueva jornada anoche, con lleno total en la casa Hermandad para este acto presentado por el hermano de Jesús y abogado, Luis Javier Labella, quien glosó detalladamente la figura de Joaquín Moeckel Gil, presente en Marchena por intermediación de él mismo y de José Chamizo.

Comenzó recordando Antonio Martín, Hermano Mayor, la presencia de Chamizo o de Amalia Gómez, entre otras figuras relevantes, en anteriores ediciones de esta conferencia reservada para el área de Cristianismo y Sociedad, dado que nos encontramos en una sociedad "deshumanizada, anárquica y falta de fe, en un mundo que nos va conduciendo al agnosticismo y a la vida sin Dios", frente a lo cual "estamos obligados a ejercitar la fe entre nuestros semejantes y formarnos en la fe", aseguró, ante la presencia también del Padre Javier.

Luis Javier Labella señaló que para él es un "honor y enorme responsabilidad" presentar al ponente, considerándolo una persona "idónea" para el acto de anoche y destacando su activa forma de vivir la actualidad, analizarla y participar de ella "mojándose, con respeto pero con valor", y reseñando las palabras de José Félix Machuca, quien lo define en la biografía como "la fuerza del carácter".

De padres de Sanlúcar de Barrameda y de Sevilla pero de ascendencia germana, Joaquin Moeckel Gil nació en Sevilla hace 50 años mezclando la tenacidad y rigurosidad germánica con la gracia y el ingenio sevillano, expuso Labella, que repasó su curriculum académico y profesional, contando hoy en día con uno de los más afamados despachos de abogados de la ciudad hispalense, donde se han tratado temas de gran impacto mediático.

A nivel cofrade, ha sido siempre hermano del Baratillo, del que ha ejercido el cargo de Hermano Mayor, desde donde consiguió modificar ciertas reglas en favor de la incorporación de la mujer al cuerpo de nazarenos o respecto a la edad de los hermanos mayores, también reivindicando siempre la soberanía de las hermandades por su carácter privado frente a los criterios diocesanos: "He pagado cara mi libertad, pero no estoy en venta" es una de las frases que definen a un defensor de la tauromaquia que se echó a la calle a limpiar por cuenta propia la estatua de Curro Romero tras sufrir pintadas y que se destaca por su actividad en los medios de comunicación defendiendo sus opiniones sobre temas de actualidad o haciendo didáctica del Derecho, pero "sería erróneo quedarnos con una visión estrictamente de una persona polémica y mediática. Lejos de la realidad, Joaquín Moeckel es una persona comprometida con su entorno, su ciudad, sus costumbres, tradiciones, con la razón, la verdad y la justicia", señaló Labella para dar paso al conferenciante, al que dio paso recordando su labor por la restauración de la Iglesia del Salvador.

moeckel cuaresma

moeckel cuaresma 2

moeckel cuaresma 3

Allá por principios de este siglo, en efecto, el Arzobispo decidió cerrar la Iglesia tras la caída de una piedra alegando los motivos de seguridad, y Moeckel fue llamado por una radio para opinar al respecto, manifestando que "si son 1.000 millones de pesetas, basta que 1.000 empresarios sevillanos pongan 1 millón de pesetas (6.000 euros) cada uno", e iniciando así un movimiento de patrocinio de la Restauración que acabó contando con la colaboración de Ayuntamiento, Junta de Andalucía e Iglesia, pese a que en principio el Consistorio alegaba la obligatoriedad del propietario, la Iglesia que no tenía una peseta y la Junta de Andalucía que "se iban a enfadar los budistas y los musulmanes, aunque eso lo dijo una señora que luego dijo que el dinero público no es de nadie".

Con este ejemplo, indicó que la restauración de hoy en día el tercer monumento más visitado de Sevilla, "partió del mundo de las hermandades, ese mundoi en el que sólo se habla de limpiar plata, de claveles, de pelearse porque el Hermano Mayor ha puesto a uno de prioste y a otro de mayordomo, pero ese mundo que abanderó esa restauración, que no la abanderó la política, ni la Iglesia, y por eso no voy a tolerar que en ningún evento cristiano se nos trate nunca a los cofrades como gente de segunda categoría, poco preparada o esos tontos que están ahí con cosas superficiales".

Los cofrades "somos personas imperfectas, pero con nuestras imperfecciones tenemos que ver lo que aportamos a la sociedad, y es mucho, muchísimo, desde el punto de vista vehicular. Las hermandades son la mejor forma de vertebración social en Andalucía. Díganme donde no hay un cofrade: en un banco, en un Ayuntamiento, en un Juzgado, en un ambulatorio, ¿dónde no hay un hombre o una mujer cofrade? Estamos en todas las redes sociales de verdad", expuso, por lo cual "eso hay que aprovecharlo", continuó: "Por número de personas, de actividades, ser cofrade es la forma más importante de ser cristiano hoy en día" en la sociedad en la que nos encontramos con tal magnitud del ámbito cofrade en esta tierra.

Por otra parte, advirtió de que "no entremos en comparaciones. Las hermandades no son una ONG. Puede que en algunas ONG esté Dios, en otras no. Pero en las hermandades sí que tiene que estar Dios. No somos una empresa, aunque llevemos contabilidad y haya Junta de Gobierno..., en la empresa no tiene por qué estar Dios, aquí sí, aquí hay dones espirituales. No tengamos complejos con decir que pertenecemos a hermandades y que somos cofrades, no se tiñan de ese complejo de que están en una hermandad para hacer solidaridad, porque caridad parezca que suene rancio para algunos. Se hace caridad y no pasa nada", apeló, defendiendo que la formación es fundamental para exponer esta idea.

"Luego nos encontramos con esa demagogia de quienes dicen que la Virgen no quiere tanto oro cuando hay gente pasando hombre, y yo les contesto con rotundidad: A Dios Nuestro Señor no le molesta que haya un taller con diez o doce personas bordando, un taller con 35 personas trabajando en la orfebrería u otras 35 personas en una floristería adornando flores. Una vez, porque no todos los días pasa en la vida, mi hija de 24 años acabó la carrera universitaria y le hice un regalo importante, un reloj bueno. Y en la relojería la vi cuando se lo probaba, que yo no quiero, que hay gente pasándolo mal, y quizá esperaba el discurso fácil como padre, pero llamé al dependiente y le dije lo que mi hija me transmitía. Él miró a mi hija y le dijo 'señorita, si usted y cuatro más no compráis el reloj, yo y cuatro trabajadores más vamos a ser cinco más de los que los que usted dice que lo pasen mal'; de modo que Moeckel defendió que "las cosas tienen su medida, su espacio y su lugar", por lo que "las hermandades no estamos solo para montar altares, cultos, ni sólo para actos solidarios, ni sólo para montar pasos, pero se puede hacer todo sin ningún complejo, porque los altares son garantes de tradiciones sin las que no tendrían razón de ser la existencia de las hermandades".

"No justifiquen su presencia en una hermandad por la obra asistencial, no tengan ese miedo, ahora se dice mucho que una hermandad va a destinar, por ejemplo, el 40 por ciento de su Presupuesto a obra asistencial. ¿Y la que lo dedique a restauración de su patrimonio qué pasa, es que no hace obra asistencial? La caridad del siglo XXI no es pagarle el colegio del niño a alguien, ni la luz, ni el agua, ni perdonarle la papeleta de sitio; eso lo hace cualquiera que tenga dinero. La caridad del siglo XXI es darle tiempo y compañía a una persona enferma, a una persona sola o desasistida, y si te pide alguien fuego, preguntarle cómo está o si tiene algún problema", tras lo cual Moeckel puso como ejemplo que "la sociedad nos está llevando a un mensaje tan torcido que si vemos a un perro vagabundo lo tenemos que mimar, concienciarnos...mientras las personas que duermen en los portales se vuelven invisbles, o a lo sumo se le da 2 euros, pero a lo mejor esa persona lo que quiere es que le digas vente a desayunar conmigo, lo que pasa que le damos la moneda y acabamos más rápido", lamentó.

moeckel cuaresma 4

Por último, Joaquín Moeckel incidió en la importancia de situar al frente del área de formación de las hermandades a las personas más capacitadas, en contra de lo que expuso que es habitual, que el cargo lo ocupe "este al que hay que meter en la Junta" de Gobierno, así como en el carácter "atemporal" del cristianismo, que a su juicio lo hace vigente en el siglo XXI para todo tipo de situaciones, con parábolas "perfectamente aplicables".

Se mostró partidario de que en cultos, quinarios...se recuperen ejercicios espirituales que en muchos casos han sido eliminados para reafirmarse en la fe y en el hecho de ser cofrade, y pidió a los presentes que en sus relaciones con la sociedad civil no soliciten las cosas tímidamente sino exigiéndolas por cuanto conforman un colectivo significativo y numeroso: "No nos juzguéis vosotros a nosotros y no os juzgaremos nosotros a vosotros. No nos condenéis de antemano", reivindicó, apelando al dicho de "unidad en lo principal, discusión en lo secundario y caridad en todo", en referencia a San Agustín.

Finalmente, ante las "agresiones" que sufre la fe cristiana, pidió responder con "inteligencia, lucha y tolerancia", eso sí "sin tolerar la intransigencia porque no somos intransigentes", tras lo cual expuso su parecer sobre diversos temas como la aconfesionalidad del Estado, "Somos un estado aconfesional, no laico, por lo que se ha de convivir con las confesiones religiosas, y no perseguir a ninguna religión", o también acerca del aborto, ante lo cual cuenta con el lema "nosotros eyaculamos, nosotros participamos" con el que se enfrenta al "nosotras parimos, nosotras decidimos", denunciando la ausencia de derechos del hombre en la decisión sobre tener o no tener un hijo y la asunción de obligaciones si su decisión es contraria a la de la mujer.

Todas estas cuestiones han sido objeto de debate con políticos como Cristina Alberdi, o con especial fulgor, con Pablo Iglesias, de quienes señaló en estas batallas dialécticas que han mantenido en los focos mediáticos, que "con argumentos e inteligencia, no me duran ni un asalto".

moeckel cuaresma 6

 

 

 

 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2