seniors et

EDUARDO TERNERO. El médico griego Hipócrates de Cos (IV a.d.C.) dividió la vida en siete edades y colocó la vejez, la última, a partir de los 56 años. Suponemos que llegarían muy pocos, pues la media de esperanza de vida se situaba entre los 35 y los 40 años por aquellas fechas. Pancho Betancourt nos apunta una lúcida frase: “Quien no muere de viejo no muere de muerte natural”, queriendo demostrar que la vida humana culmina con un periodo de vejez natural dentro del desarrollo biológico.

Leer más...

et cuentos


EDUARDO TERNERO. Poder vivir de escribir cuentos, en las fechas que estamos, es tela de difícil, lo han desplazado los videojuegos, las consolas, los móviles, las “blauberrys”… Las alternativas son más llamativas y más convincentes para los niños y no tan niños. Lejos quedan esas escenas neolectoras de críos balbuceando sílabas para entender de forma significativa los cuentos de “Blancanieves”, “Cenicienta” “Pulgarcito”…

Leer más...

 anticorrupcion

ANTONIO CAMERO TRIGO. ¡Hola Eduardo! Suscribo íntegramente el artículo publicado en La Voz de Marchena, bajo el título “EL LLANTO SOBRE EL DIFUNTO”. Dice al final: “Creo que la juventud debería coger la bandera de la reivindicación, crear asociaciones, partidos políticos, sindicatos nuevos, echarse a la calle y luchar por sus derechos y sus libertades. Estamos a 1 de Mayo, ya hace 6 años del 15M. Nos van a ir engullendo si no ponemos remedios”. Plenamente de acuerdo aunque, no obstante me interesa recordar algunos detalles para refrescar memorias.

 

Leer más...

psoe et

EDUARDO TERNERO. ¡Oye!, que te pones a ver la televisión, escuchar la radio o leer la prensa digital (hay que ver lo poco que recurrimos a la prensa escrita, yo prácticamente nada, como con el “ordena” puedes poner la letra al tamaño que desees).Bueno, pues escuchas las noticias y te dan cada sobresalto, cada envido, como si estuviésemos jugando al mus, que te dejan patitieso.

Leer más...

cantar gallina

EDUARDO TERNERO. Hace mucho que no recordaba aquellas horas infructuosas que da la etapa de la juventud, cuando la noche no tenía tapia ni techo, madrugadas de resacas biliares, locuras…de haber vivido escenas en reñideros de gallos clandestinos, de apuestas prohibidas, de hedores a alcohol, neblinas de tabaco y otras yerbas, en las que los “plumíferos” lucían dorsos pelados… crestas cortadas, armados de estiletes plateados en sus espolones que cortaban los miembros al contrincante, salpicando la estera con su sangre hasta hacerle “cantar la gallina”.

 

Leer más...

Más artículos...

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2