pan tumaca foto

EDUARDO TERNERO. Hace unos días me despertó el trinar de unas oscuras golondrinas que han vuelto a mi zaguán sus nidos a colgar. No se apuren no les voy a castigar con un recital de las Rimas de Bécquer. Les hablo literalmente, llegaron las ruidosas y cansinas golondrinas con su barro a ponerme perdida la pared y el suelo con una masa de lodo ensalivada. Supongo que llegan eufóricas tras recorrer los miles de kilómetros que les separan desde su estancia invernal en el corazón del África subsahariana hasta aquí. Se quedarán con nosotros casi seis meses para criar a su prole.

 

Leer más...

et siria

EDUARDO TERNERO. Lees en la prensa que pueblos como Cartajima, Pujerra, Faraján, Júzcar, Parauta, Alpandeire…pertenecientes a la Serranía de Ronda, están poniendo anuncios en los medios, ofreciendo casas casi gratis y trabajo en el sector de servicios del pueblo a familias con niños en edad escolar para aquellas familias que se empadronen y vivan en estos municipios del Valle del Alto Genal. Los colegios se quedan vacíos, la población envejece, las casas están derruidas, desvencijadas, los campos abandonados… ya no hablamos de endogamias porque la natalidad es cero y el descenso de población cae en picado.

Leer más...

gordos foto

EDUARDO TERNERO. Hay que ver las veces que decimos los andaluces “¡Qué gordo me cae fulano”, sin embargo esta palabra tiene muchas acepciones: Por ejemplo en todas las pandillas que se precien de serla, ha habido siempre un gordo, al que todos llaman con ese apelativo. Suele ser un chaval de lo más bonachón, simpático, cuando no gracioso por su simplicidad, por su manera de ser, un estilo al Manolito Gafotas que tanto éxito a dado a Elvira Lindo.

Leer más...

et sevilla


EDUARDO TERNERO. Hace muchos años, conocí a Alonso en una precipitada foto de carné que tuve que hacerme para el libro de escolaridad. Alonso era un marchenero, gitano-fotógrafo o un fotógrafo-gitano, no sé qué anteponía antes. Sé que fue un defensor a ultranza de su estirpe, de su gente y un enamorado de la fotografía. Fue su “modus vivendi”, pero intuyó que, anclado en la plaza del Ayuntamiento de nuestro pueblo o en el paseo del Piojo, no iba a salir de la miseria, cogió los bártulos de retratar y se fue una mañana de mayo, con toda la familia, a la capital hispalense. Cogió el tren que llevaba a la antigua estación de Cádiz, donde hoy está el Mercado de la Carne en el barrio San Bernardo y se instaló allí, en Sevilla, para siempre.

Leer más...

cena idiotas

EDUARDO TERNERO. Si atendiéramos a la etimología griega de la palabra idiota, yo estaría encantado de serlo, porque idiota en origen significaba lo propio, aquel que se preocupa de sus cosas, de sus intereses privados y particulares sin prestar atención a los asuntos públicos o políticos. La corriente estoica cambiaría este concepto, puesto que no se concebía un hombre apartado de la política, era obligación del sabio entender la política y lo público. Yo me sigo considerando de la clase epicúrea, para quienes la política no era más que una fuente de problemas, de sufrimiento y por tanto de infelicidad.

 

Leer más...

Más artículos...

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2