Firmas

banderas et

EDUARDO TERNERO. El 1 de Octubre, me recordó al año 1823, cuando se envío desde Francia, para ayudar a Fernando VII a luchar contra los liberales, al duque de Angulema con los 100.000 hijos de San Luis. Se solicitó la ayuda de un ejército francés para derrotar a los españoles, a sus hermanos. Fue una etapa aciaga de nuestra historia. Sólo Cádiz logró resistir. Enorme el valor demostrado por su gente, que “…con las bombas que tiraban los fanfarrones, se hacían las gaditanas tirabuzones”.

 



Hemos dado, seguimos dando un espectáculo a nivel mundial sin precedentes. Hechos previos como que los panaderos portasen, de manera clandestina, la urnas para votar, que el T.S.J. recurriese a detener a muchos políticos catalanes días antes, que el presidente Rajoy no haya dado la cara en los momentos cruciales, las arengas y amenazas tanto del Gobierno de la Nación como del Govern de Cataluya...levantó expectativas de crispación.

El asalto a los centros educativos por parte de la población, la memez de usurpar lugares de votación días antes, la llegada masiva de cuerpos de seguridad…las proclamas y concentraciones estudiantiles mediatizadas por los infiltrados políticos del SI, caldearon el ambiente, todo adobado con la enviada masiva de periodistas y medios de comunicación tanto nacionales como internacionales, fueron preparando el terreno de la insensatez.

Los enfrentamientos de la Policía Nacional y la Guardia Civil con las oleadas ciudadanas de aspirantes a votar, el día de la supuesta votación del 1 de Octubre, la pasividad de los mossos…urnas por los suelos con papeletas rellenas previamente, gente votando en las calles, sin confrontar listas, censos de votantes borrados de datos electrónicos por la intervención de los especialistas de la Guardia Givil… la elevación de resultados de forma aleatoria, sin haberse hecho el recuento… una sucesión de despropósitos, impropios de una democracia. 

La posterior salida del Rey (en su papel) por televisión, la respuesta de Puigdemont empecinado en ser relevante. La actitud de la mayoría de partidos políticos, todos al unísono pidiendo y queriendo mediar. Los enfrentamientos entre catalanes, los del SÍ, los del NO y los que desean vivir con tranquilidad. Los hechos ocurridos en la huelga General del día 3, obligando a cerrar centros educativos, la promesa de no detraer haberes de la nómina por hacer huelga a los funcionarios, los movimientos estudiantiles… han sido otra sarta de desatinos que llevan al distanciamientos de las posturas, cada vez más encontradas.

La amenaza de los radicales catalanes, los sediciosos empecinados en lograr la independencia Catalana anunciando para el lunes día 10 la proclamación de la Republica Independiente de Cataluña de forma unilateral, ha llevado el conflicto a Bruselas. Allí se ha debatido la incongruencia de la actitud de los dirigentes catalanes. Han salido muchos líderes europeos condenando los hechos y las perspectivas de segregación de Cataluña, cuando lo que se hace necesario es llevar el tema a debate dentro del Congreso de Diputados, que para eso están.

Ante la tesitura de lo que se puede avecinar, la bolsa esta oscilando y cayendo en picado estos días, miles de millones de euros perdidos, como si esto fuese Jauja. Los economistas elucubran futuros inciertos para la economía catalana; las entidades bancarias Sabadell, Caixa… cambian de sede, se van fuera de Cataluña. Empresas farmacéuticas, del automóvil, etc. tantean su salida. La incertidumbre a día de 8 de Octubre es enorme. La ocupación turística, transportes, negocios… sigue cayendo en picado. Todo en un marasmo de incongruencias, que están llevando a un desmadre nunca visto y que puede dar al traste con la economía del país catalán y por ende de España.

Creemos que esto se debería haber resuelto con mucha antelación, se podría haber llegado a un entendimiento, el lenguaje se inventó hace miles de años para ello. Ahora, tras lo sucedido, se ha conseguido hacer mártires de la causa, y una gran mayoría de los que votarían NO a la independencia catalana, tras los sucesos del 1 de Octubre, han cambiado su voto al SÍ.

Lo peor es la fractura social que se está generando entre vecinos, entre hermanos. Me pongo en la piel del millón de andaluces que tuvieron que emigrar a Cataluña para quitarse el hambre.

Son los charnegos que tuvieron el valor y la desgracia de tener que dejar su tierra, los mismos que siguen volviendo sus miradas con nostalgia hacia los campos y pueblos de su Andalucía, los que sueltan lágrimas desde la distancia…pero que no tienen otro remedio que continuar allí, por razones que todos debemos entender .

eduardo ternero ok

 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2