Firmas

feria ok archivo 3

EDUARDO TERNERO. Hace unos días, al pasar por la carretera de Paradas, he visto que ya se están montando las casetas para la celebración de la Feria. Sé que hay gente que anda pidiendo a la poderosa climatología que, durante esos días, se apiade de nosotros, que los rayos de Lorenzo sean livianos con el personal porque, debajo de un toldo a las cuatro de la tarde, el rebujito, con su yerbabuena, puede parecer caldo del puchero. Es para pensarlo.


La mayoría de la gente quiere bajar, hablar con el personal, tomarse unas copas, disfrutar de su feria, divertirse con los amigos, con la familia…que para eso es una vez al año. Pero se “acobarda” cuando piensa en la experiencia de otros años, de la “caló” que pasó, de cómo se le quedó la garganta hecha polvo por lo elevado de la música… y la “pechá” de hielo derretido que tomó.

Nos cuesta tanto modificar nuestros hábitos, nuestras costumbres, ni siquiera nos paramos a pensar que tal vez pudiese haber otra forma, que cambiando algunas pautas podría ser mejor… así se ha avanzado siempre.

Todos sabemos que hay a quien le gusta a rabiar la Feria y ya pueden caer chuzos de punta o arder como en Bonanza el toldo de la caseta; estos van a bajar al Real, sí o sí. Entendemos, que los hay, que algunos cojan la feria desde que toldos “El Antequerano” descarga el primer camión hasta que pregonan por las calles los restos de turrón (por cierto ¿Eso se acabó?) ¡Jo!, uno es más antiguo que las pelotas de serrín.

Sabemos que mucha gente lleva años pidiendo un cambio de fechas, gente que coge vacaciones esa semana o la quincena y se va de playas o campings. Los hay que piensan, que para no poder salir, gastarse un capital en cacharritos y no disfrutar, prefiere estar una semana con su familia en el campo, en la piscina, hacer un viaje… todo menos pasar calor, con la que está cayendo.

Entendemos, porque todos hemos pasado por ahí, que, cuando se es joven, cuando se tienen ganas de jarana, no le pesan a uno ni el calor, ni la caló, ni el toldo. La juventud tiene la virtud de no hacer ascos a nada. Pasan la noche entre el tintineo de las copas, aguantan en pie lo que le echen y si están cansados se sientan en la acera o donde pillen. Si el cubata, el mojito, o el botellón se calientan, más hielo. Lo que importa, para ellos, es que la música esté a tope, mover la cintura, charlar, reírse y sobre todo y más importante ligar, divertirse, ligar…por encima de todo.

Al poco, cuando se pasa la frontera de esa etapa, a la cual todos llegamos, unos antes que otros, cuando ya tienes niños pequeños, la feria se ve de otra manera, con otros intereses, más pausada, con otro tipo de intenciones… visitas la calle del infierno, buscas un velador donde puedas poner el carrito del bebé, sacas a la niña vestida de flamenca… tienes que coger el coche y ya las copas empiezas a contarlas o tu pareja te avisa.

Existe otra feria, la de la madurez, cuando bajas directamente a sentarte, a la cena de la caseta, a hablar un rato con amigos, a tomarte una copa pausada, algún baile mesurado, sin despeinarte mucho… que cuatro o cinco días ya no hay cuerpo que aguante. Porque después vienen las resacas, los achaques, los contra dios.

También los hay que pasan la feria sin sobresaltos, un rato, un día y poco más, paisanos que solo pueden el fin de semana porque viven fuera o tienen el trabajo fuera de nuestro pueblo.

Si son seguidores de este medio, recordarán que el pasado año sugerimos en nuestro artículo que la feria cambiase de fecha, por motivos de temperatura, por las fechas de los exámenes de Septiembre… propusimos, como ejemplo, celebrar en común Feria y Fiestas de la Patrona, la Virgen del Rosario; se podría ponderar consultando a grupos de distintos ámbitos. Nosotros, desde estas líneas vamos a seguir insistiendo en ello, pues creemos que se podría probar, argumentos hay.

No es lo mismo ponerte una chaqueta para bajar a la feria, porque ha refrescado de noche, que estar sudando bajo un toldo mientras el ventilador o el aire acondicionado de tu casa te están aconsejando que te vayas al sofá. ¡Ojalá refresque!

 

eduardo ternero ok

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2