Firmas

encima escenario1

EDUARDO TERNERO. Dice un antiguo adagio africano que cuando un viejo se muere arde una biblioteca.
Admiro la profesión de actor, porque hay quien comenzó la carrera haciendo papeles de niño en películas, continuó de joven, actor maduro y luego sigue haciendo papeles adecuados a su edad, incluso hay muchos que llevan como bandera el decir que morirán encima de un escenario. Los hay que han podido hacer sus mejores papeles en la tercera edad, por ejemplo, los actores Morgan Freeman, Sean Connery, María Galiano, el desaparecido Carlos Álvarez que fue profesor del IES Isidro de Arcenegui y un largo, larguísimo etcétera.



Es igualmente sintomático que la mayoría de empresarios, permanezcan en sus empresas hasta el final de sus días, adaptándose a otros horarios, sin tener esa carga emocional y emprendedora de sus años de lucha, pero asesorando, poniendo reflexión y experiencia, templando como requiere su edad… aunque no estén implicados directamente, ni se muevan dentro de los cánones de responsabilidad que exige la empresa.
La mayoría han delegado en sus hijos, herederos, sucesores o en su Junta Directiva…pocos tiran por la borda o venden lo que han montado durante años con esfuerzo y dedicación. Pocos son los que se retiran o se arrinconan en el olvido.
En cambio muchos de los buenos profesionales que ha habido en nuestro país, la cantidad de personas ociosas, jubiladas, paradas, que hoy día tenemos en España, todos aquellos que tienen una excelente preparación, son expertos, arrastran un envidiable currículum… todos ellos se encuentran abocados a ser olvidados; no aprovechamos sus capacidades y sus experiencias, no les ofrecemos divulgar sus saberes acumulados a lo largo de sus dilatadas vidas, para enseñar a las generaciones venideras y hacerles más fácil sus trabajo.
En la mayoría de las escuelas de Francia, Irlanda, Noruega…, las que conocemos, las personas mayores aportan sus conocimientos en charlas, conferencias, exponen y explican sus prácticas, sus trayectorias en los Centros Educativos. Otros atienden al alumnado con necesidades, ayudan en la gestión, suman sus conocimientos a los de la comunidad… incluso muchos pertenecen al Consejo Educativo de la localidad para aportar sabiduría y experiencia.
Aquí hemos conocido maestros, profesores, buenísimos profesionales que eran verdaderos expertos en la enseñanza de las matemáticas, en el aprendizaje de la lecto-escritura, hemos compartido con excelentes gestores, educadores y expertos en las distintas áreas y disciplinas que, llegada la hora de su jubilación, han abandonado la escuela y sus prácticas, sus experiencias, sus conocimientos han sucumbido ante la indiferencia de las administraciones y se olvidarán para siempre.
Distinto sería aprovechar esas personas, a otros ritmos y con otros tiempos, en otros horarios… para hacer llegar a los profesionales que continúan ejerciendo, sus aciertos y errores, sus éxitos… en definitiva las buenas prácticas que ha llevado a cabo a lo largo de sus años de trabajo en la docencia.
De esa manera, todo caería en la misma bolsa, no se necesitaría volver a investigar en prácticas obsoletas que no tuvieron efecto anteriormente, se apoyarían en los buenos resultados obtenidos por los expertos, restarían tiempo y economía a sus trabajos, o sea, haríamos lo que generalmente nos indica nuestro sentido común, aprender de los errores de los que han vivido antes que nosotros, ese es el motivo por el que ha avanzado la civilización a lo largo de los tiempos.
Aquí, al día siguiente de tu jubilación, pasas a ser algo inocuo, dejas de tener funcionalidad, se te reserva el no hacer nada para la sociedad, casi relegado a la indiferencia y olvido. Y, que conste, que no se trata de seguir trabajando, ni ocupando un lugar que toca a los que están en edad de merecerlo, se trata de aportar conocimientos y experiencias a cambio de ser útiles y aportar para la sociedad, de ayudar en la formación de los profesionales en activo.
Empeñémonos en poner en valor, de manera altruista, los conocimiento, las capacidades desarrolladas a lo largo de una vida, de reconocer y compilar unos saberes que se perderán si no ponemos remedio.

eduardo ternero ok

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2