Firmas

hasta nunca foto


EDUARDO TERNERO. Sr. Presidente del Gobierno, Sra. Presidenta de la Junta:

 



Les escribo la presente para comunicarles que a finales de Junio dejo mi pueblo, mi tierra, mi país. He sacado un billete de avión para trasladarme a Noruega, concretamente al mar del Norte, para trabajar en una plataforma petrolífera.

 

He sido un estudiante provechoso, he sacado durante toda mi escolarización excelentes notas; durante la carrera ídem de lo mismo, currando todos los veranos, fines de semana… en lo que daba la tierra que generalmente era muy poco, hostelería, socorrista, algún trabajo de mensajería y poco más, insuficientes incluso poderme pagar las matrículas universitarias.

Mi padre, un obrero de la construcción de 56 años, hace tiempo que permanece en paro con un desempleo agotado, una ayuda familiar irrisoria como para poder satisfacer las necesidades de una casa en la que convivimos cinco personas.

Durante la carrera he tenido muy poca ayuda, una beca miserable, insuficiente; una Erasmus ridícula, ya que estudiar supone unos gastos de transporte, vivienda, alimentación, material… que no podía sostener mi familia. Bastante precaria era la situación familiar con pagar la hipoteca del piso y las necesidades más perentorias como la alimentación, impuestos, agua, luz, etc...


He conseguido terminar mi formación de Ingeniería con mucho esfuerzo y llevo dos años intentando buscar un empleo que pueda satisfacer mis necesidades vitales, tener una perspectiva de futuro, que no denigre mi persona… y lo único que he encontrado han sido trabajos precarios, temporales, que nada tienen que ver con lo que he estudiado y para lo que me he preparado.

Siento decirles que me voy porque que no encuentro salida, aquí no hay futuro. Quiero a mi tierra como cualquiera de los que gritáis a menudo que lucháis por ella. A mi también me gustaría hacerlo, y levantar esta Andalucía y esta España de penas, que navega sin perspectivas de trabajo, que se avergüenza de no poder salir de la miseria, del caciquismo histórico y del actual estado lamentable en que nos encontramos, a pesar de la supeditación a estos partidos que nos gobiernan desde hace cuarenta años.

Me duele pensar que seamos un pueblo sumiso, incoherente, que mezcla la indigencia con la diversión, que camufla su desesperanza con fiestas y devociones. Ese no es el camino ni ese modelo acabará nunca con nuestra miseria. Seguiremos siendo el culo del mundo, seguiremos a la cola del paro, seguiremos siendo los sirvientes de Europa… La gente nos toma a chufla, nos caricaturiza. Somos muchos miles de jóvenes los que intentamos sacar con mucho esfuerzo nuestras carreras hacia adelante, pensando en un futuro mejor, merecido, que cambie la realidad que vivimos.

Sres. Presidentes, espero que conozcan lo que cuesta la formación de un universitario, tanto a las familias como a las arcas del Estado ¿Saben ustedes cuántos de nosotros ejerceremos en el extranjero, nos acogerán otros países con sus manos limpias y se aprovecharan de nuestros conocimientos y nuestras capacidades, sin costarles un Euro? ¿Creen ustedes que este modelo nos podrá sacar del estado anímico, económico, social… tan denigrante que estamos sufriendo los andaluces y los españoles?

Sí, a mediados de Junio, partiré para una de las plataformas petrolíferas noruegas, o hacia alguna empresa alemana, finlandesa, qué más da; iría a cualquier lugar que me ofreciese un trabajo digno, que reconociera mi labor; un lugar donde pueda desarrollar mi vida sin suplicar un trozo de pan; donde poder formar una familia, tener un futuro. Sé que añoraré a mi gente, mis amigos, mi tierra, mi cielo… pero no me queda otra.

Sres. Presidentes y señores políticos, duerman ustedes tranquilos, como si no pasara nada, sigan tratando y discutiendo en el Congreso y en el Parlamento cuestiones baladíes, anodinas; no se preocupen por el futuro, al fin y al cabo seré uno más que abandona Andalucía, España. Seré uno más que derramará lágrimas en otros lugares, en soledad, con su pensamiento fijo en la tierra que le ha visto crecer…


Pero no olviden esto: “Yo, como tantos otros, no me voy, me echan ustedes”.

eduardo ternero ok

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2