Semana Santa 2013

La hermandad del Dulce Nombre de Jesús y Nuestra Señora de la Piedad también ha salido por una Marchena en la que se están rompiendo todos los pronósticos meteorológicos de días anteriores y tiene pinta de seguir así al menos durante gran parte del Viernes Santo, según las últimas previsiones. El encanto del 'Niño' Jesús ha atraído todas las miradas de la tarde noche marchenera, seguido tras de sí por la Virgen de la Piedad, en una jornada algo fría pero esplendorosa de Jueves Santo, que tres años más tarde ha vuelto a celebrarse al completo en nuestro pueblo.


 Y para que así se diera la casuística y a pesar de un ligerísimo chispeo que se ha producido a las 22:40 horas, han salido ambas hermandades, tanto la del Dulce Nombre como la de la Veracruz.

La plazuela de San Sebastián, que el año pasado se quedó sin acoger la salida de las sagradas imágenes, ha sido de nuevo un espacio inabordable donde no cabía un alfiler, y de allí salía la cruz de guía a las 19:35 horas del Jueves Santo, pero antes, antes hemos estado en una calle de ensueño donde intimidad y jolgorio se mezclan a partes iguales, una calle santo y seña de la hermandad del Dulce Nombre de Jesús, la calle Gudiel.

Allí, forman curvas nazarenas de burdeos y beige los penitentes, nada más y nada menos que 430 entre ambas imágenes, que desfilaron en este Jueves Santo, mientras los niños forman sus sueños con bolas de cera, otra nota marca de la casa de esta estrecha calle que adquiere una dimensión distinta, cuando por allí pasa el Dulce Nombre de Jesús.

Seguido de sus nazarenos con cruces, de las muchas mujeres que lo quieren como madres, y centuria romana, con la palma de la mano medio abierta y ese dedo en alto que marca su camino predestinado, dulzura y resignación a medias es el Dulce Nombre, mecido como siempre por los sones de cariño que le brinda su Agrupación Musical. 

Una agrupación musical que le tocó Perdona a tu Pueblo, aún dentro de la Iglesia de San Sebastián, el himno y posteriormente dos temas de la talla de Clámide Púrpura al Niño que a sus pies ha llevado hoy monte de claveles rojos y friso de lirios, y el recién estrenado Bendito eres Jesús.

Su capataz, Álvaro Pazos por primera vez, y sus costaleros, seguro que lo agradecen, son fuente de fascinación de niños que lo miran desde los balcones, de meditación en los costaleros que esperan el relevo, de emoción en el público que lo presencia.

La Virgen de la Piedad ha tenido como capataz a Adrián Ponce, también debutando en este Jueves Santo como asimismo lo ha hecho la banda Villa de Marchena, que a su salida le había tocado el Himno, Virgen de las Aguas, de Santiago Ramos, y Pasa la Virgen Macarena, de Pedro Gámez.

Nuestra Señora de la Piedad, que siempre nos deja la bella estampa de la revirá entre calle San Sebastián y Gudiel en un rincón donde la devoción por ella es siempre un plus mayor, ha caminado bajo su manto azul y techo de palio rojo, con lateral de claveles blancos y delantera de fresia con rosas blancas, con la aureola de elegancia que le caracteriza, con la transparencia de rostro de madre joven. Con el gesto preocupado ignorando que en el callejón de las campanas, cada Jueves Santo, la dulzura y emociones de sus gentes le dibujan una sonrisa en su rostro antes de su recogida.

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2