Semana Santa 2012

CRÓNICA. No pudo ser el recorrido completo, pero los breves instantes que nos dejó el Viernes Santo por la noche fueron dignos de su impactante grandeza y suntuosidad, tenebrosa como la noche, como el negro de la hermandad, tenebrosa como el gesto del Santísimo Cristo de San Pedro.


 A las 21:20 horas partía definitivamente la procesión tras media hora de espera por los inciertos pronósticos meteorológicos, finalmente resuelta a favor de salir a la calle ante la alegría de un pueblo que recibió a la cruz de enagüilla con una sonora ovación cuando se abrieron las puertas del templo.

Negros nazarenos con cíngulos rojo sangre de la Hermandad cristera, fieles a su rápido caminar en la salida, dejaron paso a la comitiva, extensísima comitiva formada por más de 400 nazarenos y numerosos hermanos acompañando de paisano a las sagradas imágenes, además del cuerpo de acólitos que precedieron al paso del Cristo San Pedro.

Bajo la atenta mirada del capataz José Manuel Conejero, y del Rector, acompañado por su homólogo de la Soledad, José Antonio Lizana, que llevó la túnica blanca de la hermandad de Sábado Santo en señal de agradecimiento a la cesión del templo estos años, salía silencioso y con la peana bajada el Cristo de San Pedro, escuchándose los sones de los misereres de la música de capilla y cantores de Sevilla.

Efectivos de la Guardia Civil, al igual que con la Virgen de las Angustias, cotejaron el paso del Cristo, que nuevamente ante una gran cantidad de personas en las escaleras del Ayuntamiento, iniciaba su Estación de Penitencia que continuaría por la calle San Francisco con su habitual solemnidad.

Hileras largas y estrechas de nazarenos negros y la oscuridad de la calle, daban paso al Santísimo Cristo, caminando como siempre con gran suavidad y lentas y elegantes levantás a pulso tan propias de su cuadrilla de costaleros.

Manchas rojas de muerte en cirios, en el suntuoso dosel, en el monte sobre los pies de Cristo, en la histórica simbología de una Hermandad camino del medio milenio, negro silencio en la calle y tortuosos pero coquetos caminos se abrían y cerraban por la calle San Francisco, como si la historia nos atrapara siglos atrás como atrapó a Aurelia Cubillo la primera vez que vio al Cristo, tal y como nos contó nuestra querida marchenera antes de inivitarnos a contemplar desde su balcón la vista de este emblemático enclave.

Con el orden y rigor que le caracteriza y con su rostro agotado y vencido, el impresionismo de sus brazos abiertos y el reflejo del sufrimiento y la asfixia en sus escuálido pero esbelto cuerpo, dejó su inefable grandeza el Santísimo Cristo de San Pedro.

Penitentes negros y cirios rojos que seguirían precediendo a María Santísima de las Angustias, más de 240 en este interminable tramo que hacía que bien avanzada la calle San Francisco, apenas hubiera salido de su templo la Virgen.

Y cuando llegó a la mitad de la calle, se hizo una débil lluvia que haría que los regidores de la procesión, a la altura ya de la calle de las Torres, comenzaran el difícil debate de si regresar o no, acordando entonces tomar la postura definitiva al paso de la cruz de guía por los Cantillos.

Dado que la débil lluvia remitió en tres minutos, los marcheneros pudieron contemplar la belleza estrellada de las Angustias, consolada por la tierna mirada de San Juan Evangelista, en la revirá entre calle San Francisco y calle Carreras, meciendo las bambalinas con la elegancia propia de sus claveles rosas y un caminar de costaleros expertos, los hombres que fueron bajo las trabajaderas guiados por el capataz Juan Luis López.

Detrás del paso, una magnífica marcha en este punto interpretada por la banda Villa de Marchena, Virgen del Valle, muy propicia para este lugar y para este momento divino de luz y calidez en la fría noche que se hacía tinieblas de nubes y luna llena y que concluiría finalmente a partir de pocos minutos después de las once y hasta las doce, cuando la tromba de agua sí se hizo fuerte ya con María de las Angustias prácticamente entrando y la grandeza de las históricas imágenes de la hermandad de Viernes Santo protegidas para el resto de los tiempos.

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2