Miss Marchena 2010

Los conjuntos de trajes de fiesta sobrios y elegantes de color negro con los que desfilaron las candidatas a Miss Marchena, favoreció un pase sobrio donde destacó la belleza natural de las candidatas por sí misma. Se produjo al final de la noche una ceremonia de la confusión donde se dio un error. La presentadora nombró Miss Marchena a otra finalista, Cristina Reina y comenzó a presentar al resto a todas anunciando la decisión del jurado llegando a nombrar a la Reina de las Fiestas antes de tiempo, algo que el público no se lo perdonó a la presentadora.


 Las cosas del directo traicionaron a Patri Haro, que había cuajado todo hay que decirlo una sensacional presentación sin chiste fácil ni lenguaje ordinario tan común por desgracia en este tipo de eventos, pero que se equivocó al mencionar aparte del nombre, el título correspondiente a cada una de las seis finalistas (tres del Reina de las Fiestas y tres del Miss Marchena), ya que al parecer en el papel que le entregaron ya venían redactados los premios, si bien la intención de la organización era nombrar las seis finalistas, hacer un desfile rápido de las seis sin que se conocieran los premios exactos de cada una de ellas, y a continuación proclamarlos.

La pérdida de intriga se produjo cuando Haro mencionó a Ángela Caballo como Reina de las Fiestas, a su segunda Dama Susana Gavira y a la primera dama de Miss Marchena, Cristina Reina,  desvelando ya el veredicto final antes de realizarse un último pase de parte de las seis finalistas antes del nombramiento de los definitivos títulos.

Las propias responsables de Doble R en el evento, Beatriz Blanco y su compañera Eloísa, tomaron la palabra rápidamente irrumpiendo para rectificar y nombrar simplemente a las tres finalistas restantes sin desvelar su título, para ya a posteriori nombrar ellas mismas el título de cada una de ellas y el abandono de la sala de muchas personas a las que no le sentó bien el asunto dejando más sillas vacías de lo normal en este punto del encuentro.

El público, después de largos descansos, larga deliberación del jurado y un gran número de desfiles fuera de concurso y diversas actuaciones, esperaba ansioso la emoción de los premios, gusanillo que siempre gusta en estos concursos, y los últimos minutos de gala se convirtieron en un suplicio para la presentadora, que hubo de sufrir los abucheos sonoros del público, que no fue para nada condescendiente mientras posteriormente la presentadora pedía disculpas por los "problemas de producción" que dieron lugar a esos errores.

Sensacional desfile de fiesta

El último de los pases de las candidatas resultó excepcional con un color negro símbolo de la elegancia y de la sobriedad, trajes elegantes de diversos diseños pero en todo caso negros, que dejaban ligeramente al descubierto alguna parte del modelo, bien espalda, hombros, tronco en mayor o menor medida, y que sirvió para que se realzara nuevamente la belleza de las jóvenes marcheneras.

Distintos tipos de formas, de escotes, unido a una sobriedad del negro que dio aún más uniformidad a las agrupadas chicas en el pase conjunto, hizo al público disfrutar del espectáculo.

Si los desfiles habían sido unos para observar a las chicas en la sencillez, el de sport, otro para observar la forma de andar (el de baño), la capacidad de desparpajo y la elegancia comobinadas con un vestido de la talla del flamenco, este último fue un compendio que sacó a relucir las mejores virtudes de casi todas las candidatas, favoreciendo a una inmensa mayoría de ellas los vestidos.

La Miss Marchena, Ana Araceli Jiménez, brilló con luz propia transmitiendo su carisma en este desfile, al igual que la Reina de las Fiestas, Ángela Caballo.

La aureola que deja el negro deja protagonismo a los rostros y a las miradas, al talento personal de cada una de ellas, y siguieron desfilando algunas de las demás premiadas y participantes como Cristina García, Paula Sanz, Sonia Frías, Mari Gracia Mesa, Beatriz Perea, Inmaculada Burgos, Pilar Rodríguez, Sara Isabel Montero o la propia Elizabeth Herrera, que demostró junto a varias participantes más que la altura no es problema, caso idéntico al de la Reina de las Fiestas, Ángela Caballo.

Cada una con su estilo y con la tranquilidad de haber matado los primeros nervios de la noche, los más fuertes, desde hacía tiempo, fueron desfilando con un negro que dio protagonismo a contornos de cuello, hombros y espaldas a juego con la expresión de la mirada y la sonrisa de las protagonistas.

Patricia Crespo, Nora Fernández, Melody Flores, Beatriz Reina, Estefanía Vega y María Luisa Fuentes completaron el desfile de traje de noche, tras el cual se llegó a la entrega de premios.

 

Después de lo acontecido y ya relatado en los primeros párrafos, los premios de Miss Fotogenia y Miss Elegancia recayeron en Ángela Caballo y Cristina Reina respectivamente, por lo que ambas obtendrían premios por partida doble en la noche de ayer.

 

La segunda dama de Honor de Miss Marchena fue Sonia Frías, que repite condecoración tras lograr ser dama el año pasado, mientras que como la primera dama fue elegida Cristina Reina.

 

Llegó el momento más esperado, y aunque podría ser previsible que Ana Araceli Jiménez ganara el concurso, fue el momento de desprenderse de la altísima concentración que había mostrado durante todo el desfile, y aún mostrando todo su talento y saber hacer sobre la pasarela, la ganadora se llevó las manos a la cabeza en señal de inmensa felicidad por ganar por primera vez este concurso, a sus 19 años.

 

Ana Araceli fue ovacionada por el público, que supo reconocer su valía, y ya no abandonó en ningún momento la sonrisa pletórica que se le fijó en el rostro, dentro de su exquisito comportamiento en todo momento.

La miss Marchena 2009, Silvia Díaz, acompañada por el alcalde de nuestra localidad, Juan Rodríguez Aguilera, acompañarían a la afortunada, que nos representará con gran categoría en el próximo concurso de Miss Sevilla.

Se iría dilucidando poco a poco en lo que quedaba de noche y ya tras más de 4 horas de gala los premios de Reina de las Fiestas, siendo segunda dama de Honor Susana Gavira, mientras que la primera fue nombrada María Gracia Mesa, realmente emocionada por el premio.

La Reina de las Fiestas 2010, que relava a la anterior Marta Jiménez, fue Ángela Caballo, coronada y con la cinta de la bandera de España. También se le cayeron unas lágrimas de alegría a la joven que nos representará estas Ferias y Fiestas.

Una vez otorgados los premios, posaron todas juntas tanto Miss Marchena como Reina de las Fiestas y posteriormente las seis, para posteriormente hacerse la foto del recuerdo con el resto de sus compañeras y diferentes patrocinadores del evento.

Los familiares y amigos de Ana Jiménez Araceli, miss y reina de 2009, saludaron a las dos grandes triunfadoras, Ana Araceli Jiménez y Ángela Caballo, además por supuesto de los de todas las demás premiadas y participantes, que vivieron momentos de satisfacción en este certamen en el que las 24 jóvenes dieron el do de pecho y supieron representar a Marchena en un verdadero concurso en cuanto a la calidad de los desfiles y sentido de la responsabilidad de representar a un pueblo.

 

 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2