Feria 2015

 alt

Francisco López de la Cruz es un joven marchenero con problemas de movilidad reducida desde su nacimiento. Optó por bajar como peatón sin vehículo motor, en su libre derecho, a la Feria de Marchena. Todo lo que se encontró fue un aparcacoches que desatendió totalmente sus razonadas quejas, una odisea de coches aparcados sin dejar espacio para que pudiera continuar por la acera con su silla de ruedas y una falta de civimo mayor de la deseable con personas que continuaron aparcando delante de sus narices. Cuando retornó hacia atrás no sin dificultades, hasta la rotonda 'de la estación' y por la calzada regresó en sentido a la Feria para poder llegar al recinto, los cláxones de algunos coches le pitaron con impaciencia y los feos modales se apoderaron de los conductores, por cuyas cabezas no pasaron que las rampas de discapacitados estaban ocupadas por los vehículos. Éste es su testimonio:


 "Una cosa es que sea la Feria, que yo lo comprendo, y otra que las rampas para personas con discapacidad estuvieran ocupadas por coches", señala Francisco López de al Cruz.

Se refiere a la zona desde las cercanías del colegio Padre Jesús a la rotonda del cruce de la Avenida con la estación, llena a rebosar de coches en el sábado de Feria por la noche.

alt

alt

"Había coches encima del carril bici, y en la puerta de la cooperativa. Hablé con un aparcacoches con un peto amarillo con toda la educación del mundo y es frustrante ver que no te echa cuenta y seguía dando paso a los coches".

En este sentido, la empresa responsable contratada por el Ayuntamiento abarcaba la zona de la sala de Cultura y del CEIP Padre Jesús, acotándose espacios para aparcamientos de vehículos conducidos por personas con discapacidad, después de que el primer día también hubiera problemas por ser ocupados por otros vehículos, lo cual se subsanó rápidamente. La zona de entrada a la Feria por carretera de Paradas desde la Avenida, no estaba controlada por dicha empresa.

Cada año se ha accedido a que en la zona una persona la controle para evitar precisamente que se mal aparquen los coches, siendo esta vez el resultado el contrario, por lo cual para el próximo año nos consta que se tomaran medidas contundentes para que no se repita la situación que ha atravesado este usuario en silla de ruedas.

"Quiero comunicarlo para que el pueblo de Marchena tome conciencia, porque no sólo yo me tuve que volver hacia atrás, sino personas mayores y mujeres con carritos de bebés".

Concretamente "tenía cuatro coches impidiéndome el paso y en un hueco entre coches y la valla me tuve que volver para atrás hasta la rotonda de la Avenida y regresar por la calzada hacia la Feria", un espacio ya de por sí no corto y que para una persona en silla de ruedas supone doble esfuerzo.

alt

"Por una acera no podía seguir por los coches aparcados, y por la otra no puedo transitar, es imposible con los bordillos tan elevados que hay por la zona de la Cruzcampo y Adismar, hay que tener en cuenta que mi silla pesa bastante, cien kilos, por tanto como buenamente pude, fui con cuidado por la calle, no puedo saltar por encima de los coches ni hacer de Superman", afirma Francisco López de la Cruz.

"Después de dar toda la vuelta, algunos coches no paraban de pitarme, pero no podía ir por otro lado. Pero te pitaban, te veían, aparcaban, se bajaban del coche y para la Feria", expone.

"Algunos de ellos incluso hablando yo con el aparcacoches y viendo la situación, aparcaban, se bajaban con los niños del coche y decían que bueno, que como les dejaban aparcar ahí, pues ahí dejaban el coche, ¿qué sentido de la educación y de la responsabilidad le están dando esas personas a los niños?" se pregunta sorprendido Francisco López de la Cruz.

alt

"Comprendo que es Feria, pero la inconciencia es muy grande y hay que hacer algo para que exista mayor conciencia social en Marchena con las personas en sillas de rueda y también con otros colectivos, como las personas mayores o las mujeres que con sus bebés en los carros tenían que dar la vuelta", explica: "Imáginate como llegué a la Feria, ya por lo menos el principio de la noche me lo hicieron", concluye.

alt

(en la imagen, Francisco López de la Cruz junto a Rafael López Ordóñez y Susana Herrera en las Jornadas sobre Discapacidad celebradas por Adifys).

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2