Feria 2015

alt

Saray Pliego Díaz volvió a brillar con luz propia en la actuación que llevó a cabo en Feria de Marchena para las personas mayores, que tuvo lugar en la caseta de La Solera. La bailaora marchenera continúa con su meteórica progresión en el mundo del baile, mientras que los coros de nuestra localidad quisieron acompañar en ambas residencias a los mayores para que no perdieran el compás de la Feria.


Saray ha alcanzado ya la mayoría de edad, también cuando se pone en el tablao. Ya sea con traje de flamenca común o con el siempre vistoso de bata de cola, la marchenera da todo, impone su personalidad y pasea esa habilidad especial de mover las manos con rapidez y alegría contorneándose de múltiples formas, siempre llevando el compás de la música en su sangre de forma espléndida a juego con su excelso baile y su aguerrido carácter sobre el tablao.

alt

alt

alt

alt

alt

Lleva un año en el Conservatorio Profesional de Danza Antonio Ruiz Soler, estudia una cátedra de Flamencología de Jerez, por la academia Matilde Coral, y por si fuera poco, cursa el Bachillerato de Artes Escénicas, con el que ya ha actuado en las residencias de Marchena trayendo un musical con teatro, cante y baile, y de todo ello, para lo que le queda largo camino por delante que está convencida de recorrer (seis cursos forman el Conservatorio en Sevilla y cuatro el Grado Superior en Madrid) están orgullosos sus padres y su familia, que le acompañan a las puertas de la caseta de Las Solera.

Allí nos comenta las múltiples disciplinas que engloban sus estudios; baile flamenco, clásico, español, música, ballet...todo lo cual le está aportando "mucha base de conocimientos, del propio cuerpo, como en el clásico, de saber explicarlo, para lo que hacemos exámenes teóricos, el saber controlarte que te enseña el español o cómo desenvolverte de forma más elegante, en el flamenco y en el clásico, en música, ir conociéndola y que no se te vaya el compás, cómo entenderse con el guitarrista".

Está encantada este año con el baile que más le gusta, las alegrías, que forman parte del grupo de las cantiñas que se encuentra estudiando este curso en el que sigue descubriendo la diversidad de bailes como farruca, garrotín, guajira...entre otros.

Es un mundo "difícil, porque mucha gente baila realmente bien y muy sacrificado", asegura Saray, que no obstante se ilusiona con proyectos y actuaciones como haber participado en el grupo de baile de Carlos Troya representar al Conservatorio de Sevilla en Andalucía tras ganar el concurso coreográfico con su grupo de compañeros de clase, o ser elegida para presentarse a varios exámenes, que, el superarlos, le ha dado el derecho de poder realizar la cátedra de Flamencología de Jerez.

Admiradora de Sara Baras porque "con todo lo que transmite, no puedo dejar de verla", después de ser presentada por Ana López, del Área de Juventud del Ayuntamiento de Marchena y que un año más se vuelca con la organización de este evento, Saray se echa al escenario de la caseta de Feria donde está muy orgullosa de bailar.

Con un zapateo maravilloso, de garra, se comienza a ganar a un público una vez más cautivado por la magia de este baile alegre y radiante, acompasado.

Llena de hondura y belleza que se desprende de sus movimientos y con su inconfundible sonrisa, apasionada y con la entrega a flor de piel, Saray volvió a brillr atrayendo la atención de presentes en la caseta y haciendo que la atención y las miradas de los transeúntes de la Feria se detuvieran en su espectacular baile flamenco por alegrías, tangos y fandangos.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

No hay que olvidar que el auditorio es muy especial, compuesto por mayores de las residencias de la Junta de Andalucía y de Diputación en Marchena, un público entre los que se encuentran entendidos, porque entre ellos hay quienes aprecian y han visto flamenco como parar un tren, y que aplauden con sinceridad y el sentimiento que les origina este flamenco puro con el que han convivido en sus años mozos.

alt

alt

La directora de la residencia de la Junta de Andalucía, Pilar, acudió junto a la trabajadora social, Lola, la enfermera Ángela y los voluntarios José Manuel, todo un clásico en estos actos, Estefanía, Jesús y Manoli, que se mostraban encantados de acompañar a los mayores: "Es una experiencia que engancha, y en octubre los llevaremos a ver la Virgen del Pilar, también hemos estado en el mercadillo y en todas las actividades que nos sea posible, merece la pena ver cómo lo disfrutan", señalaban estos voluntarios de la residencia de la Junta, mientras que de Diputación, la gobernanta Carmen, un año más, Geno y la auxiliar Auxi estaban presentes dando todo su cariño y profesionalidad para que el Jueves de Feria fuera vivido con alegría por los mayores. 

No sólo hubo Feria el Jueves para los mayores, coros como el del Manchón (fotografías de este coro facilitadas por César Luna) o Gente del Camino, entre otros, no quisieron faltar a su cita en ambas residencias y llenaron de luz y color, de rumbas y sevillanas, y de baile entre trabajadores y mayores, esos escenarios improvisados de alegría y jolgorio en el que se convirtieron ambos centros estos días gracias al trabajo coordinado y a la generosidad de estos coros y artistas de Marchena, grandes también por estar cerca de los mayores.

 alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2