Feria 2009

Manu Sánchez llenó la sala municipal de Cultura con 1.000 personas, entre ellas mucho público joven, que pudieron disfrutar del discurso delirante del presentador y humorista andaluz, que conectó con los marcheneros a base de recordar situaciones cotidianas graciosas del día a día que capta de manera perspicaz y transmitiéndolas desde su sentimiento "andalú". Los toques de ironía, las imitaciones de voces , realmente logradas, y una cierta perspectiva en el mensaje de fondo, remataron un monólogo al que no le faltó, bien entendida, la exageración de las situaciones rocambolescas, pero no por ellos menos reales, que narró, defendiendo la existencia de "un idioma andalú", del que les extraemos una buena cantidad de fragmentos de los que expresó in situ el artista.


Manu Sánchez comenzó con un mensaje de fondo muy interesante, la falta de explotación comercial e internacionalización de lo andaluz: "Hay que darle un empujoncito a lo andalú, Estados Unidos, que es 3 o 4 veces más que Dos Hermanas, tiene dos o tres superhéroes, Batman, Superman, Spiderman y la Nasa, aquí también tenemos la "nmasa" pa hacer croquetas, ellos venden tazas, sábanas, DVD, películas....y aquí en Andalucía, tenemos el mayor ratio de superhéroes por kilómetro cuadrado, hay un superhéroe por casa, y hay que darle a esto un empujoncito" para su difusión.

A partir de ahí se centró en la figura de las madres andaluzas, que "dáis miedo...niño que te caes, suelta que te atragantas, uuuffff tú has bebido, tú has fumado; pero mamá si estoy en el telefonilllo...". Las madres andaluzas "saben de tó, no sabéis el poder que tienen las madres andaluzas, no pueden con ellas ni los grandes mastodontes de la comunicación y la publicidad: "Ya es verano en el Corte Inglés, 8 días de Verano, Rebajas de Verano, que no, que no te gaste más dinero Corte Inglé, que aquí es verano cuando mi madre quita la ropa de camilla, un día estás con el puchero echando aquello vapores, con la mesa camilla, que parece aquello una cocina turca, y al día siguiente no, ya no es invierno, ya hay gazpacho a punta pala y tu madre dando vueltas diciendo..hay que ve el caló que está haciendo este año".

Eso sí, dos pegas técnicamente hablando para las madres. Una el atasco tecnológico que sufren generación tras generación: "A mi madre no, pero a mi abuela sí, se le atascaba el teléfono fijo, sobre todo la agenda, todo lo tenía apuntado en la letra m, mi Paco, mi Jose mi Antonio, mi Pili, porque en la x no tenía ná, no va a tener a xu Paco, xu Pili, xu Antonio". Ahora son los móviles la gran dificultad técnica que sufren, cuando llegas a casa y viene así (una mano en alto con el móvil y la otra sosteniéndola) y te mira como si hubiera entrao Jesucristo, niño, no entiendo, que me lío, que le pasa al teléfono; mamá, no me quiero precipitar en el diagnóssstico, pero aquí hay un 4 y lo más seguro es que le hayas dado a la tecla del número 4".

Las madres andaluzas, superhéroes para Manu Sánchez capaces de resumir en frases tan sencillas "lo más complicado de la Filología Hispánica", por ejemplo, "dos subordinaciones y tres yuxtaposiciones juntas en frases como "que no y es que no y no lo vayas a preguntar más, que es que no".

Entre los millones de madres andaluzas, Manu quiso distinguir dos tipos según cómo despierten a sus hijos : "Una es la madre clásica, con bambito fresquito de flores de tiranta ancha pa no pillársela...que no ha querido de chico que al niño le dé mucho la luz ni el agua, que no haya ruido...y tú le contestas, que quiere ahora mamáaaaaaa, no je puede dormí tranquilo, y ella sigue sin apartarte la mirada, y tú la miras a los zojos (en andalú hay tres palabras que empiezan por z, zojos, zorejas y zuñas) y le dices cuando te quiere despertar: "mira mamá es muy sencillo, nooooooo, pero tu madre no ha subido a despertarte, ha subido a charlar dos horas y media contigo: mira niño, está abajo esperándote tu padre, la hermana, toda la familia....ayy me voy que no se te puede hablar....no aplaudan a mi madre que se viene arriba".

"La otra madre es la tipo George Bush, confunde entrar con invadir, una patá a la puerta, persianazo, tirón de edredón, tu primo chico se levanta siempre un cuarto de hora antes, venga pa arriba, su único objetivo es entrar cuanto más temprano mejor".

Quiso reivindicar Manu la figura del padre andaluz, en segundo plano: "Es que viendo a mi hermano chico, que tengo un hermano na más, que pesa más que una hipoteca, que dentro de él caben 20, viéndolo ver el Rey León, ve allí a un tío que se llama Mufasa, que tiene nombre de empresa de café, y este Mufasa, el padre, dice Chimba me desobedeciste deliberadamente, todo en esdrújula y endecasílabo; mira vamos a ver el padre andalú lo que le dice al hijo es tú to lo que te digo te lo pasas por los ...". ¿Cuándo no te ha engañao tu padre andalú?" Niño abre abre y pasa que no te voy a pegar, y luego salta si a mí me duele el doble que a ti hijo...pues pégame la mitad pá...".

Narró Manu Sánchez las desventuras de salir de marcha, una de las pocas situaciones que parece generar problemas al padre andaluz, con su particular postura "talón puntera, puntera talón, hay que ver que ahora no dáis explicaciones, a esta hora yo me recogía con mis amigos (illo papá que voy a salir con los míos no con los tus colegas, pues donde voy a ir, a dar una vuelta, esta gente lo quiere saber tó).

"¿Cómo voy a dar explicaciones? Si lo que voy a hacer es de vergüenza, se sale por la noche y vengaaa batido de fresa pa divertirnos, hay siempre alguno que dice tío tranqui que yo no necesito la fresa para divertirme, otros que cuando están hasta el mocho de batido, anda, ahora un biofrutas tropical, y por hacerte el chulo ya, chupito de colacao, hay que ver los bares de hoy en día que están llenos de tubos de leche fría, tanta cantidad de calcio en hueso, no puedes ni con el cuerpo, te tienes que parar en los árboles...".

Abre paréntesis Manu para hablar de los abuelos, que "hay que ver si tuviera tu edad, que si las chavalitas se te tiran en lo alto...ya ves venía por Marchena y le he dicho a una joven, perdona no puede ser que me han cogío ya dos compañeras tuyas....anda ya, si hasta hay muchos días que no me acuesto con nadie...ahora abuelo tú vas a las discotecas y te tira una hora y media pa hace la cola y tomarte una copita, por eso los jóvenes lo que quieren es que le peguen 2 bofetás y ya tienen calor. Ya sin cachondeo, aquello está lleno que parece el comedor de Harry Potter, riachuelo que va pa la barra, riachuelo pa acá, riachuelo pa allá (rememorando la forma de los pasillos de discoteca), y en ese largo discurrir, perdona joven, gracias, perdona se puede apartar un momento gracias, hasta que te encuentras con esa persona que entorpece la fea, la fea pero no fea, que feaaaaaaaaaa...esa fea que encima te dice hay que ver como sois los tíos, que siempre estáis deseando ponerme la mano encima".

En estos tiempos, recuerda Manu "los abuelos ya no van a poner la cartilla al día y a las obras para echar el rato cuando no tienen otra cosa que hacer, ahora hay discotecas para mayores...y qué has visto allí abuelo, ufff un pastilleo, que si nolotil que si 'esferarsgán', anoche cayeron dos (cara de sorpresa de Manu), uno de un infarto y otro de una muerte natural".

Ahora están de moda los "after hours, que es cuando te pones de batido hasta los mochos, a las seis y media o las siete de la mañana se empiezan a ambientar, y se llena, to er que no se ha comío una rosca estará allí, oteas el horizonte en lontananza aparee una morena, de ojos verdes rasgados que te deja enamorado, anonadado, todo lo que termine en ado, dónde se ha metido esta tía toda la noche....(pausa)..es la misma fea de antes, lo que desechas a las 11.30 o doce menos cuarto, te faltan codos al amanecer para darle a tu amio y decirle illo lo ves, anchita de cadera, como a mí me gusta".

La aventura de la vuelta se cierra con la entrada a casa "dándole a cancelar en el móvil, cancelar y cancelar" para no encender la luz, "con esa ardua batalla cuando ves los 16 escalones para subir pa arriba y la cabeza que te dice sube ya y el estómago te dice tengo hambre, ves por el filetito empanao que hay en la cocina tapao con un plato boca abajo". Hace un paréntesis para ironizar sobre cuando en la infancia llegaba la decepción y se caían todos los conceptos de los niños sobre sus madres cuando les instaban a comer espinacas para parecerse a Popeye "ese tío calvo y feo que te entran ganas de hablar con él de hombre a dibujito y decirle, la Olivia esa es pa pelearse con alguien".

Si no te decides a comer, puedes llegar corriendo hacia la tele y "del 1 al 12 es todo zota, caballo y rey, pero del 12 pa arriba el rey se arremanga y la zota...". Del 1 al 12 "aparecen programas de nivel cultural elevadísimo que te dicen que sólo falta un minuto para ganar 3.000 euros si dices un plato típicamente andaluz, que empieza por gaz, y termina por pacho, y llama Jose, y venga plato típico andaluz (pausa), montadito de lomo".

"Ahora, del 12 pa alante, el altavoz tachao en la esquina, un día pa investigar subí un poco y dice la tía noooouuu nouuuu nouuu..pues habértelo pensao antes..y haber estudiado un curso bonito de electrónica o de auxiliar de enfermería". "No pasa ná por ver estas películas una vez al mes, ves 15 de tiros al mes, y no acabas pegando un tiro nunca, y lo otro todos lo acaban haciendo. Eso sí, antes de quitar la tele dándole al botón rojo del mando, lo dejas puesto en el informativo de la Primera".

La prueba final de la noche llega cuando "en esas 16 escaleras que son una prueba entre la vida y la muerte" escuchando las diferentes tipologías de ronquido según el grado de dormido en el que esté tu padre (genial en los sonidos Manu Sánchez). Una vez subidas y "pasado el miedo, aguantas la respiración que no sabes ya ni en qué parte de la cabeza se te ha metido el corazón". "Ayer qué, a qué hora fue", dice el padre andaluz, "ayer...qué pasa papá, qué hora es, ahhh, ayer, yo llegué a las dos y media o a las tres, si yo me levanté  las cuatro a orinar...y ya viene el padre mosqueao, tú estás equivocao, tú no estás aquí na más pa entrar y salir, tu madre y yo llevamos toda la noche con las carnes abiertas..y ve a la madre, y le dice, la culpa la tienes tú, y ya cuando viene y todoha pasao te dice tu madre, ¿estás bien?, sí, tráeme un zumo...y te lo trae, te lo trae corriendo que no sabes si trae un zumo o Goma 2 en el vaso, bébetelo ligero que se le van las vitaminas...que se le va a ir las vitaminas a las 07.00 de la mañana de un sábado que las naranjas llevan dos semanas metías en el frigorífico...".

Manu Sánchez concluyó con noticias de última hora: "Con el tema de la memoria histórica, he escuchado en la radio hace un momentito que han descubierto que Franco está enterrado boca abajo, por si se espabila y escarba, que aparezca en Australia con su ..... por lo menos, pero no aplaudir muy alto...". "Allí en Australia se va a encontrar con canguros, ornitorrincos, que están hechos con lo que le ha sobrado a un animal y a otro...la Duquesa de Alba sería el ornitorrinco de las personas, una peluca que sobra por aquí ...y ahora sale el tío en la tele y dice que está enamoraooo, tú vas a lo que vas....a acostarte con ella. Somos todos iguales, y tenemos que aprender de ellos, hay animales más inteligentes, esa pescaílla que se muerde la cola, todo animal te va a aportar algo, los hombres tenemos que pedir el teléfono de la mujer a la prima del cuñado del hermano del vecino...que te encuentras en el McDonald´s y luego a ver si te coge el teléfono, si no es que no, si sí a ver si quiere quedar o no, y si no a jugártela con un SMS, entonces a ver si contesta, o si lo que quiere sólo es una buena amistad...cuando ves a ese ciervo que dice uuuuuuuuuuuu y todas las ciervas van pa allá calientes, tú imagínate que llegas a un sitio y dices uuuuuuuuuu y todas las chavalas corriendo pa ti, que no es tan fácil abuelo".

Animando seriamente a todos a salir, a reírse "pa empatar con la hipoteca", a conocer persona humildes y sencillas, que lloren, campechanas, sencillas, culminándolo con una broma que sería resbaladizo reproducir textualmente como tantas que se nos han tenido que quedar en el tintero y recordando "ese castillo de los fuegos que no sale nunca" en los fuegos artificiales, marchó Manu Sánchez micrófono en mano y ovacionado cantando "ha llegado el camión del tapicero, tapizamos mesas, sillas, descalzadoras..., tin tin ton tin, ha llegado el camión del tapicero". 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2