Entrevistas

 cmim entrevista

ENTREVISTA. “Todos los recursos que destinemos a esta labor serán pocos”, expresan Remedios Guisado Baco (asesora jurídica) y María Belén Masa Sánchez, técnica de Igualdad, ambas al frente del Centro Municipal de Información a la Mujer (CMIM), que muestran su preocupación porque “se están exhibiendo un tipo de relaciones y estilos amorosos tan llenos de comportamientos violentos de una forma tan natural que nuestra juventud no sólo los asume sino que los consideran una prueba de amor”, afirman, analizando la extensión de los mismos a través de redes sociales, dispositivos móviles… Por lo demás, hacen balance de casi 25 años desde la implantación del CMIM y analizan la situación de las mujeres víctimas de violencia en Marchena, que en no pocos casos “tienen miedo a denunciar por las represalias que puedan tener por parte de sus agresores, sobre todo porque, en muchas ocasiones ellos las han amenazado hasta con la muerte si lo hacen”. Remedios y María Belén manifiestan que “no perdemos la ilusión por conseguir la igualdad entre hombres y mujeres y seguiremos trabajando y luchando por ello día a día desde nuestro Centro”.


 

VM: ¿Qué balance general realizan del servicio desde su implantación en Marchena, ya hace casi 25 años?

CMIM: A pesar de que existe el reconocimiento de la igualdad entre mujeres y hombres desde un punto de vista formal, todavía estamos lejos de alcanzar la tan ansiada igualdad real y efectiva. A nivel local, la implantación del Centro de la Mujer constituyó un muy importante avance en nuestro camino hacia la misma porque hasta ese momento las demandas de las mujeres se habían atendido desde los servicios sociales de una forma asistencial y puntual, recibiendo a partir de entonces una atención especializada e integral.

El CMIM viene funcionando desde el año 1993 como un servicio municipal público, gratuito, de información y asesoramiento dirigido a las mujeres de la localidad para que puedan conocer y ejercer sus derechos, puesto en marcha por el Excmo. Ayuntamiento, dependiente del entonces Área de la Mujer, con la colaboración del Instituto Andaluz de la Mujer. El año próximo celebraremos el 25 aniversario de su creación. En este tiempo hemos pasado por la Casa Fábrica, Cámara Agraria y posteriormente en nuestro actual edificio de San Gerónimo. No nos olvidamos de la compañera Paqui Bernal, ya fallecida, que formó parte del CMIM en sus primeros años.

VM: ¿Cuáles son los pasos que debe seguir una mujer para dirigirse al CMIM? ¿Qué otro tipo de atención prestáis para la integración de la mujer, aparte de apoyo a víctimas de violencia de género?

CMIM: Estamos a disposición de las mujeres interesadas en nuestro Centro que está situado en el Edificio San Gerónimo, Plaza de San Andrés, s/n, en el que comparte sus dependencias con otros Servicios Municipales de lunes a viernes en horario de 8 a 15 horas o a través del tfno. 955321010, Ext. 2.
El Centro de la Mujer desarrolla, aparte del apoyo y asesoramiento a las víctimas de violencia de género, y, entre otras, las siguientes FUNCIONES:

Proporcionar información sobre los derechos y oportunidades de la mujer y de los recursos locales y externos disponibles.
Fomentar y fortalecer el movimiento asociativo de la mujer.
Asesorar en materias jurídicas.
Facilitar la participación de la mujer en la vida social y laboral.


VM: ¿Qué avances destacáis en la integración de la mujer en el entorno local? ¿Qué creéis que queda por avanzar en esta faceta a nivel laboral, económico, social…?

CMIM: A nivel local, destacamos el nacimiento de las Asociaciones de Mujeres de Marchena, la pionera La Muralla con más de 25 años de funcionamiento y Fibrocampiña que pronto cumplirá 15 años, que han contribuido a la utilización de los espacios públicos, por un colectivo, el de las mujeres, que tradicionalmente ha tenido un escaso acceso a los mismos, habiéndose quedado durante décadas relegadas al espacio privado.

También desde el área de Igualdad durante muchos años hemos venido organizando Talleres con el objetivo de impulsar la utilización de las Nuevas Tecnologías en este sector de la población con la pretensión de evitar su analfabetismo digital.

Sabemos que nos queda aún mucho camino por recorrer en esta tarea de alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en nuestro municipio y a pesar de que es una tarea lenta no perdemos la ilusión por conseguirla y seguiremos trabajando y luchando por ello día a día desde nuestro Centro.

VM: ¿Cómo es la coordinación del trabajo con otros agentes como fuerzas de seguridad, Juzgados, representantes políticos, asociaciones, centros de salud…?

CMIM: El Área de Igualdad del Ayuntamiento de Marchena funciona en continua colaboración con las diferentes Delegaciones del mismo y también mantiene una continua y estrecha colaboración con otras entidades e instituciones con presencia en nuestra localidad como son los Centros Educativos de Enseñanza Primaria y Secundaria, Centro de Adultos, Sindicatos, Partidos Políticos, Asociaciones, SAE, …

Como instrumento de coordinación y de seguimiento para la Erradicación de la Violencia de Género en nuestro municipio contamos con la Comisión Local de Seguimiento que convoca el Área de Igualdad y en la que están integrados representantes de los diferentes ámbitos que intervienen en el tratamiento de los casos de Malos Tratos (Centro de Salud, Policía Local, Guardia Civil, Juzgados, Servicios Sociales).

Además, contamos con el apoyo y las sugerencias del tejido asociativo marchenero representado en la Comisión Local de Igualdad (Asociaciones de Mujeres “La Muralla” y “Fibrocampiña”, Vecinales, Sindicales, Partidos Políticos, Otras como HOAC, …) para la planificación y puesta en marcha de la programación de actividades a realizar con motivo de la celebración del Día 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer y el Día 25 de Noviembre, Día Internacional para la erradicación de la violencia de Género.

V.M: En los últimos años se incide en talleres de formación en igualdad y charlas en los institutos, ¿es importante la labor de prevención de la violencia de género en edades jóvenes?

CMIM: Desde nuestro punto de vista la prevención de la violencia de género en la adolescencia es primordial y por ello estamos intensificando nuestra presencia en los Centro Educativos de nuestra localidad. Tenemos que tener en cuenta que durante la etapa de Secundaria es cuando mayoritariamente tienen lugar las primeras relaciones de pareja, por lo que tenemos que afianzar sus cimientos para que se construyan unas relaciones sanas e igualitarias y se aparten de relaciones tóxicas que pueden desembocar en casos de violencia de género. Todos los recursos que destinemos a esta labor serán pocos.

V.M: ¿Están favoreciendo las redes sociales casos de acoso, chantajes, bullying a través de fotografías? ¿Son otro ámbito a tener en cuenta en materia de violencia de género? ¿Suponen este tipo de medios, unidos a la publicidad, ciertos programas televisivos…un retroceso por el cual la mujer vuelve a ser tratada como ‘objeto sexual’? ¿Qué consejos les daríais a chicas jóvenes a la hora de exponer su imagen en redes como facebook o instagram?

CMIM: Hemos venido observando un aumento en los casos de violencia de género en mujeres jóvenes. Una de las características de este tipo de violencia es el control y el sometimiento de la víctima al agresor. Para conseguirlo, cualquier instrumento es válido y las aplicaciones de los móviles y los dispositivos informáticos, las redes sociales, se están convirtiendo en una herramienta fenomenal para conseguirlo y dando lugar a nuevas formas de violencia, siendo un claro ejemplo de ello incluso el uso de la contraseña de la mujer para controlar su intimidad. También desde los medios de comunicación y la publicidad se está colaborando para presentar a la mujer ideal como una mujer objeto y sumisa. Se están exhibiendo un tipo de relaciones y estilos amorosos por estos medios tan llenos de comportamientos violentos de una forma tan natural que nuestra juventud no sólo los asume sino que los consideran una prueba de amor.

A las chicas jóvenes le recomendamos mucha precaución y sentido común a la hora de utilizar las redes sociales. Las formas de relacionarse han cambiado mucho y enseguida cualquier joven tiene 500 amigos en su perfil y cree que los conoce a todos, por lo que es conveniente que no publiquen o pasen información de carácter personal con tanta facilidad. Siempre le preguntamos en los talleres que organizamos, si harían lo mismo con cualquier desconocido que se encontraran por la calle. Y cuando se cuelga esa información, se ha de ser consciente que saben nuestro nombre, apellidos, altura, si tienes pareja, dónde has viajado, se comparten fotografías del entorno íntimo…y muchas jóvenes lo hacen porque no conocen el peligro de que todo ello se le vuelva en una información de fácil acceso.

VM: En casos de violencia de género hacia chicas jóvenes, ¿trabajáis también con padres y madres de las víctimas para afrontar estos casos?

CMIM: Si en cualquier caso de violencia es necesario contar con el conocimiento y el apoyo por parte de la familia, en el caso de las mujeres víctimas jóvenes es aún más necesario si cabe, dada la situación de extrema vulnerabilidad en la que se encuentran. En no pocos casos, salvo algunos padres y madres implicados en la cuestión de por sí, otros muchos se dejan llevar por la corriente y no son conscientes de los peligros que corren sus hijas.

En este punto, queremos recomendar la “Guía para madres y padres con hijas adolescentes que sufren violencia de género” editada por el IAM y que podemos encontrar en su página web http://www.juntadeandalucia.es/institutodelamujer.

Además, el IAM pone a disposición de las víctimas jóvenes un programa específico de atención en el Centro Provincial de Sevilla que incluye la atención a padres y madres que están viviendo una situación tan angustiosa.

cmim entrevista 2

V.M: Actualmente, dentro de la diversidad de casos, ¿cuál es el perfil habitual de la mujer que sufre maltrato en Marchena? ¿en qué habría cambiado a lo largo de los años de presencia del CMIM en Marchena este perfil?.

CMIM: No podemos hablar de un perfil habitual porque en estos casos no existe y tanto víctima como agresor pueden tener cualquier edad, cualquier situación laboral, cualquier estado civil, cualquier clase social o formación. Sí hemos notado un cambio cualitativo en las usuarias que acuden a nuestro Centro que en su mayoría durante muchos años eran solo mujeres de mediana edad, con una relación conyugal y estable, amas de casa y en la actualidad atendemos mujeres de todas las edades, con y sin formación, independientes económicamente e incluso con relaciones de noviazgo, sin convivencia.

VM: ¿Hay miedo a denunciar casos de violencia en las mujeres que la sufren? ¿Cuándo debe poner en conocimiento del CMIM una situación de violencia física o psicológica una mujer?

CMIM: Claro que las mujeres víctimas de violencia tienen miedo a denunciar por las represalias que puedan tener por parte de sus agresores, sobre todo porque, en muchas ocasiones ellos las han amenazado hasta con la muerte si lo hacen. Además no debemos olvidar que se trata de mujeres que, debido a la situación de maltrato que han padecido, carecen de autoestima y tienen muy mermadas su capacidad de decisión e independencia, para lo cual también se debe apuntar que el IAM organiza talleres de autoestima que ayudan a las mujeres a empoderarse y tomar sus propias decisiones.

Desde el Centro de la Mujer, como órgano especializado en este tipo de casos, podemos informarlas y asesorarlas en este difícil proceso que tienen que iniciar por lo que sería conveniente que acudieran lo antes posible. En este sentido, nos hemos encontrado con algunos casos al inicio del servicio en Marchena, en los que la mujer nos solicitaba información ante un proceso de separación, que finalmente no llevaba a cabo, y que ha terminado 25 años después viniendo porque se han ido repitiendo los mismos incidentes.

No obstante, también hay mujeres que una vez que van tomando sus propias decisiones, van fortaleciéndose.

VM: ¿Cómo valoráis la actuación del entorno de víctimas de violencia de género? ¿Hay apoyo familiar o en algún caso desconfianza o dudas?

CMIM: Es imprescindible para las mujeres víctimas contar con el apoyo de su familia, de su entorno social y laboral y de la sociedad en general para tomar las decisiones que le faciliten la salida de la situación de violencia en la que están viviendo. Este apoyo, en algunos casos, es difícil de conseguir, puesto que durante el proceso de ruptura con el agresor habrá momentos de debilidad e incluso de reconciliación por parte de la víctima que el entorno no entenderá aunque dichas situaciones son normales en estos casos debido a la merma en sus facultades de decisión y al terror que tienen a denunciar.

En todo caso, durante esa fase de ruptura, la violencia aumenta, no es que empiece en ella. Antes ha habido detrás todo un proceso por el agresor de controlar los hobbies de la mujer, aislarla de su entorno de amistades, impedirle continuar con su formación académica…que ha ido siendo asimilada por la mujer, de manera que cuando se rompe la relación, el agresor intensifica su presión sobre ella porque no le entra en la cabeza que ya no acepte esas situaciones y sea más consciente del maltrato que sufre.

A este respecto, debemos ser conscientes de que los hijos quedan afectados por las situaciones de violencia, repitiéndose en algunos casos los patrones de conducta y los roles de violencia en el hombre y sumisión en la mujer que se dan en estas situaciones.

VM: ¿Qué valoración hacéis de la Ley Integral contra la Violencia de Género, aprobada en 2004? ¿Ha ayudado a crear conciencia ya no sólo contra el maltrato, sino contra comportamientos machistas?

CMIM: Esta Ley constituyó una apuesta pionera y de gran importancia para darle la entidad necesaria a esta lacra social a nivel nacional e internacional. Aunque ha sido muy criticada por algunos sectores de la sociedad ha servido para cambiar el enfoque puntual que se le daba al tratamiento de los casos de violencia de género y facilitar a las víctimas una atención integral que engloba aspectos no sólo jurídicos sino sociales, laborales, psicológicos, educativos, ... que les permitan salir de la situación en la que se encuentran.

VM: Se ha abierto igualmente un debate sobre hombres que automáticamente al ser denunciados (independientemente del resultado del juicio) son detenidos y pasan por dependencias policiales, aparte de sufrir situaciones como la imposibilidad de volver a la vivienda de su propiedad o que comparte con su pareja, o escasa posibilidad de ver a sus hijos, al ser la custodia normalmente para la madre, ‘estigma social de maltratador’… ¿creéis que la ley debería corregir alguna situación de ‘discriminación positiva’ a favor de la mujer? ¿Es competente un área de Igualdad de un Ayuntamiento para prestar asistencia a hombres afectados por posibles situaciones como éstas?

CMIM: No compartimos las afirmaciones que se hacen en esta pregunta. Cuando se detiene a un presunto agresor es porque se aprecian por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad suficientes indicios de que se ha producido un delito de violencia de género previsto en el Código Penal, igual que ocurre con las detenciones que se realicen por la comisión de cualquier delito tipificado en el mismo, poniéndose el detenido a disposición judicial y es el Juez o Jueza el que acuerde todas las medidas civiles y penales que correspondan en función de la gravedad, peligrosidad y circunstancias en las que se han producido los malos tratos.

En la actualidad y por desgracia siguen siendo necesarias las medidas de discriminación positiva a favor de la mujer previstas en la ley para erradicar las desigualdades de género que se siguen produciendo.

El área de Igualdad es sólo competente en los casos de violencia de género, siendo ésta la violencia que ejerce el cónyuge, pareja o ex pareja sobre la mujer por el simple hecho de ser mujer y como consecuencia de una situación de superioridad de uno sobre la otra. Los hombres que sufran algún tipo de maltrato o agresión pueden denunciarlo y tienen a su disposición otros servicios. No va a quedar impune.

V.M: ¿Cuáles son las próximas acciones, líneas o proyectos a seguir desde el CMIM de Marchena? ¿Os sentís suficientemente respaldadas y financiadas en vuestra labor o teméis políticas de recorte a nivel general?

CMIM: En relación a la erradicación de la violencia de género en nuestra localidad continuaremos trabajando atendiendo de manera individualizada a las mujeres que la estén sufriendo con todos los medios a nuestro alcance, haciendo uso de los recursos que desde el Instituto Andaluz de la Mujer y la Diputación de Sevilla se ponen a nuestra disposición para su prevención y tratamiento e intensificando la coordinación con los ámbitos implicados presentes en la Comisión Local de seguimiento de estos casos (Juzgado, Centro de Salud, Policía Local, Guardia Civil y Alcaldía y Áreas municipales de Igualdad, Servicios Sociales y Seguridad) a los que tenemos que agradecer sus actuaciones.

El Ayuntamiento de Marchena con la Alcaldía y la Concejalía de Igualdad, desde su creación, siempre ha sido sensible a la necesidad de la existencia del Centro de Información de la Mujer como órgano que canalice las demandas de todo tipo que tienen las mujeres de la localidad.

Valoramos muy positivamente todo este trabajo de coordinación, es imprescindible, porque le da seguridad a la víctima de que se está realizando un seguimiento exhaustivo y profesional desde diversas áreas.

Es justo señalar que la mujer víctima de violencia de género necesita siempre unos servicios públicos y especializados. Una mujer que sufre violencia, si no está informada, es una mujer más desprotegida y vulnerable.

V.M: En líneas generales, ¿va aumentando o disminuyendo el número de casos de violencia de género en Marchena?

CMIM: Hemos de decir que cuando hablamos de violencia de género los datos cuantitativos pierden importancia con respecto a los datos cualitativos puesto que la atención que realizamos con cada mujer se prorroga a través del tiempo, que tenemos que tener muy en cuenta la gravedad de los hechos, que hay muchos casos que no llegan a nuestro Centro y que de los que llegan bastantes no se traducen en denuncia.

En nuestra localidad, el número de casos denunciados se mantiene bastante estable pero, por desgracia, hemos sufrido el grado máximo de violencia de género con el resultado de la muerte de dos de nuestras vecinas dando lugar a un incremento de los casos. Seguiremos en la lucha para que no vuelvan a producirse hechos como éstos.

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2