Entrevistas

alt

ENTREVISTA. Jesús Casado, que lleva diez años ejerciendo como psicólogo y desde hace siete creó nouX, gabinete que ofrece psicología deportiva y coaching especializado en pilotos y equipos profesionales del mundo del motor y más concretamente en el motociclismo, analiza las condiciones de presión, entornos, equipos y distintas facetas de un deporte con unas particularidades muy específicas: “El motociclismo de competición no es para nada la disciplina deportiva que más se apoya en los psicólogos deportivos, algo verdaderamente curioso si echamos un vistazo a los presupuestos que se invierten, los cuales son muy elevados”, afirma el marchenero, que trabaja actualmente con un piloto de la talla de Julián Simón: “La colaboración con Julián está siendo muy interesante y enriquecedora. Es un trabajador incansable, un deportista con una capacidad de sacrificio verdaderamente impresionante. Es extraordinario observar cómo un piloto que ha sido Campeón del Mundo de 125 cc y Subcampeón del Mundo de Moto2 pueda continuar tras catorce temporadas mundialistas con la motivación intacta”, expresa.  Asimismo, destaca la fuerte personalidad ante las lesiones y diferentes situaciones difíciles en sus trayectorias, de pilotos como Valentino Rossi, Michael Doohan o Alberto Puig, entre otros.

 


 

La Voz de Marchena: ¿Desde cuándo se dedica específicamente al mundo de la psicología deportiva y en concreto al motociclismo? ¿Qué le atrae en especial de esta disciplina?

Jesús Casado: Llevo diez años ejerciendo como picólogo y desde hace siete creé nouX, gabinete en el que en una de nuestras ramas de servicios ofrecemos psicología deportiva y coaching especializándonos en pilotos y equipos profesionales del mundo del motor y más concretamente en el motociclismo. Somos la única empresa a nivel mundial de nuestro sector especializada en motociclismo, aunque lógicamente también trabajamos en otros deportes y otros sectores. También llevo veinticinco años involucrado en el motociclismo de una u otra forma e incluso hice mis pinitos como piloto, éste es nuestro gran valor añadido; una vasta experiencia en un deporte tan bonito y complejo como el motociclismo de competición. Quizás la pregunta adecuada sería ¿qué no me atrae? Verdaderamente soy un enamorado de las motos. Desde niño sentí una atracción muy fuerte por éste deporte, una atracción casi irracional. Para mí poder aunar mi pasión y mi profesión es un sueño hecho realidad. Quizás lo que me atrae más especialmente es el entusiasmo que se respira dentro de éste mundo algo que se puede sentir desde los pilotos hasta el último trabajador del paddock.

V.M: ¿Es una ventaja haber nacido entre aficionados al motociclismo como su tío Antonio o su hermano Samuel a la hora de desarrollar su labor profesional, o es simplemente anecdótico?

J.C: Es una ventaja enorme. Gracias a ellos conocí éste mundo y gracias a mi hermano Samuel, que me inició en el mismo, poseo una experiencia de tantos años. El motociclismo de competición es un deporte con unas particularidades muy específicas las cuales no se aprenden en poco tiempo. Se necesitan años de experiencia y ésa base me ayuda muchísimo a saber interpretar correctamente lo que necesita cada piloto con los que trabajo. Mi trabajo es casi como el de un sastre, realizando un “traje a medida” para cada uno de los deportistas con los que colaboro.

V.M: ¿Qué grado de implantación tiene el Área Psicológica dentro del mundo del motociclismo?

J.C: El motociclismo de competición no es para nada la disciplina deportiva que más se apoya en los psicólogos deportivos, algo verdaderamente curioso si echamos un vistazo a los presupuestos que se invierten, los cuales son muy elevados. Históricamente éste deporte siempre ha sido muy tradicional y en muchos aspectos continúa siéndolo. Al igual que en los últimos años han ido apareciendo nuevos perfiles profesionales dentro del motociclismo destinados a mejorar el rendimiento de la motocicleta (telemétricos, técnicos- asesores de pista) o preparadores físicos destinados a conseguir la mejor forma física posible del piloto, éste deporte necesita a la psicología deportiva, para que mentalmente el piloto tenga también la mejor preparación posible. Es penoso ver cómo los pilotos buscan la ayuda de un psicólogo cuando tienen graves problemas, pero casi nunca para prevenirlos. Esto está empezando a cambiar ya que en los últimos años cada vez son más los pilotos top que se están apoyando en profesionales para cuidar su preparación mental. En la época de Ángel Nieto ningún piloto cuidaba su preparación física, hoy casi todos son deportistas de élite en éste sentido. Tengo la certeza que en unos años todos los pilotos estarán asesorados psicológicamente.

V.M: ¿En qué consiste tu trabajo exactamente?

J.C: Ofrecemos un servicio exclusivo y personalizado en el que a través de técnicas de psicología deportiva y herramientas de coaching conseguimos el equilibrio personal y mental del piloto que hace que éste saque todo su potencial en la pista. En definitiva hacemos que el piloto sea feliz en su vida y encima de la moto con un único objetivo: la victoria. Todos los deportistas con los que hemos trabajado han mejorado sus resultados ostensiblemente y no olvidemos que en igualdad de condiciones la fortaleza mental marca la diferencia. De forma muy general y aunque personalizamos al máximo el trabajo con cada piloto, nuestra labor consistiría en conocer a la persona y su entorno, marcar unos objetivos para mejorar su rendimiento y mediante la toma de conciencia y el entrenamiento en técnicas psicológicas conseguir optimizar las capacidades del deportista. Otro punto importante es que a día de hoy las distancias geográficas no son un problema, muchas sesiones las hacemos a través de video conferencia, implementando posteriormente ese trabajo en los circuitos.

alt

alt

V.M: ¿Cuáles son las demandas más solicitadas entre los pilotos? ¿Existe miedo entre los profesionales a accidentes debido al evidente riesgo de éste deporte?

J.C:  Las demandas varían dependiendo del perfil del piloto. Hay varias pero las más solicitadas son sufrir un exceso de tensión que les hace rendir menos en los momentos clave, pérdida de concentración, sufrir ciertos bloqueos, coger miedo por algún accidente, pérdida de confianza originado por malos resultados... Siempre explicamos cuidadosamente al cliente la base científica de las herramientas que utilizamos, así el deportista obtiene confianza total en nuestro trabajo. El miedo a hacerse daño existe entre los pilotos. Los pilotos son seres humanos y no son inmunes a lo que ocurre y a la evidencia de practicar un deporte de riesgo. A niveles generales esto no suele influir psicológicamente de forma determinante a un piloto profesional. Los pilotos mundialistas suelen haber sufrido varias lesiones durante sus carreras deportivas y, al tener experiencia en ése sentido, suelen saber cómo afrontarlas. También depende de si esa lesión genera secuelas físicas permanentes; si existen secuelas físicas es más probable que surjan secuelas psicológicas. En campeonatos de menor nivel si es fácil encontrar a pilotos que sufren secuelas psicológicas.

V.M: ¿Cuál es el papel que debe desarrollar el entorno del piloto, tanto familiar, amigos…como el equipo?

J.C: Conforme el piloto va quemando etapas cada vez suele participar en campeonatos más profesionales. Esto hace que la familia, que habitualmente y en campeonatos de menor nivel había tenido un papel protagonista, tenga que pasar a un segundo plano y ceder el protagonismo al equipo. A veces a algunos familiares les cuesta entenderlo debido al nivel de implicación que han tenido y esto interfiere negativamente en el trabajo para con el piloto. Es por ello que hemos creado programas en los que trabajamos incluyendo al entorno más cercano: miembros del equipo, familiares, pareja. Se invierte mucho en las carreras deportivas de los pilotos. Hay familias que sacrifican literalmente todo para intentar que su hijo pueda llegar a dedicarse profesionalmente al motociclismo, llegando a hipotecarse de por vida para tratar de alcanzar un sueño al que sólo acceden unos pocos elegidos. También se dan casos en los que, cuando un piloto es profesional y tiene una carrera exitosa, el entorno a veces no es capaz de hablarle de la forma adecuada, por miedo a crear una situación que pueda desestabilizarle o incluso porque se llega a “endiosar” al deportista. Es evidente que el equipo necesita conocer bien al piloto, cada deportista es un mundo y es muy fácil que en momentos de tensión cualquier comentario inadecuado pueda desconcentrar al piloto. En nouX hemos desarrollado un método que nos permite en muy poco tiempo extraer gran cantidad de información sobre el deportista, información que es de gran ayuda para la comunicación y el trabajo del equipo con el piloto.

V.M: ¿Cómo llevan los pilotos entre unas circunstancias y otras de la competición mantenerse tanto tiempo durante el año alejados de su entorno familiar?

J.C: En general los pilotos de élite están acostumbrados a éste tipo de “vida ambulante”. El paddock del mundial de MotoGP es un gran circo, una pequeña ciudad ambulante constituida por unos dos mil quinientos profesionales en el que casi todo el mundo se conoce y en el que las relaciones son bastante cordiales. A los pilotos que más les afecta normalmente son a los de Moto3 que son chicos adolescentes que están en periodo de formación académica, y sobrellevar los estudios con este tipo de vida es bastante complicado. De hecho son muy pocos los que suelen finalizar sus estudios cuando su vida como pilotos se profesionaliza.


V.M: ¿Qué es más fácil trabajar con un piloto por formar o con un piloto de élite? ¿Es importante en el mundo del motociclismo que se vaya trabajando psicológicamente desde edades tempranas?

J.C: Por norma suele ser más sencillo trabajar con un piloto joven en proceso de formación ya que no acostumbran a traer vicios adquiridos, pero eso no siempre es así. El trabajo con un deportista de élite suele ser más laborioso debido a que ya tienen un método y rutinas adquiridas por lo que normalmente hay que invertir más tiempo pero aun así siempre se consiguen grandes progresos. Trabajar con pilotos desde edades tempranas y en período de formación es ideal ya que así se puede generar una base de trabajo y conocimiento que el propio deportista podrá utilizar en el futuro conforme vaya madurando y compitiendo en campeonatos de mayor nivel.

V.M: El trabajo del psicólogo concluye días antes de la carrera, o por ejemplo, ¿es positivo una última sesión con el piloto en los momentos previos a la carrera?

J.C: Todo depende del tipo de herramienta de coaching o técnica de psicología deportiva que se esté utilizando con ese deportista en ése período. También influye mucho la personalidad del piloto y el grado de confianza que hayas alcanzado con él. Si por ejemplo estás trabajando una herramienta con una gran carga emocional, no es conveniente ponerla en práctica ni en momentos previos a la carrera ni si quiera en días previos, pero sí es pertinente poner en práctica in situ en el circuito determinadas técnicas de psicología deportiva en una sesión a modo de recordatorio de lo que el piloto deberá efectuar en los momentos de competición. Durante los fines de semana de competición implementamos y evaluamos esas técnicas y herramientas con nuestros deportistas.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

alt

V.M: ¿Cuál es el currículum/ historial de nouX? ¿Cómo es trabajar con todo un Campeón del Mundo como Julián Simón? ¿Cómo contactaron el uno con el otro? ¿Qué tal de ánimos se encuentra Julián tras el reciente pódium logrado en Alemania?

J.C: Tras siete años de trabajo el historial de nouX es bastante extenso. Hemos trabajado desde la base por ejemplo colaborando con la Escuela de pilotos DS de David Salom (ex piloto y Campeón del Mundo de Superbike EVO y Subcampeón del Mundo de Supersport), pasando por bastantes pilotos y equipos en el Campeonato de España y el FIM CEV Repsol (actual Campeonato de Europa y Mundial Junior), hasta pilotos del Campeonato del Mundo de MotoGP. La colaboración con Julián está siendo muy interesante y enriquecedora. Julián es un trabajador incansable, un deportista con una capacidad de sacrificio verdaderamente impresionante. Es extraordinario observar cómo un piloto que ha sido Campeón del Mundo de 125 cc y Subcampeón del Mundo de Moto2 pueda continuar tras catorce temporadas mundialistas con la motivación intacta. Julián es un hombre moto por excelencia, le encanta entrenar en cualquier disciplina (Motocross – llegó a ser Campeón de España-, Supermotard, Dirt Track,…). Estoy convencido de que es uno de los pilotos más voluntariosos de todos los que conforman las parrillas del mundial de MotoGP. Me siento muy satisfecho y agradecido de estar colaborando con él. El primer contacto entre nosotros fue una anécdota curiosa ya que por contra a lo que suele ser habitual nuestro primer acercamiento fue a través de una red social. A partir de ahí comenzamos a conocernos y no fue hasta años después cuando se inició la colaboración. La gran mayoría de temas que se tratan en mi profesión son confidenciales así que, como es lógico, hasta que no existe un cierto grado de confianza y empatía entre cliente y profesional no suele iniciarse la colaboración. Los ánimos de Julián tras el tercer puesto logrado en el GP de Alemania están por las nubes. Hacía casi cuatro años que no subía al pódium y ha trabajado lo indecible para poder volver a estar ahí. Julián es uno de los mejores pilotos de la categoría de Moto2 y estoy seguro que sus resultados en MotoGP serían extraordinarios, sólo necesitaría tener los medios y el equipo adecuado para volver a pelear por un nuevo título mundial.

V.M: Además de los fracasos, se dice que en el deporte es igual de importante gestionar el éxito, ¿qué nos puede decir respecto a esta cuestión?

 J.C: Evidentemente es muy importante saber gestionar ambas situaciones. Ambas son de vital importancia. Como bien dices saber tratar convenientemente el éxito es vital para la estabilidad mental del deportista. Los mayores problemas suelen venir cuando ése éxito sobreviene a deportistas muy jóvenes. El motociclismo es una disciplina que en los últimos años ha aumentado de forma extrema la precocidad media de sus pilotos, encontrándonos con bastantes casos de pilotos con éxito a edades tempranísimas e incluso llegando a campeones del mundo antes de tener la mayoría de edad. Estas situaciones son delicadas y ya se han dado diversos casos de pilotos que iban para estrellas y sus carreras deportivas se han dilatado por el camino. Gran parte de la causa de esas situaciones es por una mala gestión del éxito. Algunos deportistas no están lo suficientemente maduros para digerirlo y sin la ayuda profesional adecuada pueden ocurrir situaciones así, algo penoso ya que la inversión a todos los niveles en la carrera deportiva de cualquier piloto es enorme. Otro tema de vital importancia y quizás el gran olvidado sea el momento de la retirada del deportista. Suele ser un período muy delicado en la vida de cualquier deportista habiendo muchos casos que no han sabido encajarlo debidamente. Es triste ver lo fácil que se olvidan a deportistas de élite y más penoso aún comprobar que no existan programas de apoyo por parte de las federaciones para estos casos.

V.M: Como deporte de masas, ¿cómo influye el ambiente entre los pilotos? ¿Les gusta el factor casa, o les pesa? ¿Se motivan cuanto mayor sea el número de asistentes, simpatía o animadversión hacia ellos?

J.C: En primer lugar decir que en el motociclismo de competición el público en general no suele mostrar animadversión por ningún piloto en particular. Tras el #Sepangclash (el famoso encontronazo entre Valentino Rossi y Marc Márquez del pasado año) se han generado situaciones muy puntuales impropias de éste deporte. Puedo decir sin temor a equivocarme que un aficionado que sienta animadversión hacia un piloto es un aficionado que no entiende de Motos. A los pilotos les influye cuando corren una carrera “en casa”. Normalmente es algo que les estimula y les sirve de motivación extra, aunque también hay pilotos que les afecta negativamente debido a la presión que existe y que se siente desde diversos ámbitos: el equipo, patrocinadores, seguidores, amigos, familia, etc. Lo ideal es encarar esa carrera como otra más y tratar de aislarse para que el entorno no afecte ni desconcentre al piloto. Los deportistas de élite viven habitualmente situaciones extraordinarias de estrés con las que hay que lidiar y las que se pueden sobrellevar mucho mejor a través de determinadas técnicas psicológicas.

V.M: ¿Cómo profesional de la psicología que opinión te merecen los “altercados” entre los pilotos top de MotoGP y sobre todo el famoso #Sepangclash?

J.C: Amo éste deporte y me entristecen sobre manera las situaciones que se han vivido desde el famoso #Sepangclash. En mis casi treinta años como aficionado y seguidor del Campeonato del Mundo de MotoGP nunca me he sentido seguidor acérrimo de ningún piloto. De hecho ni tan siquiera me he sentido seguidor de los pilotos españoles, gustándome de disfrutar del espectáculo del motociclismo con mayúsculas y centrándome en observar y analizar con detenimiento las características técnicas, estratégicas y psicológicas de cada piloto. Para mí del primero al último de una parrilla se merecen todo mi respeto y admiración. Dicho esto es evidente que algunos pilotos top de MotoGP han demostrado un equivocado enfoque de determinadas situaciones. Pongamos algunos ejemplos: si nos ceñimos a la reacción de Lorenzo tras cogerle rueda Rossi en la qp (entrenamiento cronometrado) del Gp de Japón 2015; la reacción de Jorge fue de una gran falta de control emocional ya que, al reaccionar como lo hizo, mostró a las claras a su rival que éste consiguió desestabilizarle. Esta explicación es también extrapolable al cruce de declaraciones que hubo entre ambos a cuenta de sus respectivos contratos para 2017 y en adelante. Las declaraciones de Rossi vuelven a tener una causa- efecto en Lorenzo. El ser humano con su acción sobre otro provoca una reacción, lo que se conoce como conducta reactiva. Una reacción psicológicamente inteligente en estos casos sería permanecer impasible a las provocaciones de Valentino, aunque evidentemente la forma de actuar también viene muy condicionada por la personalidad de cada deportista. También es cierto que históricamente Jorge ha demostrado ser muy fuerte psicológicamente y que las provocaciones de Valentino le han servido de motivación extra. Valentino consiguió enrarecer al máximo el clima dentro de Yamaha para sacar al español de su box, y aunque la decisión de Jorge de ir a Ducati el próximo año no la habrá tomado por esto, está claro que todo suma. Ahora a Jorge se le presenta un gran reto con un extra motivacional: ganar con la Ducati. Un tema aún más importante y delicado debido a las consecuencias que ha acarreando es el #Sepangclash. Valentino demostró una pérdida de autocontrol extraordinaria, sobre todo porque se estaba jugando un título mundial. No voy a entrar a analizar quien lleva más o menos razón pero lo que ha quedado demostrado es que ambos (Valentino y Marc) tienen su parte de responsabilidad en lo sucedido. Como comentaba anteriormente la causa- efecto en éste ejemplo, entre otras son los abucheos que hemos vivido. Así algunas acciones humanas pueden crear el caldo de cultivo para la aparición de situaciones sociales conflictivas. Las acciones inadecuadas de estos personajes públicos poseedores de poder pueden provocar un arranque de ira desenfrenada a través de actos de violencia, agresiones etcétera, que encuentran su expresión en un conflicto social, un choque entre seguidores de unos u otros pilotos. Tras el apretón de manos entre Valentino y Marc en el pasado GP de Cataluña parece que las aguas han vuelto a su cauce. Esto se debió en gran parte a la traumática pérdida de Luis Salom ése mismo fin de semana. Parece que ese desgraciado hecho ha despertado las conciencias y generado un sentimiento de comunidad y una cierta camaradería entre determinados pilotos que antes no existía, dejando a un lado sus egos y pensando más como colectivo. Algo que, aunque ha sobrevenido debido a un hecho lamentable, es positivo.

V.M: Finalmente, ¿cuáles son los próximos retos de Jesús Casado en el mundo de la psicología deportiva? ¿Le gustaría trabajar en otros deportes? ¿Qué piloto /os destacaría /as por su fortaleza psicológica?

J.C: El reto a corto plazo consistiría en continuar trabajando en la misma línea que hasta ahora ya que los resultados están demostrando que estamos haciendo un trabajo de calidad. A medio plazo el reto u objetivo sería aumentar el número de pilotos top con los que colaboremos. Y el objetivo a largo plazo es convertir a nouX en un referente dentro de la psicología deportiva y el coaching especializado en motociclismo de competición. Como te comenté anteriormente el mundo del motor es una de nuestras ramas de servicios pero también trabajamos en otros deportes e igualmente ofrecemos nuestros servicios a todo tipo de clientes, no solamente a deportistas. En motociclismo destacaría tres casos de pilotos que han destacado por su fortaleza mental: son los de Valentino Rossi, Michael Doohan y Alberto Puig. He seguido de cerca la trayectoria deportiva de Valentino Rossi desde que participara en el Campeonato de España allá por 1995 y determinadas decisiones que ha tomado durante su carrera me han llevado a pensar que estuviera asesorado por los mejores psicólogos o coaches. Es habitual observar cómo a la mínima que un piloto top empeora sus resultados la gente achaque esto al principio del fin de dicho piloto. Valentino durante su paso por Ducati no llegó a rendir a un gran nivel, pero en su foro interno él sabía que podía volver a luchar por lo máximo. De hecho no dudó en “cortar la cabeza” a quien dudaba de ello dentro de su entorno y el gran ejemplo fue Jeremy Burgess (ex jefe técnico de Rossi despedido por Valentino en 2012) demostrando así una vez más qué tipo de líder es Vale. Ahora ha demostrado con creces que la confianza que él sentía sobre sí mismo estaba bien fundamentada y basada en una gran fortaleza mental. Lo que está haciendo éste piloto después de veinte temporadas en el Campeonato del Mundo no tiene parangón, es un auténtico genio de éste deporte. Existen dos casos de superación sin aparentes secuelas psicológicas tras lesiones muy graves como son los de Michael Doohan y Alberto Puig. Ambos sufrieron lesiones en sus miembros inferiores y aun habiendo tenido que realizar cambios importantes en sus motocicletas para poder adaptar la conducción a sus limitaciones físicas, consiguieron volver a obtener resultados exitosos. Doohan tras sufrir que casi le llegasen a amputar sus piernas y tener la fortuna de que el Doctor Costa se las salvase in extremis, volvió a correr con evidentes secuelas físicas en las mismas y, tras esto fue capaz de ganar cinco títulos mundiales. Y Puig volvió a hacer pódiums en 500 c.c. tras la lesión de su pierna, secuelas que en su día Alberto me mostró y que son verdaderamente escalofriantes.

alt

alt

alt

alt

alt
 

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2