Cultura

 pepe marchena auditorio 26

En la noche del viernes tuvo lugar oficialmente el bautizo de la Sala Municipal de Cultura, que a partir de ahora pasa a denominarse Auditorio Pepe Marchena, en honor del genial cantaor que llevó el nombre de nuestro pueblo por todos los rincones del mundo. Bajo la nueva rotulación que ya luce en su entrada principal, tuvo la gentileza de posar para nuestra cámara una nutrida representación de sus familiares, encabezada por sus sobrinos, que una vez más demostraron su admiración y cariño por esta figura universal.

 


Lamentablemente, el espectáculo programado no obtuvo la esperada respuesta del público y resultó descorazonador ver tanto vacío en la sala. Sin embargo, el escaso centenar de espectadores que se dieron cita en el recién bautizado Auditorio Pepe Marchena, pudo disfrutar de las actuaciones del Roete, La Serneta, José Gago y de la sanluqueña Laura Vital, que volvía a Marchena ocho años después de su actuación en la Fiesta de la Guitarra.

 

Presentó el acto el concejal de Cultura Víctor Montes, quien ensalzó la figura de Pepe Marchena, "una de esas personas que sólo aparecen una vez en la historia, que tuvimos la suerte de que fuera marchenero, y como tal dejó una profunda huella; fue una estrella que iluminó en el firmamento con letras doradas su nombre, nuestro nombre".

Abrió el espectáculo la Asociación Cultural El Roete, empeñada desde hace tiempo en honrar la figura del insigne cantaor con su proyecto Rumbo de Leyenda. Su directora Ángeles Acedo se mostró encantada de poder participar en el acto y preparó para la ocasión unas sevillanas y una versión folk de Los cuatro muleros, uno de los grandes éxitos de Marchena.

Si brillante resultó su actuación, más aún lo fue el gesto, muy emotivo, que tuvieron sus componentes de entregar una rosa, símbolo de una de las creaciones más conocidas del maestro, a los familiares presentes en la primera fila de butacas.

pepe marchena auditorio

pepe marchena auditorio 2

pepe marchena auditorio 3

pepe marchena auditorio 4

pepe marchena auditorio 5

pepe marchena auditorio 6

pepe marchena auditorio 7

pepe marchena auditorio 8

pepe marchena auditorio 9

pepe marchena auditorio 10

pepe marchena auditorio 11

pepe marchena auditorio 12

pepe marchena auditorio 13

pepe marchena auditorio 14

pepe marchena auditorio 15

El polifacético Isaac Cruz comenzó su actuación cantando con sentimiento Capote de grana y oro, demostrando sus tablas encima del escenario y recibiendo una gran ovación. A continuación, junto con su academia de baile La Serneta recordó el tiempo de Cuaresma interpretando sevillanas cofrades, muy del gusto de nuestro pueblo. El joven marchenero agradeció al Ayuntamiento la organización del acto y se refirió a Pepe Marchena afirmando que "todos sabemos que es un grande y creo que España debe mimar a sus artistas".

Hacía tiempo que José Gago no pisaba un escenario y lo hizo para la ocasión acompañado a la guitarra por Juan Reyes. Comenzó su actuación por malagueñas, para continuar por soleá y rematar con una larga serie de fandangos, donde quizás se sintió más a gusto.

pepe marchena auditorio 16

pepe marchena auditorio 17

pepe marchena auditorio 18

pepe marchena auditorio 19

pepe marchena auditorio 20

pepe marchena auditorio 21

pepe marchena auditorio 22

pepe marchena auditorio 23

pepe marchena auditorio 24

La sanluqueña Laura Vital, consagrada ya en el mundo del flamenco a pesar de su juventud, trajo a Marchena aires marineros de su tierra, donde el Guadalquivir se hace Atlántico. Acompañada por Pedro Barragán, correcto durante toda la noche, cantó por malagueñas, fandangos de Huelva, tangos, bulerías y rosa, una modalidad de cantiña ya en desuso y originaria de Sanlúcar de Barrameda, y que dedicó con especial cariño "al maestro Enrique de Melchor, del que aprendí muchísimo".

Mención aparte merecen la guajira "en memoria de Pepe Marchena, genial cantaor al que adoro desde niña", y los fandangos naturales que hizo sin micrófono, demostrando al mismo tiempo la dulzura y el poderío que atesora. Y con aires marineros despidió su magnífica noche, llena de matices, con un precioso fandango:

Yo quiero tener una hija
que se llame Libertad,
libre como las palomas,
que vuelan en libertad
por la espuma de las olas.

Larga vida deseamos al ahora denominado Auditorio Pepe Marchena, que ya se prepara para acoger el próximo viernes, día 17 de marzo a un gran espectáculo flamenco como homenaje a otro de nuestros grandes, Enrique de Melchor, cuyos organizadores estuvieron presentes ayer en el recinto.

pepe marchena auditorio 25

Síguenos en Facebook  Síguenos en Twitter  Síguenos en Youtube  Síguenos Feed

elfogon

marciense12

pliego perez lateral

superpin5

centro optico marchena 2